.
.

40 segundos para denunciar 6 meses de impagos


Mario Toledo Ros – Madrid 31/01/2014

El Racing de Santander ha llegado, en toda su historia, únicamente a dos semifinales de Copa del Rey, una en 2008 y otra en 2010. El 30 de enero el equipo cántabro podía haber hecho historia volviendo a alcanzar de nuevo esa ronda ante la Real Sociedad. Pero el partido se tuvo que suspender a los 40 segundos. Los jugadores del Racing, abrazados en el círculo central, se plantaron en señal de protesta contra la directiva del equipo. Ya son seis meses sin cobrar, medio año de falsas promesas.

Los jugadores del Racing del Santander dijeron basta. Llevan seis meses sin cobrar y la situación es insostenible. El 30 de enero, el equipo cántabro pudo alcanzar por tercera vez en toda su historia las semifinales de la Copa del Rey si ganaba a la Real Sociedad en el partido de vuelta, tras perder la ida por 3-1. Los jugadores cumplieron con el protocolo habitual. Acudieron al estadio, se vistieron, saltaron al césped pero, con el pitido de Gil Manzano y bajo los gritos de los aficionados de “¡No se juega, no se juega”!, los jugadores se abrazaron en el centro del campo y decidieron no disputar el partido.

Poco más de 40 segundos después, mientras la Real Sociedad tocaba el balón en su campo, el árbitro, tras consultarlo con el capitán del Racing, decidió suspender el partido. Según el reglamento, la Real Sociedad gana 0-3 por abandono del rival y se enfrentará al F.C Barcelona en semifinales. De esta manera, los futbolistas del Racing confirmaban el ultimátum realizado tres días antes en el que afirmaban que no jugarían si el presidente no dimitía.

Tras abandonar los dos equipos el terreno de juego, los aficionados se quedaron y entonaron el ya habitual cántico “¡Fuera chorizos del Sardinero!”. Los futbolistas volvieron a salir al campo, se acercaron a la grada y les agradecieron con aplausos el apoyo que estaban recibiendo en estos últimos meses.

Tras finalizar el partido, Jagoba Arraste, entrenador de la Real Sociedad comentó: “Ha sido una situación incómoda para nosotros, pero más incómoda es para la gente del Racing. Hoy se ha visto que el racinguismo está muy vivo”. El técnico, se mostró respetuoso y comprensivo en todo momento: “A nadie le gusta ser partícipe de algo así y sentimos alegría contenida. No es momento de celebrar“.

Seis meses sin cobrar y tres años de caos

Tras abandonar el sueño de la Copa del Rey, ahora el Racing juega un partido más importante, el que enfrenta a sus empleados y jugadores contra la directiva. Los futbolistas llevan ya seis meses sin cobrar.

A pesar de ellos, todos los componentes del equipos han mostrado una gran profesionalidad. De hecho, además de haber alcanzado los cuartos de final de este torneo, son líderes de su categoría, Segunda B.

Todo comenzó el 29 de enero de 2011 con la llega del magnate indio Ashan Ali Syed que se hizo cargo del equipo y, cuatro meses después, asistió por última vez al palco y desapareció.

Tres años en los que el Racing, un club centenario, se ha visto envuelto en casos de amaños, deudas, pagos injustificados… hasta caer a Segunda B.

Recientemente, el 8 de enero, durante el encuentro de ida de los octavos de final de la Copa del Rey que enfrentaban al Racing y al Almería, aficionados del equipo local asaltaron el palco de El Sardinero con la intención de agredir al presidente del club cántabro, Ángel Lavín. Tal fue el revuelto que una silla metálica golpeó a un vigilante de seguridad en la cabeza. De hecho, esta persona ha interpuesto una denuncia y la Policía Nacional ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido.

Ante esta situación, posiblemente la más delicada en la historia del Racing, y ante el descontento de los aficionados y las peñas, se realizó un referéndum el 19 de enero. 814 fueron los socios que votaron y 809, es decir, un 99,37% de ellos, los que dijeron “sí” a la pregunta “¿cree necesario que el Consejo de Administración dimita?”.

