.
.

“No estudies Periodismo”



Arturo Gómez Quijano – Madrid 14/02/2014

Arturo Gómez Quijano es Profesor Asociado de la Universidad Complutense de Madrid. Además, es Doctor en Periodismo, licenciado en Ciencias de la Información y autor del libro “Comunicación para ejecutivos”.

En sus 30 años de experiencia en el sector de la comunicación, Arturo Gómez ha fundado la consultora zonawebste! y a formado ha alumnos de grado y postgrdo en: UCM, IE BUSINESS SCHOOL, ESIC-ICEMD, CECO, ESERP, CEU y UFV-CETYS. Pero no ha impartido formación únicamente en España, sino que también ha pasado por Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Honduras, México y Polonia.

Como profesor universitario, una de mis tareas más importantes es la de ayudar a mis alumnos. Al menos, a mí me lo parece. Alguien me podría decir que no me pagan por ello, pero la verdad es que sí. Sí que me pagan por ello: mi trabajo es ayudar a mis alumnos.

Además de alumnos, uno tiene amigos y estos, en ocasiones, tienen hijos. Cuando se hacen mayores y están a punto de entrar en la universidad, alguno de mis amigos me suele llamar angustiado: “¡Mi hija quiere estudiar Periodismo!”. ¡Qué horror!, le digo. Y ¿cómo ha sido eso, si ninguno de los dos sois periodistas? Veo que es un caso grave y con pocas posibilidades, pero aún así, dile que venga a verme inmediatamente.

Cuando por fin nos vemos le digo que ni se le ocurra estudiar Periodismo. Que estudie Farmacia, Medicina, Derecho, Económicas, Químicas, alguna ingeniería… algo serio. Que si luego, al terminar esa carrera no se le quita de la cabeza el periodismo, que haga un máster con prácticas en algún medio. Si todavía persiste, entonces ya no hay nada que hacer. Hay que abandonar. ¡Que se dedique al periodismo! Lo cierto es que, hasta ahora, ninguno de los hijos de mis amigos con los que he tenido esa conversación, me ha hecho mucho caso.

En otras ocasiones, cuando doy clase a los alumnos de primero de Periodismo, el primer minuto del primer día de clase, les digo que dejen inmediatamente la universidad. Que no pierdan el tiempo: la facultad no les va a enseñar a ser periodistas. Que el periodismo se aprende en una redacción, en la calle. Que sólo hay 22.000 puestos de periodistas –ocupados- para 75.000 licenciados en Periodismo y otros 19.000 en camino estudiando en las facultades. Que acaban de despedir a 8.000… Que, si insisten, no hace falta licenciarse, pues muchos periodistas no tienen el título, o no han estudiado esta carrera. Pero tampoco me hacen mucho caso. Al día siguiente vuelven. Conocen la realidad que les espera y, aún así, quieren estudiar para ser periodistas.

Muchos de mis amigos y colegas son periodistas. Tienen jornadas de trabajo con horarios infames, que a veces han roto sus vidas, o que no les permiten mantener una vida alineada con el resto de los mortales. Trabajan todos los días del año, porque hasta cuando están de vacaciones te hablan de periodismo. Siempre están de guardia, con el rabillo del ojo atento por si surge una noticia que les “obligue” a dejar las toallas en la playa, y marcharse a cubrir algún acontecimiento histórico. A veces les sugieres que deberían dejar el periodismo y dedicarse a algún trabajo más “normal”. Nunca me han hecho caso. Me escuchan con una sonrisa, que me anticipa su respuesta. No quieren hacer otra cosa. Se morirían si les metieses en una oficina, y tuviesen que estar allí encerrados de nueve a cinco.

La verdad es que no tengo mucho futuro como consejero o asesor. Al menos de aquellos que quieren ser periodistas. Y es que, después de tratar a miles de personas que quieren ser, que estudian para, o que son periodistas, me he dado cuenta de que el periodismo no es una carrera. No es un trabajo. No es un oficio. No es una profesión.  El periodismo es una forma de vida. Y no lo digo yo, que no lo soy. Lo dicen todos los grandes periodistas que he conocido y a los que he leído. El último, el director de un gran diario el día que le despidieron después de veinticinco años dirigiendo el periódico. Ni siquiera esto le hizo cambiar de opinión.

“El periodismo es una forma de vida que adquiere valor en sí misma, la forma de vida más digna y emocionante a la que cabe dedicar el tiempo de cada uno sobre esta tierra.”

(Pedro J. Ramírez en su despedida como director del diario El Mundo, 2 de febrero de 2014).

Recuérdalo. Si no quieres que te pase algo parecido, no estudies Periodismo.

Arturo Gómez Quijano, profesor de la Universidad Complutense.



Resumen del artículo para quienes no capten la ironía:

1. El periodismo es un oficio que se aprende trabajando. La universidad no lo puede enseñar.

2. La carrera de Periodismo necesita complementarse con algo más: un trabajo, otra carrera en un área de especialización, una estancia en el extranjero, un proyecto emprendedor, etc.

3. Es una misión, por lo que hay que tener una gran vocación para dedicarse al periodismo. Exige grandes renuncias personales, pues es una forma de vida.

 

Fuente de la imagen: periodistadigital.com




One thought on ““No estudies Periodismo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.