.
.

¿Dónde acabó el vuelo MH370 de la compañía Malaysia Airlines?


Eduardo García Cancela – Madrid 14/03/2014

Se mantiene la incógnita sobre el paradero del Boeing 777-200 de la compañía Malaysia Airlines, que desapareció durante el vuelo MH370 con 227 pasajeros y 12 tripulantes a bordo. La aeronave, con destino Pekín,  despegó del aeropuerto de Kuala Lumpur el sábado 8 de marzo a las 00.41, hora local. Casi una hora después, se perdió el contacto con el avión y se desconoce su posición. El gobierno chino anunció el miércoles que un satélite podría haber localizado los restos del aparato en el mar del Sur de China. Mientras, The Wall Street Journal, informó el jueves de que el avión podría haber volado cuatro horas más, después del último contacto.

China afirmó el miércoles que uno de sus satélites podría haber localizado restos del avión de Malaysia Airlines. Mostraron tres fotografías como prueba en las que se puede observar lo que parece una cola de avión y un conjunto de elementos flotantes, que las autoridades chinas describen como piezas de fuselaje del Boeing 777-200, en un espacio de 900 metros cuadrados. De ser cierta esta información, la aeronave se encontraría en algún punto del mar del Sur de China, entre Malasia y Vietnam. China Daily, aseguró a primera hora del jueves que el gobierno malasio tiene planeado enviar aviones a la zona indicada por el satélite chino.

Fuente de imagen: Tomnod

The Wall Street Journal publicó el jueves que el avión podría haber volado hasta cuatro horas más desde que se perdió el contacto con él, de acuerdo con fuentes de los departamentos de aviación y seguridad nacional de Estados Unidos. Esta línea de investigación se sostiene en la información que supuestamente habrían enviado a tierra los motores de la aeronave. De esta manera, el avión podría haber recorrido hasta 3.500 kilómetros más, pudiendo haber alcanzado territorio pakistaní u otros lugares del Índico. Sin embargo, Malaysia Airlines ha desmentido estos datos y el ministro de Defensa y responsable de Transporte en Malasia, Hishamudin Husein, ha declarado que la información proporcionada por The Wall Street Journal es “errónea”.

La búsqueda del avión se centró, los primeros días, en el mar del Sur de China, por donde pasaba la ruta original del Boeing, que se dirigía de Kuala Lumpur a Pekín. Sin embargo, el miércoles la investigación se amplió a la costa oeste de Malasia, ya que, según informó el jefe de la fuerza aérea malasia, Rodzali Daud, se detectó una señal en la zona 45 minutos después de que la aeronave despareciera, aunque el propio Daud advierte de que la pista debe ser aún confirmada.

Autor: Carlos García Santos

Datos que se conocen del vuelo

El vuelo MH370 de la compañía Malaysia Airlines despegó de Kuala Lumpur a las 00.41 del sábado 8 de marzo, hora local. El último contacto con los controladores se produjo casi una hora después, a la 1.30, cuando el avión se encontraba a altitud de crucero, a unos 10.000 metros, a 222 kilómetros de la costa malasia, ya en espacio aéreo de Vietnam. A bordo de la aeronave viajaban 227 pasajeros, entre ellos dos bebés, y doce tripulantes.

Desde entonces se inició una búsqueda en la que participan equipos de hasta once países con una flota de 30 aviones y 40 barcos. Lo que más intriga a los investigadores es la falta de datos de los sistemas de comunicación del avión. No se explican como el transpondedor dejó de funcionar, al igual que otros sistemas como el ACARS (Aircraft Communication Addresing and Reporting System), que no puede ser desconectado desde la cabina.

No es la primera vez que sucede un caso como éste, en junio de 2009 un vuelo Río de Janeiro-París de Air France se estrelló en el Atlántico y no fue encontrado, sin embargo, el sistema ACARS si alertó de averías y errores eléctricos en el avión. Otro suceso similar fue la desaparición de un avión en los Andes argentinos el 13 de octubre de 1972, en el que viajaban 45 personas, incluidos los miembros de un equipo de Rugby.

Pasajeros con pasaportes robados

153 de los pasajeros eran chinos, seguidos de 38 malasios y, en menor número, ciudadanos  de Indonesia, Australia, India, Francia, EE UU, Nueva Zelanda, Ucrania, Canadá, Rusia, Taiwán y Holanda. En la lista también figuraban un ciudadano italiano y otro austríaco pero no viajaron en el avión, sus identidades habían sido suplantadas por dos iraníes, lo que hizo que muchos pensaran en un atentado terrorista. La Interpol declaró que, pese a que no descartan nada todavía, esta posibilidad es “poco probable”, ya que se consiguió identificar a uno de los pasajeros ilegales, un iraní de 19 años que pretendía emigrar a Alemania y que no tenía vínculos aparentes con organizaciones terroristas.

Boeing alertó de defectos en el modelo 777

Boeing, la empresa fabricante del avión desaparecido, alertó hace nueve meses de que se había detectado corrosión y fracturas en el fuselaje del modelo de avión 777. Los daños se concentran en la parte superior del avión y “podrían llevar a una rápida descompresión y pérdida de la integridad estructural” de la aeronave”, según el comunicado que publicó Boeing en junio de 2013. La empresa pidió a las aerolíneas que sometieran a revisión a estos modelos. Malaysia Airlines, por su parte, no ha confirmado todavía si se realizó tal revisión.

Familiares aseguran que los móviles de los desaparecidos dan señal

Varios ciudadanos chinos contactaron con la aerolínea Malaysia Airlines tras afirmar que llamaron a sus familiares desaparecidos y sus móviles daban tono y señal, incluso dos días después del suceso. Algunos también aparecían conectados y en línea en un servicio de mensajería instantáneo chino llamado QQ. Esto ha hecho que los familiares de los pasajeros presionen a la compañía y a las autoridades para que rastreen la ubicación del avión a partir del sistema de posicionamiento global de los teléfonos. Asimismo, muchos muestran su inquietud ante como se está llevando a cabo la investigación y acusan a la aerolínea de querer ocultar información.

El portavoz de Malaysia Airlines en Pekín aseguró que, tras llamar a varios de esos números desde las oficinas de Kuala Lumpur, ninguno dio tono. “Yo mismo he llamado a un número cinco veces, y no hay ni tono ni respuesta”, declaró. Sin embargo, un funcionario de la empresa, Hugh Dunleavy, dijo que los móviles de los doce tripulantes también dieron señal después de la desaparición.

 

Fuente de la imagen principal: breakingnews.ie

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Editor de contenidos de Tempus Fugit. Es estudiante 3º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Fue colaborador de la Revista 'Nuestra' de Nebrija y en el portal Actualidad Nebrija.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.