.
.

La ultraderecha avanza de nuevo en Europa


Sergio Rupérez – Zaragoza 14/02/2014

Según un sondeo del instituto francés de audiencia TNS Sofres realizado a 1021 personas entre finales de enero y principios de febrero, publicado en diversos medios como el diario Le Monde,  la emisora France Info y el canal televisivo Canal Plus, un 34% de los franceses se sienten identificados con la ideología de la líder del partido ultraderechista francés Frente Nacional, Marine Le Pen.

Pese a los datos favorables a Le Pen, la encuesta remarca también que un 59% estarían en desacuerdo con varias de las grandes medidas propuestas por dicho partido como son el rechazo abierto a la inmigración, la demanda de una justicia más dura y la exaltación de los valores tradiciones, entre otras. En el estudio se hace hincapié también en que alrededor del 58% de los ciudadanos consultados tendría una opinión positiva respecto a Le Pen ya que, según ellos, “entiende los problemas diarios de los franceses”, según ha recalcado Édouard Lecerf, director general del instituto.

Si bien los datos reflejan un mayor acercamiento de los franceses a la formación ultraderechista, Marine Le Pen sigue sin convencer a los franceses en puntos importantes de su programa como son la salida del euro y la aplicación de la denominada “preferencia nacional” con respecto a cuestiones como el empleo. Según el estudio, un 64% de los ciudadanos preguntados estarían en contra de abandonar la moneda única frente a un 29% que si apostaría por salir de la eurozona. Respecto a la “preferencia nacional”, un 72% sería contrario a la propuesta de Le Pen frente a un 24% que la avalaría.

En relación al lugar donde colocan los encuestados a la formación y a Le Pen dentro del espectro político destaca que un 46% considera que la líder del Frente Nacional es “por encima de todo la representante de una derecha patriota vinculada a los valores tradicionales” mientras que un 43% la asocia directamente con “una extrema derecha nacionalista y xenófoba”. Un 54% de los encuestados enmarcan la formación como “partido protesta” y el 35%  ve al partido capacitado para gobernar.

Reacciones a la encuesta

El porcentaje de franceses interesados por la formación y sus ideales no ha parado de crecer en los últimos años, un dato que inquieta al ministro de trabajo socialista Michel Sapin que, en los micrófonos de France Info, reconoció su preocupación, en especial, por el “por qué” de los resultados y culpó al presidente de los conservadores franceses (UMP), Jean-François Copé, por, según él, retomar medidas del Frente Nacional: “mantiene el mismo lenguaje y valida su discurso” aseveró.

Brotes racistas en Francia

El populismo de tintes xenófobos no se reduce a grupos con ideologías más radicales, tanto dentro como fuera del sistema, sino que también se extiende a otras capas de la sociedad, fuera del ámbito directamente político. Hace apenas un mes fueron canceladas en diversas ciudades francesas como Nantes, Tours y Burdeos las actuaciones del cómico Dieudonné por orden expresa del Ministerio de Interior, encabezado por el socialista hispano-francés, nacido en Barcelona y con ambas nacionalidades, Manuel Valls. El humorista, condenado hasta una docena de veces por incitar el odio racial, realiza en sus actuaciones un famoso gesto, conocido como La quenelle, que imita al saludo nazi pero a la inversa. La prohibición de las actuaciones ha traído consigo numerosas reacciones en Francia siendo algunos sectores muy críticos con la medida. Entre los detractores de la decisión de Valls se encuentran grupos en defensa de los Derechos Humanos, como la Liga por los DDHH, grupos de la izquierda radical y también el director del diario digital Mediapart que calificó la medida de: “una trampa a los demócratas”. El presidente Hollande, por otro lado, ha defendido a su ministro y ha pedido a los gobernadores de las distintas regiones que “estén vigilantes” para impedir nuevas actuaciones.

Incremento del populismo y la xenofobia en Europa

El sondeo coincide con un avance importante de los populismos en Europa con diversos ejemplos entre los que destaca, entre otros y por su cercanía en el tiempo, el caso de Suiza. El país helvético limitará la entrada de ciudadanos europeos al mercado laboral tras la aprobación con ajustada mayoría, y vía referendo, de una medida que pretende poner coto a la libre circulación de personas que caracteriza a la Unión Europea, según los acuerdos de Schenguen, acuerdos que, en opinión de Bruselas, serán revisados por considerar que la decisión fractura las relaciones entre la UE y Berna.

El suizo no es el único ejemplo de que los populismos están comenzando a resurgir en la vieja Europa, existen otros ejemplos importantes en países como Grecia, Reino Unido, Holanda, Italia o pequeños partidos de ideología xenófoba que gobiernan en distintos municipios españoles. En Grecia destaca Amanecer Dorado, partido neonazi que promulga el odio hacia el inmigrante, al que culpa de la degradación del país, pero que también difunde valores de corte machista, homófobo y autoritario, acompañados de todo tipo de agresiones, amparados por la “justificada defensa” de la llamada “raza helénica” que, según sus idearios, han de defender.

