.
.

Los anuncios de la Super Bowl siguen batiendo récords


Iván Rosa  – Bilbao 07/02/2014

La Super Bowl es el evento deportivo y televisivo más importante de Estados Unidos. Las grandes marcas pagan cifras sin precedentes para que los aproximadamente 110 millones de espectadores que tiene el evento anualmente vean sus anuncios en directo. De hecho, este espacio publicitario, junto con las actuaciones de estrellas como Bruno Mars y los Red Hot Chili Peppers, ha conseguido convertirse en un protagonista más de la final de la Liga Nacional de Fútbol. Por ello, las marcas se esmeran en presentar anuncios rompedores, originales y divertidos.

Según datos de la agencia Nielsen, la Super Bowl, es decir, la final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), disputada este domingo en Nueva Jersey, ha registrado la mayor audiencia de la historia en EEUU para un evento televisivo. El partido se saldó con la abrumadora victoria de los Seahawks de Seattle sobre los Broncos de Denver (43-8), a pesar de encontrarse en este último la estrella de la liga, el ofensivo quarterback Peyton Manning, que a su vez es la figura más valiosa del campeonato. Pero el plano deportivo es totalmente anecdótico para el estudio que nos ocupa.

El encuentro reunió frente a los televisores del país a 111,5 millones de espectadores. El récord anterior estaba en posesión de la edición de la Super Bowl del 2012, seguida por 111,3 millones de espectadores, y la del 2010, con 111 millones.

El seguimiento en directo propició el envío de 24,9 millones de «tuits», una cifra que creció frente a la edición anterior. Estos números superan a otros eventos nacionales con repercusión a nivel mundial, como pueden ser los premios Grammy con 15,2 millones de mensajes en esta red social.

Toda esta audiencia sin igual es el argumento del canal FOX para cobrar la friolera de 4 millones de dólares por anuncios de 30 segundos. Una cifra que no es impedimento para que cerca de 35 marcas, algunas con espacios de más de un minuto, hayan invertido cerca de 300 millones de dólares. En su defensa, los publicistas argumentan que menos del 0,5% de la audiencia cambia de canal o deja de mirar a la televisión durante este evento.

Sin  duda, se trata del mayor escaparate del mundo y por ello las empresas reservan sus ideas más creativas para este momento. La cadena FOX contó con más de 50 minutos de espacio publicitario, con un precio por “spot” que dobla las cantidades que se pagan por incluir un anuncio durante la ceremonia de los Óscar.

Sin embargo, otras marcas temen que su producto quede relegado al olvido entre tanta competencia y prefieren distribuir los anuncios exclusivamente a través de Internet, donde pueden conseguir millones de visionados sin el gasto que implica el espacio televisivo.

A pesar de todo, las empresas que apuestan por una estrategia ofensiva, no están exentas de la polémica. En la presente edición, las críticas se han dirigido hacia Coca-Cola, SodaStream y Chrysler.

Aunque discutible, la marca de bebidas ha sido criticada por sectores de la extrema derecha estadounidense por la canción ‘America the beautiful’, homenajeando la diversidad del país con actores de diversos orígenes entonándola, y no hacerlo exclusivamente en inglés, mientras que el anuncio de uno de sus competidores, SodaStream, no vio finalmente la luz por incluir en el papel de Scarlet Johanson las palabras “lo siento Coca Cola, y Pepsi”. Sin embargo, consiguió un efecto viral a través de su visionado por Internet.

Por su parte, también ha sido criticado duramente el cantante Bob Dylan, al que tachan de “vendido” por prestar su imagen para la marca de automóviles en lo que supone otro anuncio de carácter patriótico: “¿Hay algo más estadounidense que los EEUU?”?¡

Lo que de momento sí está claro, es que pocas cosas hay más americanas que un evento como la Super Bowl.

 

Fuente de la imagen: La jugada financiera

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 4º de Administración y Dirección Empresas + Programa en Desarrollo Directivo en la Universidad de Deusto. Ha colaborado en editoriales y webs de economía y marketing.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.