.
.

Estudiar comunicación para matar marcianos


Alberto Toledo Ros – Londres 07/03/2014

Alberto Toledo es Game Designer y ha trabajado en juegos para consola, smartphones y tablets, como Bugsted o The Mystery Team (Vodka Capital, Tonika Games). En el pasado también se ha dedicado al testing (FX Interactive, Enigma Software, Pyro Studios), la publicidad (Publicis) y a la investigación de audiencias (Antena 3).

Como antiguo estudiante de Comunicación Audiovisual y Publicidad sigo recordando de forma muy nítida, a día de hoy, la desesperanza y la incertidumbre que se apoderó de mí durante los últimos meses de vida universitaria ante la necesidad de buscar y encontrar un trabajo relacionado con mi campo. Hace ya varios años de eso y lamentablemente puedo comprobar que el panorama sigue siendo el mismo. Por este motivo, y visto que los promotores y muchos lectores de Tempus Fugit estudian carreras afines, me he animado a hablar de una salida profesional que sorprendentemente suele pasar desapercibida entre alumnos y profesores de la rama de Comunicación, esperando que le sea de ayuda a más de uno. Me refiero a la industria del videojuego.

No deja de ser curioso que en estas carreras se ignore o, como mucho, se haga una breve mención a un medio con tanto potencial (de contenido y de negocio) narrativo, publicitario, comunicativo e incluso periodístico como es el videojuego. Sin embargo, aunque uno reciba una formación nula en ocio electrónico, las oportunidades laborales siguen existiendo y además invitan al optimismo. En cualquier caso, los programas de las mencionadas carreras ofrecen contenidos que serán un buen complemento para el profesional del videojuego.

Ahora bien, ¿qué área concreta del sector tiene cabida un licenciado de Comunicación? Con tan solo la carrera en ninguna, y con mucho esfuerzo todas -como seguramente sucederá en otros sectores-. Como sabréis, en el desarrollo de un videojuego -no entraremos aquí en el área de negocio- distinguimos tres departamentos principales. El de programación se encarga de hacer tecnológicamente posible el proyecto programando cada una de sus características. El de arte es responsable de su parte visual, desde personajes y animación hasta escenarios e interfaz. Por último está el departamento de Diseño de Juego, desde donde se trabaja en el concepto, se documentan las mecánicas de juego y la jugabilidad, se ajusta el balanceado y, en definitiva, se progresa en todo lo que desembocará en una experiencia de juego satisfactoria (o no).

Con el suficiente esfuerzo para especializarse, que nunca será pequeño –e implicará varios años-, el estudiante de comunicación podría ampliar su formación para adentrarse tanto en el área tecnológica como artística; pero es la parte de Diseño de Juego la que resulta más afín al conocimiento adquirido en las que carreras que nos ocupan, sobre todo en lo que respecta a la sensibilidad audiovisual, la capacidad de resolver problemas de forma creativa así como de expresarlos de forma clara, precisa, concisa y estructurada (y en inglés, dirá alguno).

¿Y cómo se puede llegar a trabajar como Game Designer? Existe la opción de ampliar la formación especializándose mediante un máster; pero sin duda lo que más valor aportará tanto al aprendizaje como a tu candidatura ante una empresa o a tu inicio como emprendedor será la experiencia. Por ello, la respuesta a a cómo llegar a trabajar en Game Design es sencilla: haciendo juegos. En este sentido, es aconsejable formar equipo con un programador y un ilustrador y, entre los tres, proponerse el objetivo de crear (y sobre todo terminar) un juego en unas semanas o unos meses. Y cuando esté acabado, repetir el proceso con otro de mayor complejidad. La regla de oro suele olvidarse: hay que empezar por algo realmente pequeño. Si es más complejo que el Pong seguramente sea demasiado grande. Existen, así mismo, diversas herramientas que permiten crear juegos sin conocimientos de programación, como Construct 2 o Stencyl. Con dedicación y perseverancia se pueden obtener buenos resultados con los que abrir innumerables puertas.

Videojuego Pong

El del videojuego es un sector apasionante y comercialmente fértil. Pero también es una industria dura que te pedirá darlo todo constantemente, que necesitará que te recicles periódicamente y que seguro pondrá a prueba tu resistencia en más de una ocasión. Con todo, siempre que te apasione, merecerá la pena. Si estudias Comunicación, no lo dudes, puedes acabar matando marcianitos (o más bien, haciendo que otros los maten).

 

Fuente de la imagen principal: nmgamers.com

Fuente de la imagen:  wikipedia.org

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.