Esto tuvo lugar el mismo día en el que se disputaba el encuentro de liga entre el Racing y el Guijuelo. Durante el partido gran parte de los aficionados del equipo cántabro abandonaron el estadio durante un minuto en señal de protesta hacia el Consejo y contra la política de Francisco Pernía y Juan Anotnio Berdejo en particular.

El 29 de enero, un día antes de la vuelta de la eliminatoria frente a la Real, el diario Público mostraba una entrevista realizada a Francisco Fernández, entrenador del Racing. El míster llegó a afirmar: Ahora mismo, estoy viviendo de mis ahorros, el único sueldo que entra en mi familia es el de mi mujer”. Además, no dudó en increpar contra el Presidente: “Al final, lo único que te queda por pensar es que ese señor (Ángel Lavín) me está mintiendo

El día 27, los jugadores se reunieron en rueda de prensa y anunciaron que si antes del jueves Ángel Lavín no dimitía, no jugarían el partido frente a la Real Sociedad. El 30, el mismo día del partido, Rubiales, presidente de la AFE confirmaba el plante: “Hay unas consecuencias pero los jugadores están fuertes y tenemos que estar junto a ellos”.

Un plante y una posible multa de hasta 12.000 euros

Puede parecer paradójico pero el acto de los jugadores, cuyo único fin es cobrar los seis meses que les deben, les puede salir caro. A pesar del apoyo de la AFE, Rubiales avisó a los jugadores de las posibles penalizaciones.

El artículo 77 del Código Disciplinario de la Federación Española de Fútbol (RFEF) dice que si un equipo no comparece en el partido, este mismo no podrá participar en la siguiente edición del torneo. Además, se le impondrá un multa económica que oscilará entre los 3.006 y 12.021 euros.

En el acta arbitral Gil Manzano refleja que suspendió el partido por “insubordinación, retirada o falta colectiva”.

Ángel Lavín ha afirmado que considera que no disputar el partido es “una traición en toda regla a sus compañeros”. Además, ha dicho que acudirá a la Junta de Accionistas que se celebrará el próximo viernes días 31.

Oumar Diaby, portero del filial, el más afectado 

Mientras los jugadores siguen su batalla, Oumar Diaby, portero del filial del Racing, duerme cada día en una habitación de 10 metros cuadrados. El club le permite pernoctar en La Albericia, las instalaciones del equipo, pero no le facilitan ningunas llaves. Así que, cada noche, Oumar tiene que saltar una valla para acceder al recinto.

El guardameta francés de origen maliense llegó a Santander con la ilusión de debutar con el primer equipo. Además, el club prometió que le pagaría un piso, la comida y 450 euros al mes. No obstante, el presidente dejó de costearle lo que le ofreció y Oumar Diaby tuvo que abandonar su residencia.

Actualmente, el arquero ha afirmado que nadie del club se ha interesado por él y que consigue vivir gracias a la ayuda de su novia y sus amigos.

En definitiva, el Racing de Santander, un club histórico español, se encuentra inmerso en el caos. Está en una situación impropia de un club profesional. Pero, ¿qué podemos esperar de un país en el que el presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar y el presidente de la LFP, Javier Tebas, junto con 33 clubes españoles, han pedido el indulto de José María Del Nido?

El fútbol español se vuelca con un señor que ha robado millones de euros a ciudadanos de a pie pero nadie se preocupa por salvar a un club centenario como es el Racing de Santander.

 

Fuente de la imagen:  http://futbol.as.com/futbol/2014/01/30/copa_del_rey/1391109366_999011.html

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 3º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Fue co-director del cortometraje 'Enarmonía', finalista en el XV Festival de Cortometrajes ADN y Community Manager del Proyecto de Cuentos infantiles CrocoOuch (www.crocoouch.com). Además, fue redactor en la revista 'Nuestra' y en el portal Actualidad Nebrija y locutor en el programa 'ñGamers' de Ágora Radio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.