.
.

Coca-Cola se vuelve triste


Iván Rosa – Bilbao 28/02/2014

El cierre de 4 de sus 11 embotelladoras se debe a un reajuste en su proceso en el que la periferia pretende abastecer a las plantas de la zona central tras la fusión del grupo, que pretende reducir su sobreproducción a pesar de no tener pérdidas. Las reuniones con los trabajadores afectados continúan para intentar paliar los efectos negativos que esta noticia está teniendo sobre la marca, con boicots populares y reacciones institucionales. 

Aunque la embotelladora sea una persona jurídica diferente, el daño a la multinacional en nuestro país es enorme al ser tenedores de la conocida marca. Esto se apoya en los planes diferentes entre Comunidades, el despido de un elevado número de trabajadores y la paz corporativa y rentabilidad existente en las embotelladoras que ahora cierran. Máxime, si hablamos de Coca Cola, una de las marcas más potentes a nivel mundial, y relacionada con “la felicidad” y la alegría de vivir. Esto ha generado un mayor rechazo en la sociedad, amparado también por el efecto de las redes sociales.

Los cierres se producen por una búsqueda maximizadora de beneficios en Coca Cola Iberian Partners, tras los ajustes del mercado en esta crisis. El low cost genera un fenómeno boomerang cuando todos consumen barato, al reducirse salarios y empleos. Esto ocurre por el consumo hundido de sus formatos más rentables y con mayor margen (botellas de vidrio y latas), creciendo únicamente los formatos más baratos (botellas de plástico de gran tamaño) que la empresa lanzó para competir en el consumo de los hogares con los operadores de menor precio.

Reacciones en Asturias y Madrid

El Gobierno asturiano anunció que va a rechazar el patrocinio que la multinacional mantenía para los eventos deportivos en Asturias hasta que la empresa rectifique su decisión de cerrar la embotelladora de Colloto.

Por su parte, el líder de los socialistas madrileños Tomás Gómez, se sumó a la marea de quejas hacia la compañía de bebidas, apelando a la unidad de España y acusando a la marca de trasladar su producción de Fuenlabrada a Cataluña por razones políticas.

Boicots populares y pasividad de Pepsi, por ahora

Los sindicatos auparon una campaña de boicot en la Comunidad de Madrid, donde se ha producido una caída en las ventas tras las acciones de “No bebas Coca-Cola”. A este movimiento, se ha comenzado a sumar una ola de apoyo entre hosteleros a nivel nacional, mostrando su solidaridad con los empleados de la compañía. Por el momento, la competidora Pepsi ha decidido no aprovecharse de esta delicada situación, no facilitando los últimos datos de ventas para no hacer sangre. Un raro contraste en un mercado donde hasta ahora se cruzaban campañas publicitarias muy agresivas.

 

Fuente de la imagen: abc.es

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 4º de Administración y Dirección Empresas + Programa en Desarrollo Directivo en la Universidad de Deusto. Ha colaborado en editoriales y webs de economía y marketing.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.