.
.

Intenso debate sobre el Estado de la Nación


Mikel Marlasca  – Madrid 28/02/2014

Esta semana ha tenido lugar en el Congreso de los Diputados el Debate sobre el Estado de la Nación, donde el gobierno del Partido Popular ha tenido que rendir cuentas ante los representantes de la ciudadanía.

Ya llegó uno de los eventos políticos más importantes del año, el Debate sobre el Estado de la Nación. Pese a no estar recogido en nuestra Constitución, lleva celebrándose desde 1983 bajo el gobierno de Felipe González, y se ha mantenido hasta hoy como una práctica parlamentaria más.

Este debate ha servido, a su vez, para dar el pistoletazo de salida para las próximas elecciones europeas del 25 de mayo. Se ha podido ver una mejora y un mayor esfuerzo en la retórica del gobierno y de la oposición, con grandes anuncios de por medio, cómo la promesa de la bajada de impuestos.

La primera intervención fue para Mariano Rajoy. En toda su intervención, Rajoy no paró de repetir palabras clave para que calará su mensaje, estas palabras fueron: “España”, que fue mencionada 57 veces, “Reformas” y “Empleo” con 44 y 41 respectivamente.

Respecto a la Reforma Fiscal que esta preparando el gobierno, Rajoy anunció que se cambiaría el IRPF, estando exentos de su pago los trabajadores que cobren menos de 12.000 euros al año. Del mismo modo, anunció más deducciones fiscales para las familias.

En lo que concierne al empleo, Rajoy anunció que la contratación indefinida de nuevos trabajadores tendrá una tarifa plana de cotización a la Seguridad Social de 100 euros, así como una reforma de la Formación Profesional.

En el aspecto de la financiación, se anunció una nueva ley concursal, y paquetes de leyes para fomentar la financiación de las pequeñas y medianas empresas.

Respecto a Cataluña, el presidente reiteró el estado de derecho español, donde no hay cabida para la realización de referéndums como el planteado por el parlamento catalán, y añadió, que aunque quisiera, no podría realizarlo por que eso está por encima de él, está en la Constitución.

Rajoy realizó un análisis macroeconómico de la situación de España, algo que chocó de lleno con la llevada a cabo por el líder de la oposición,  Alfredo Pérez Rubalcaba, que tuvo un discurso mucho más directo y que se acercó más a las preocupaciones de los ciudadanos, según los datos que realizó Metroscopia para el diario El País.

Rubalcaba abrió con una frase con la que titulaban la gran mayoría de los diarios: “¿En que país vive usted?” aludiendo a Mariano Rajoy. Desde ese mismo principio, arremetió de una forma severa contra la gestión del actual ejecutivo, con apenas tres hojas en el atril, en comparación con las innumerables que subió consigo Rajoy.

Rubalcaba se mostró dispuesto a dialogar sobre la reforma fiscal pero pidió a Rajoy que esclareciese cuanta gente se iba a beneficiar. También le discutió su reforma de impuestos, la cual tachó de ideológica al no haber aumentado los impuestos sobre las altas rentas pero sí a los “más necesitados”.

Respecto al empleo, Rubalcaba atacó duramente lo dicho por Rajoy anteriormente incidió en el fracaso de la reforma laboral, que solo había conseguido precarizar el empleo, algo que perjudica gravemente a los jóvenes españoles.

El aborto tuvo un papel relevante, Rubalcaba denunció la intromisión de la moral cristiana en una decisión propia de las mujeres. Y replicó a Rajoy querer volver a una ley de hace más de 25 años.

La ley de seguridad ciudadana y la inmigración también fueron un momento candente en el debate. El líder de la oposición achacó al gobierno tener problemas con la libertad de expresión, llegando a preguntar a la bancada popular y al ministro de Interior : ¿Por qué hacen ustedes esto que camina claramente contra la libertad de expresión y de manifestación?

También criticó la falta de mención en el discurso de Rajoy a la reciente actuación de la Guardia Civil en la valla de Ceuta y los muertos derivados de dicha actuación, a los que se dedicó un minuto de silencio antes de comenzar el debate.

El líder de la oposición volvió a resaltar cómo el Partido Popular había llegado a la Moncloa gracias a la financiación ilegal de ese partido, así como los diversos sobres con dinero negro que se habían movido por Génova 13.

Para finalizar su intervención, Rubalcaba tendió una mano a Rajoy sobre el tema de Cataluña, así como la propuesta de la reforma federal de la Constitución para dar cabida a una nueva realidad en España.

Al PP y PSOE les siguieron las intervenciones de CiU, Izquierda Unida, UPyD y el resto de fuerzas políticas con representación parlamentaria. Aunque más tensa si cabe que la intervención con el líder de la oposición, resultó triste el hecho de que la totalidad del Debate sobre el Estado de la Nación fuera: un partido, una realidad diferente, en el que, a diferencia de los debates reales, nadie se puso de acuerdo.

 

Fuente de la imagen: Huffington Post

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 2º de Derecho y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. También es miembro y colaborador del Club de Debate Nebrija, ha ganado el premio al mejor orador en la VII Liga de Debate San Francisco Javier (UNIJES) en la Universidad Pontificia de Comillas. Fue finalista del II Torneo de Debate Nebrija y Juez de Competencia de Discursos en la tercera edición del Campeonato Mundial de Debate en Español (CMUDE). Fue director de Fotografía del cortometraje 'Enarmonía', Finalista del XV festival de Cortometrajes ADN.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.