.
.

Luces y sombras de los últimos datos del paro


Iván Rosa Bilbao – Bilbao 07/03/2014

Las estadísticas de febrero muestran cómo el Paro ha bajado levemente por primera vez en un mes en el que solía subir siempre, desde el estallido en 2007.

1949 desempleados menos respecto a enero, muy lejos de las 159.000 pérdidas de empleo registradas en 2009.

En términos interanuales, estos nuevos datos conforman el quinto mes consecutivo de caídas, una tendencia que comenzó en el pasado mes de octubre. Desglosando el paro por sectores, y a excepción de la agricultura, las cifras de desempleo se contienen. En el caso de la industria, puede achacarse a la mayor flexibilidad laboral tras la reforma del gabinete de Rajoy. En el sector de la construcción la caída de empleo se ha ralentizado de forma más contundente (-15%). Sin embargo, esto se debe a la reestructuración natural que ha ido moldeando este sector desde el estallido de la burbuja inmobiliaria, tras el ritmo acelerado imprimido durante los pasado 5 años, con la irreparable pérdida de empleos que ello conllevó.

Algunos de estos datos soportan la brecha entre regiones como Cataluña, Madrid o País Vasco, cuyas exportaciones ofrecen un mayor vigor competitivo, de aquellas regiones más rurales.

Sin embargo, estas aparentemente buenas cifras esconden la realidad de un contexto cada vez más familiar: la contratación temporal.  Del total de contratos efectuados en este último mes, 993.075 han sido temporales. Esta nueva cifra hace que el 91% del total de los nuevos contratos sean de este tipo, que crece a un ritmo del 16%. Por su parte, tan solo 97.804 han sido indefinidos o convertidos en indefinidos.

Lo que no deja de ser cierto, es el número de afiliados a la Seguridad Social; un total de 16.212.304 ocupados, o lo que es lo mismo, 61.557 cotizantes más respecto al año anterior por estas fechas.

Por último, respecto al dato correspondiente al régimen de autónomos, se ha producido un incremento del  0,11% en el último mes, conformando un 1,48% en términos interanuales. Un tipo de régimen que sin lugar a dudas, va a jugar un papel importante en el desarrollo de los próximos años y que, por contra, debería estar más respaldado por parte de instituciones y Gobierno, siguiendo los modelos de otros países, y eludiendo el número de trabas de apertura actual.

Creación neta de empleo

Pese a las esperanzadoras cifras ya mencionadas, continúan aún las dudas de la creación neta de empleo, surgidas en el último debate del Estado de la nación. La famosa “tarifa plana” , o lo que es igual, el ahorro de contratación bajo nuevas exigencias para las empresas, continúa en entredicho. Si bien el presidente Rajoy apostaba por una creación neta de empleo, el nuevo contexto  deja la puerta abierta a que las empresas aprovechen la ayuda para sustituir unos empleados ( antiguos, que exigen pago de la cotización íntegra) por otros nuevos, con menor cotización.

Eso sí, la estadística muestra el primer paso en el largo camino de la recuperación española de la próxima década. El dilema, el de siempre. ¿Es esta la buena dirección?

 

Fuente de la imagen: estatico.vozpopuli.com 

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 4º de Administración y Dirección Empresas + Programa en Desarrollo Directivo en la Universidad de Deusto. Ha colaborado en editoriales y webs de economía y marketing.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.