.
.

Freno a la libre circulación de ciudadanos en Suiza


Noemí Izquierdo – Madrid 14/02/2014

Los ciudadanos suizos aprueban un referéndum para limitar la entrada de europeos a su mercado laboral y que prevalezcan los ciudadanos suizos frente a los europeos a la hora de optar a un empleo. La decisión conlleva el fin de todos los acuerdos con la Unión Europea.

Carteles de la campaña ‘Contra la inmigración masiva’ en las calles de la capital suiza. (teinteresa.es)

 

La iniciativa popular suiza ‘Contra la inmigración masiva’ encabezada por el partido derechista Partido del Pueblo Suizo, SVP, ha acabado en referéndum. El resultado de la votación de los ciudadanos suizos determina una limitación del número total de inmigrantes que el país acogerá cada año. Los ciudadanos de la Unión Europea que encuentren un trabajo en el país no tendrán garantía jurídica para ejercerlo y las autoridades locales tendrán que autorizar primero la adjudicación del puesto de trabajo al ciudadano extranjero, teniendo en cuenta que tendrán prioridad los ciudadanos de nacionalidad suiza y que se deberá demostrar que ningún ciudadano suizo tiene la cualificación para ejercer el empleo al que el inmigrante aspira.

La consulta fue aprobada de forma muy ajustada. El 50,3% dijo que sí, mientras que el 49,7% optó por el no. Este resultado modifica la Constitución helvética, siendo el propio país el que regulará la inmigración de forma autónoma.

La iniciativa aprobada riñe con los Acuerdos Bilaterales con la Unión Europea que entraron en vigor el 1 de junio de 2002. En estos tratados se acordaban temas como la libre circulación de los ciudadanos comunitarios y suizos, siempre y cuando contaran con un empleo o actividad económica regular, en el país en el que iban a residir.

Antes de dichos acuerdos, Suiza  contaba con unos umbrales y número de inmigrantes anuales. En el texto aprobado, estas cifras no venían especificadas y se espera que una Ley Federal suiza se encargue de estos números que se decidirán, según autoridades suizas, en función de los intereses generales de la economía del país.

Los ciudadanos comunitarios que residen actualmente en Suiza no ven su futuro claro. La Oficina Federal de Inmigración  explicó a El Mundo que, en principio, estas medidas no afectarán a los europeos ya residentes, pero no dejó nada claro. Además, el texto aprobado por mayoría declara que “el derecho de estancia en el país puede ser limitado”, así como la “reunificación familiar” y las “prestaciones sociales”.

La situación en Suiza

Actualmente, Suiza cuenta con 1,8 millones de extranjeros, que suponen un 23,3% de la población, según informa El Mundo. Cada año, la Confederación Helvética suma 80.000  inmigrantes más y todo apunta a que el crecimiento demográfico registrado corresponde únicamente o en su mayoría a la población extranjera.

Pese a ello, Suiza es uno de los países más ricos del planeta con un PIB per cápita de 58.000 euros en 2013. Su tasa de paro alcanzó en Diciembre de 2013 su máximo desde mayo de 2010, un 3,5%. Aun así, esta tasa es inferior a la europea que se encuentra en el 12%.

El ejecutivo suizo afirmó públicamente estar en contra de la iniciativa, ya que los ciudadanos extranjeros son necesarios en muchos sectores de la economía suiza. Además, alertaban que de ser aprobada la propuesta, la Unión Europea podría tomar represalias, denegando el acceso al Mercado Único Europeo a empresas y particulares suizos o a los programas comunitarios de inversión, así como la disponibilidad de algunos fondos.

La respuesta de Bruselas

La Unión Europea ha respondido al desafío suizo advirtiendo que limitando la entrada de inmigrantes europeos su economía se verá dañada. La portavoz de la Comisión Europea, Pia Ahrenkilde, declaraba que “la libre circulación de personas es sagrada y no podemos aceptar restricciones a los movimientos sin que tengan impacto en el resto de acuerdos que hemos firmado”.

Las instituciones europeas están impactadas por la actuación suiza y se encuentran expectantes ante el rumbo que pueda tomar dicho país. Una fuente comunitaria declaraba a El Mundo que “a corto plazo no va a ver grandes consecuencias inmediatas. Hay que saber cómo va a actuar Suiza y después dar una respuesta adecuada”.

Croacia iba a firmar un acuerdo de libre circulación de ciudadanos que se ha cancelado por el referéndum. Además, Bruselas señala que la restricción impuesta es incompatible con el estatus de socio privilegiado del que goza Suiza.

 

Fuente de la imagen principal: huffingtnpost.es

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.