.
.

Wert, protagonista en unos Goya con cada vez menos espectadores


Mario Toledo Ros – Madrid 14/02/2014

2.000 personas se reunieron en el Centro de Congresos Príncipe Felipe, en el Auditorium de Madrid, para presenciar la 28ª edición de los Premios Goya, el evento más importante del cine español. La gala, en la que “Vivir es fácil con los ojos cerrados” de David Trueba resultó la triunfadora de la noche, fue vista por 350.000 espectadores menos que la edición anterior y llegó a niveles de audiencia del año 2009. La ausencia del Ministro Wert y las numerosas reivindicaciones marcaron la tónica de la gala.

Un a veces poco reconocible Manel Fuentes fue el maestro de ceremonias en la 28ª edición de los Premios Goya. El también presentador de “Tu cara me suena” no pareció tener su mejor noche. Su actuación pareció algo artificial, guionizada y sus bromas apenas arrancaron algunas risas del público. Una actuación que, viendo las reacciones de los presentes, salvaron los “chanantes” y los vídeos realizados con el presentador y cocinero Alberto Chicote.

Los Premios Goya lideraron el share en una noche complicada en la que se juntaron “El peliculón” de Antena 3” y “Salvados”, de Jordi Évole. La ceremonia contó con 3.567.000 millones de espectadores (19,8% de share), 350.000 menos que la edición pasada y su audiencia más baja desde 2009, cuando consiguieron una cuota del 20,8% y una media de 3.370.000 espectadores.

“Salvados”, por su parte, perdió 1.5 millones de espectadores y Antena 3 con “El peliculón” llegó a los 3.909.000 (19,7% de share).

Manel Fuentes no se ha mostrado muy preocupado ante estas cifras. De hecho, el 10 de febrero, en una charla del programa “Hoy por hoy” de Cadena Ser, el cómico catalán afirmó: “Hemos ganado la noche, es un buen dato teniendo en cuenta la situación de TVE”.

Observando los números desde 2008 se aprecia cómo desde 2010, donde se consiguió el máximo histórico, los espectadores no han dejado de caer.

 2008: 18.1% y 2.775.000 José Corbacho

2009: 20,8% y 3.370.000 Carmen Machi

2010: 26,4% y 4.656.000 Buenafuente (máximo histórico)

2011: 25,4% y 4.340.000 Buenafuente

2012: 23,3% y 4.156.000 Eva Hache

2013: 22,2% y 3.917.000 Eva Hache

2014: 19,8% y 3.567.000 Manel Fuentes

Menos espectadores pero gran impacto en redes

Una de cal y otra de arena. Eso deberán pensar algunos ya que a pesar de la caída de espectadores, donde más se vivió la gran fiesta del cine español fue en las redes sociales.

Según datos de Globalinmedia, la gala de los Goya tuvo un enorme impacto social. 516.095 comentarios de 179.782 usuarios sociales, superando así los 347.786 comentarios obtenidos en la edición anterior. Es decir, un incremento de 48%.

Los momentos más comentados de la ceremonia fueron la entrega del premio como mejor actor a Javier Cámara y el de mejor actriz de reparto para Terele Pávez. Pero, a las 23:15, durante el número musical, 4.926 mensajes inundaron Twitter y se convirtió en el minuto más comentado de la noche.

 

Estadística Goya

Momentos más comentados de los Goya. Fuente: http://www.puromarketing.com/

 

Día de “brujas”…

La gran familia española” se postulaba como la favorita de la noche. Pero, finalmente, en unos premios en los que las películas de humor tuvieron gran relevancia, “Vivir es fácil con los ojos cerrados” de David Trueba, se llevó el galardón de mejor película. Además, la cinta de Trueba se llevó los galardones de mejor guión, mejor dirección, mejor actriz revelación y mejor actor.

Precisamente, este último premio fue uno de los momentos de la gala cuando. Después de seis nominaciones, Javier Cámara por fin consiguió su ansiado Goya afirmando: “Me parece un honor increíble tener este premio. Un gran sueño. Quiero compartirlo para toda la gente que tiene ahora mismo una sonrisa. Gracias, David (Trueba), por este personaje tan maravilloso”

La herida”, por su parte, obtuvo dos premios. Por un lado, Marian Álvarez fue galardonada como mejor actriz tras haberse llevado anteriormente la Concha de Plata en San Sebastián. Por otro lado, Fernando Franco fue elegido director revelación.

La gran familia española” de Sánchez Arévalo, que aspiraba a once estatuillas, tan sólo pudo hacerse con dos. Mejor actor de reparto para Roberto Álamo y premio a mejor música original.

Caníbal”, por su parte, se llevó un “cabezón” mejor fotografía. La misma suerte tuvo Javier Pereira quien obtuvo el galardón a mejor actor revelación por su papel en la película “Stockholm”.

