.
.

El mundo da el último adiós a Nelson Mandela


Noemi Izquierdo – Madrid 27/12/2013

A los 95 años, tras luchar por la igualdad de derechos en el mundo, especialmente en su país, y ser pionero en la resolución pacífica de conflictos, Madiba, como era conocido en su país, falleció el 5 de diciembre, rodeado de sus seres queridos.  El 10 de diciembre se celebró la ceremonia de despedida del gran líder sudafricano, Nelson Mandela, a la que asistieron más de 70 jefes de estado y de gobierno que quisieron rendirle homenaje.

Nelson Mandela, uno de los grandes protagonistas del siglo XX, falleció el 5 de diciembre de 2013 a los 95 años. A su espalda queda todo lo que ha conseguido y por lo que miles de personas de todo el mundo le quieren dar las gracias. Promover la resolución pacífica de conflictos en un contexto muy delicado o luchar por la igualdad de derechos en su país, Sudáfrica, son algunos de los éxitos que el líder pacifista consiguió. Pasó 27 años de su vida en la cárcel por intentar combatir las políticas de segregación impuestas por el famoso régimen llamado Apartheid.

Aunque aún se siga luchando en muchos lugares del mundo, hoy en día la igualdad racial nos resulta familiar gracias a él. Tampoco podemos olvidar su perfil pacifista en la resolución de conflictos, uno de los motivos por los que fue galardonado en1993 con el Premio Nobel de la Paz, mérito que compartió con el presidente De Klerk, principal interlocutor tras la liberación de Mandela para la negociación del proceso de democratización.

Tras años de duro trabajo, en 1994, se celebraron las primeras elecciones por sufragio universal en Sudáfrica. Mandela ganó estas elecciones y fue presidente de su país de 1994 a 1999, años en los que trabajo sin descanso, entre otras cosas, por la reconciliación nacional.

Despedida al líder

Mandela fue ingresado en junio de 2013 en el Hospital de Pretoria con una grave pulmonía que le hizo permanecer durante tres meses en este centro médico. Tras recibir el alta, se trasladó a su domicilio dónde recibía cuidados especiales por parte de 22 médicos. Los últimos días los pasó rodeado de los suyos y luchando contra la enfermedad. Se fue igual que vivió: luchando. No solo sus familiares y amigos han velado su muerte, por todo el mundo cientos de miles de personas han rezado por él y le han dado las gracias por el legado que deja.

El día 10 de diciembre a las 11 de la mañana comenzó el funeral de Nelson Mandela al que acudieron personas de todo el mundo y más de 70 jefes de estado y de gobierno. El acto mezcló ritos cristianos, honores militares y ritos tradicionales del clan Xhosa abaThembu, al que pertenecía Mandela. Más de 4.500 personas acudieron a la despedida.

El actual presidente de Sudáfrica, Zuma, destacó en el funeral: “Estamos aquí para decir solo una palabra: gracias”. También afirmó que el país despedía al que había sido su padre e hizo un recorrido por su vida, destacando los duros años en los que Mandela fue llamado “terrorista” por los simpatizantes del régimen Apartheid.

En la ceremonia, celebrada en el estadio Soccer City de Soweto, intervinieron el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama; la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff; y el presidente de Cuba, Raúl Castro. Durante el acto, el líder estadounidense y el cubano se saludaron estrechando la mano.

Obama, en su intervención, afirmo que Mandela ha sido y será un “gigante de la justicia” y consideró que en el mundo hay muchos líderes que muestran solidaridad con la lucha que libró el líder sudafricano, “pero que no toleran la disidencia de su propio pueblo”.

Rousseff definía a Madiba como “la personalidad más extraordinaria del siglo XXI” y se mostraba agradecida por “haber inspirado la lucha civil en Brasil y América del Sur”.

España estuvo representada tanto por el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como por el Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón.

Tras la ceremonia, el cuerpo de Madiba fue trasladado a Qunu, una pequeña aldea sudafricana donde el ex presidente descansa en paz. La prohibición de acceso a la ceremonia a los vecinos de Qunu ha dejado un sabor amargo a quienes querían despedirse de su vecino más célebre. El resto de Sudáfrica se ha conformado con seguir los diferentes actos por televisión desde su casa o en espacios habilitados en campos de fútbol y zonas públicas.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 4º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Actualmente en periodo de prácticas en el área web del diario económico Expansión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.