El griego es uno de los ejemplos más radicales del populismo instalado de nuevo en Europa pero existen otros ejemplos no tan extremos pero que siguen la misma línea xenófoba. El británico UKIP, partido por la independencia del Reino Unido, promulga la salida inmediata del Reino Unido de la Unión Europea y la imposición de trabas a los inmigrantes. En Holanda, por otro lado, ha comenzado a tener relevancia el PVV, partido de la libertad holandés, cuyo líder, el carismático Geer Wilders, ha conseguido encandilar a un sector de los holandeses e incluso atraer la atención de la francesa Marine Le Pen para formar una alianza cuyo objetivo es acabar con el, como ellos califican, “monstruo de Bruselas”. El populismo holandés se caracteriza por el odio hacia las creencias musulmanas y, entre las medidas que propone, se encuentran la prohibición del Corán, libro sagrado del Islam, y el cierre de escuelas musulmanas, unidas estas por supuesto a un euroescepticismo acusado.

ultraderecha 1

Fuente: Diario ABC (Datos de 2012)

El caso italiano es uno de los que más ha dado que hablar y que más ha removido el panorama mediático. El Movimiento 5 estrellas ha sido de los últimos partidos de corte populista que han surgido en el país mediterráneo siendo Beppe Grillo, cómico y actor italiano, su impulsor. Amparado en la libertad y en ideas revolucionarias y de corte progresista como la democracia directa, su formación ha desembocado, según algunos,  en euroescepticismo y en una visión crítica con la inmigración.  Pero en Italia existen otros partidos consolidados que están difundiendo de forma abierta el ideario xenófobo como la Liga Norte, que criminaliza a los inmigrantes indocumentados, defiende el secesionismo y que ha llegado a calificar a la ministra de integración, la italo-congoleña Cécile Kyenge, de “orangután”, insultos gravísimos que han ido seguidos de otras críticas feroces y continuas contra su persona.

Partidos populistas en España y derivas xenófobas

En el caso de España no existen formaciones de carácter xenófobo con representación parlamentaria nacional ya que la ley electoral española es muy rígida y no permite a estos grupos ascender pero además la sociedad no ha proporcionado, al menos por el momento, un apoyo firme a este tipo de formaciones. En el caso de nuestro país lo que sí han surgido son pequeños partidos a nivel regional o local que han conseguido arrancar votos con su discurso xenófobo. Buenos ejemplos serían la catalana Plataforma per Catalunya (PxC), liderada por Josep Anglada, político que fue llevado a juicio en 2011 por repartir panfletos que, supuestamente incitaban a la xenofobia, aunque fue absuelto meses después, que propugna mensajes principalmente contra la inmigración musulmana. Otro de los grupos surgidos al calor de populismo y también con una abierta carga racista es España 2000 que consiguió varios concejales en localidades como Onda (Castellón) y Alcalá de Henares (Madrid) entre otras.

Además de las formaciones antes puntualizadas, existe también una deriva, caracterizada por ciertas reticencias a la atención a inmigrantes y denunciada por diversas organizaciones, en el actual gobierno popular del presidente Mariano Rajoy. La reforma sanitaria, aprobada por el gobierno, ha dejado sin asistencia a los inmigrantes sin papeles como ha denunciado el Consejo de Europa. El pasado año falleció un inmigrante en Mallorca, según denunció la coalición de izquierdas MÉS per Mallorca por “denegación de auxilio”, ilustrando una situación que ha indignado a distintas organizaciones y colectivos los cuales han cifrado en 800.000 los inmigrantes que se han quedado sin tarjeta sanitaria. Desde el gobierno, por otro lado, la ministra de sanidad Ana Mato ha asegurado que la cobertura sanitaria a los inmigrantes es “de las mejores de Europa”. y que “no se limita el derecho a recibir asistencia sanitaria”.

El comportamiento ejercido por el gobierno en materia de inmigración, ya no solo en relación a la sanidad, también ha traído consigo una amplia polémica por actuaciones como la colocación de concertinas, alambre de cuchillas, en las vallas de Ceuta y Melilla para intentar controlar la inmigración y también por los disparos de material antidisturbios el pasado jueves 6 de febrero contra inmigrantes que intentaban pasar la frontera de Ceuta, como el propio ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, reconoció, resultando 11 de ellos fallecidos por causas que aún no se han esclarecido.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Blogger Redactor en Madeinzaragoza, OcioUrbanoZaragoza y ScennicMagazine. También en TempusFugitNews. Periodista en construcción...