“Las brujas de Zugarramurdi” de Alex de La Iglesia, obtuvo ocho estatuillas de diez candidaturas, convirtiéndose así en la película más galardonada. Entre ellas, premio a mejor montaje para Pablo Blanco, mejor dirección artística para Arturo García y José Luis Arrizabalga, mejor diseño de vestuario para Francisco Delgado,  mejor maquillaje para María Dolores Gómez, mejor sonido para Charly Schmukler y Nicolás de Poulpiquet, mejor dirección de producción para Carlos Bernases, mejores efectos especiales para Juan Ramón Molina y Ferrán Piquer y, finalmente, mejor actriz de reparto para Terele Pávez.

La veterana actriz protagonizó uno de los momentos más emotivos de la gala al recoger su premio. Terele Pávez, de 74 años, no pudo contener las lágrimas y le dedicó el premio a su hijo diciendo: “Todo esto es por una sonrisa tuya”

Pero esto no fue todo. No hay que olvidar que el cine español va más allá de los largometrajes. “Futbolín”, de Juan José Campanella, se llevó el premio a mejor película de animación. “Cuerdas”, de Pedro Solís García, fue el mejor cortometraje de animación. “Las maestras de la República”, de Pilar Pérez Solano, fue galardonado con la estatuilla a mejor película documental. Finalmente, “Minerita”, de Raúl de la Fuente”, fue el mejor cortometraje documental y, “Abstenerse agencias”, de Gaizka Urresti, obtuvo el galardón de mejor cortometraje de ficción.

En las tres horas de gala también hubo hueco para un homenaje al cineasta Jaime de Armiñán. A punto de cumplir 87 años, recibió el Goya de Honor.

… y de reivindicaciones

Las críticas y reivindicaciones en esta edición de los Goya era algo casi inevitable. De hecho, no había dado comienzo la gala y ya había en la entrada, recibiendo a los actores, trabajadores de Coca-Cola protestando por los ERE, varios figurantes quejándose por sus condiciones de trabajo y activistas de la plataforma “Stop desahucios”.

Una vez comenzada la ceremonia, durante la entrega de premios, las actrices galardonadas Marian Álvarez y Natalia de Molina aprovecharon para mostrarse en contra de la ley del aborto de Gallardón.

“Quiero dedicarlo a todas las mujeres que pelean por nuestros derechos. No van a permitir que nada ni nadie decida por nosotras”, señaló la actriz de “La Herida”.

Por su parte, Natalia de Molina, de 21 años, elegida mejor actriz revelación, afirmó: “Yo no quiero que nadie decida por mi”.

El punto cómico, pero no menos crítico, lo puso Joaquín Reyes con su “momento Femen” en el que apareció al grito de “El IVA es sagrado”.

Wert, de ausente a omnipresente

“Mejor que no venga, así se centrará toda la atención en nosotros y no en ellos”, afirmó Javier Cámara antes de la gala. Una palabras que, precisamente, se transformaron en todo lo contrario.

El Ministro Wert no se sentó en su butaca por “problemas de agenda”. Pero todos se acordaron de él. ¿Quién iba a decir que un ausente en una gala de 2.000 personas podía estar tan presente?

Nadie quiso perder la oportunidad de dejarle un recado al Ministro de cultura. Manel Fuentes inauguró el carrusel de comentarios diciendo: “Estamos en una gala histórica, la primera gala de los Goya sin un ministro de Cultura

Javier Bardem le tachó de “Ministro de anticultura”. María Barroso, Goya al mejor guión adaptado, fue clara: “Sería bueno que se fuera o que dimitiera este ministro”. Nathalie Poza, por su parte, afirmó antes de la gala: “Es un desprecio a la profesión”.

En definitiva, los Goya se han transformado en algo más que una simple ceremonia de entrega de premios. El diario ABC titulaba: “Unos Goya politizados”.

¿Son los Premios Goya una herramienta para la política? ¿Debería mantenerse la política al margen de una gala como la de los Goya?

Lo cierto es que hoy por hoy, España tiene el IVA cultural más alto de Europa. El Ministro Wert ha dado la espalda al cine español y sigue haciendo méritos para poner en su contra a todo el sector de la cultura. Se estén politizando o no los premios más importantes de nuestro país, la cultura es un pilar básico de la sociedad y aquellos que la divulgan están en su total derecho de luchar por ella.

 

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 3º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Fue co-director del cortometraje 'Enarmonía', finalista en el XV Festival de Cortometrajes ADN y Community Manager del Proyecto de Cuentos infantiles CrocoOuch (www.crocoouch.com). Además, fue redactor en la revista 'Nuestra' y en el portal Actualidad Nebrija y locutor en el programa 'ñGamers' de Ágora Radio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.