.
.

China y Taiwán celebran una cumbre histórica


Noemí Izquierdo – Madrid 14/02/2014

Esta semana han tenido lugar las conversaciones de más alto nivel entre China y Taiwán desde 1949 en una cumbre histórica. En ella ambos países se han mostrado dispuestos a mejorar las relaciones que durante años han sido tirantes.  

Desde que las tropas comunistas de Mao Zedong se impusieron sobre el ejército nacionalista de Chiang Kai-shek en la guerra civil de 1949, las relaciones entre China y Taiwán han sido muy tensas, hasta que en 1990 se empezaron a suavizar y a retomar el contacto. Pero tras los episodios convulsos que tuvieron lugar a lo largo de la historia, esta semana, ha tenido lugar en China la cumbre histórica entre ambos países en la que las relaciones han avanzado a pasos agigantados. 

La mejora de las relaciones China-Taiwán aceleró en 2008, tras las elecciones taiwanesas que alzaron a Ma Ying-jeou, del Partido Nacionalista, al poder. Los intercambio estudiantiles, culturales, turísticos y económicos crecieron entre ambos países desde esas elecciones. De hecho, Taiwán exporta al país chino un 40% de sus bienes y un 80% de sus inversiones en el extranjero residen en este país vecino.

Las conversaciones tuvieron lugar en Nanjing, China, entre los responsables de las Oficinas de Asuntos exteriores de ambos países; Zhang Zhijun, el representante chino y Wang Yu-chi, el taiwanés. Se prevé que la reunión no tenga efectos en las relaciones entre las llamadas dos chinas a corto plazo, sino que se espera que esta cumbre haga mejorar progresivamente estas relaciones. Por otro lado, asuntos tan importantes como la firma de un tratado de paz o una reunificación de los dos países no se han tratado en esta reunión.

Los intereses de las partes son diversos. China pretende la reunificación de los dos estados, además de mejorar la comunicación y las relaciones, especialmente en el Estrecho de Formosa donde los últimos años residía un clima de inestabilidad. Por el contrario, Taiwán no es partidario de la reunificación y defiende fervientemente la independencia de su país. Sus intereses son meramente económicos, buscando un avance en las condiciones de sus inversiones y empresas.

En la cumbre, las dos Chinas gozaron del mejor momento en sus relaciones bilaterales que estuvo impulsada por el rechazo que a ambos le genera el Partido Demócrata Progresista que lideró Taiwán hasta que el Partido Nacionalista ascendió al poder.

Ambas partes muestran satisfacción tras la cumbre. “El mero hecho de sentarse a hablar es ya verdaderamente valioso, considerando que ambas partes estuvimos cerca de una guerra” declaraba Wang, el representante taiwanés. Zhang, en nombre de China, señalaba por otra parte que “la situación actual es fruto de trabajo de generaciones, debemos apreciarla y trabajar juntos para mantener este impulso favorable”.

 

Fuente de la imagen: dw.de

 

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 4º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Actualmente en periodo de prácticas en el área web del diario económico Expansión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.