.
.

El régimen de El-Asad derriba miles de hogares en Siria


Ivan Rosa – Bilbao 31/01/2014

La situación del país es crítica. Los avances son inexistentes y la guerra ya ha dejado más de 38.000 civiles muertos. La ONU señala que la violencia ha dificultado el acceso al agua, alimentos, energía eléctrica y suministros médicos a la población siria, lo que ha obligado a miles de personas a abandonar el país. Además, continúa el debate internacional sobre el abandono de las armas químicas.

La noticia surge tras la publicación por parte de la ONG Human Watch Rights (HRW) de un informe elaborado en 2012 y 2013 que señala casos documentados de destrucciones de viviendas a gran escala efectuadas por explosivos y maquinaria pesada que violan cualquier tipo de ley internacional.

El presunto objetivo de estas acciones ha sido causar daños desproporcionados a la población civil, especialmente en zonas opositoras al régimen que dirige El-Asad, y crear perímetros de seguridad en torno a áreas estratégicas. Human Watch Rights reveló que las fuerzas de Bashar Al Assad derribaron 140 hectáreas, antes de julio de 2013.

Muchos de los edificios destruidos eran bloques de apartamentos con varias alturas, algunos de ocho pisos, afectando así a más de 500 familias de la zona. Según relatan varios testigos y víctimas en el informe, el gobierno sirio les informó con muy poco tiempo de anticipación y, en otros casos, directamente no han sido notificados.

HRW considera que las demoliciones pueden constituir un crimen de guerra y advierte de su posible generalización si el régimen se extiende por más ciudades del territorio.

Naciones Unidas

Lakhdar Brahimi, mediador de Naciones Unidas para Siria, lamentó en la penúltima sesión de las negociaciones de paz de Ginebra II que el régimen aún no haya logrado evacuar a los civiles de la ciudad de Homs, una de las ciudades más devastadas, ni haya permitido que las organizaciones humanitarias entreguen ayuda. 

A pesar de una aparente disposición inicial a negociar, el régimen ha continuado con sus fuertes ataques a zonas rebeldes.  Tras la polémica internacional de ataques con armas químicas en los meses pasados, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos denuncia el empleo de proyectiles de barriles cargados con explosivos, arma prohibida por la legislación internacional por los efectos catastróficos que tiene en poblaciones civiles.

Abandono de las armas químicas

El  próximo miércoles el régimen debería haberse deshecho de la totalidad de las sustancias y compuestos químicos más peligrosos firmado en el acuerdo internacional que evitó  el ataque con misiles de EEUU del pasado Septiembre. El Pentágono anunció que Siria tan sólo ha cumplido con un 5% del montante pactado, lo que supone un segundo incumplimiento de los plazos previstos.

 

Fuente de la imagen: Reuters (http://img.irtve.es/imagenes/quinto-dia-consecutivo-bombardeos-homs-siria/1328734826239.jpg)

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 4º de Administración y Dirección Empresas + Programa en Desarrollo Directivo en la Universidad de Deusto. Ha colaborado en editoriales y webs de economía y marketing.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.