.
.

Estrasburgo castiga a España por la Doctrina Parot


Paula Uriz Tirapu – Madrid 27/12/2013

En julio de 2012, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, condenó a España por aplicar retroactivamente la Doctrina Parot a la etarra Inés del Río y exigieron su inmediata puesta en libertad. El Tribunal de Estrasburgo ratificó la condena a España el 21 de octubre de 2013 y, al día siguiente, la terrorista fue liberada. Esto supuso la anulación de la Doctrina Parot y la consiguiente salida de presos condenados, por ejemplo por terrorismo o delitos sexuales, sobre los que se aplicaba este procedimiento. La resolución ha causado un gran descontento y preocupación en la sociedad española así como mucho dolor en las familias de las víctimas. Un tema controvertido, que pone otra vez a España en el ojo de Europa y a Europa en el ojo de España.

La Doctrina Parot es el nombre con el que se conoce la jurisprudencia que estableció el Tribunal Supremo, a partir de su sentencia de febrero de 2006, en la que se resolvía el recurso presentado por el terrorista de ETA Henri Parot. Según ésta, la reducción de penas por beneficios penitenciarios se aplicaba respecto a cada una de las penas individualmente y no sobre el máximo legal permitido de permanencia en prisión que, según el Código Penal de 1973, es de 30 años. En julio de 2012, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo, sentenció que la Doctrina Parot violaba la Convención Europea de Derechos Humanos, resolviendo el recurso de la etarra Inés del Río.

La sentencia de Estrasburgo

El 21 de octubre de 2013, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ratificó la sentencia y exigió a España la puesta en libertad de Inés del Río, que había sido condenada a 3.000 años de prisión. Al día siguiente, la etarra abandonó la cárcel de Teixeiro, en A Coruña. Desde entonces, varios etarras, violadores y delincuentes han sido liberados. Cabe destacar el caso de Miquel Ricart, el famoso «asesino de Alcàsser» Pedro Luis Gallego, conocido como «el violador del ascensor», el etarra Txikierdi y, el último puesto en libertad, Laureano Ortega, miembro del GRAPO y responsable del asesinato del empresario Claudio San Martín.

Heridas que no sanan

La sentencia de Estrasburgo ha vuelto a abrir las heridas de las familias de las víctimas. El 27 de octubre, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) convocó una manifestación en protesta por la anulación de la Doctrina Parot. Además, el 9 de diciembre, la AVT recurrió la sentencia en la Audiencia Nacional pidiendo la nulidad de las excarcelaciones de diez etarras: Íñigo Acaiturri, José Manuel Fernández Pérez de Nanclares, Ignacio Recarte Ibarra, José Gabriel Zabala Erasun, Josefa Uzkudun, Bautista Barrandalla Iriarte, Javier Martínez Izaguirre, Miren Gotzone López de Luzuriaga Fernández, Ignacio Fernández de Larrinoa e Ignacio Erro Zazu.

Al dolor de las familias de las víctimas y a la indignación de la mayoría de los españoles hay que sumarle el hecho de que las excarcelaciones no han hecho más que comenzar. Estaremos atentos al desarrollo de este caso durante los próximos meses.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 2º de Periodismo y Relaciones Internacionales de la universidad Antonio de Nebrija.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.