.
.

Nuevos gases destruyen la capa de ozono


Guillermo Carlos Vilanova Arroyo  13/03/2014

Los científicos han identificado 4 nuevos gases producidos por los humanos que son culpables de contribuir a la destrucción de la protectora capa de ozono.

El agujero en la capa de ozono ha sido motivo de preocupación a nivel internacional desde 1985, cuando unos científicos del British Antartic Survey alertaron de una erosión significativa de esta capa, causada por la emisión de gases clorofluorocarbonados o gases CFC, usados en frigoríficos y aerosoles. Esto generó una respuesta global al problema y, en 1987, se acordó limitar este tipo de sustancias en el Protocolo de Montreal, uno de los acuerdos más exitosos de las Relaciones Internacionales contemporáneas jamás firmados.

Estos gases CFC reaccionan con el ozono, formado por tres moléculas de oxígeno, y la radiación ultravioleta del Sol, de tal manera que un atómo de cloro del CFC es liberado, reaccionando con una molécula de ozono. De esta forma se genera una molécula de oxígeno doble y una de monóxido de cloro, por lo que la cualidad protectora de la radiación del Sol de la capa de ozono desparece.

Estos gases fueron sustituidos por los HCFC o Hidroclorofluorocarbonados, conocidos como super gases de invernadero, que también pueden dañar la capa de ozono, aunque se encuentran en menos concentración en la atmósfera.

Después de años de intensivo cuidado, que tras la respuesta global ha ayudado a la restauración progresiva del ozono en nuestra atmósfera (evidencia total de que cambios en la acción humana pueden modificar el medio ambiente a mejor), un equipo de investigadores científicos de la Universidad de East Anglia ha descubierto que cuatro nuevos gases, que podrían destruir la capa de ozono, están entrando en la atmósfera.

Los descubrimientos de este equipo vienen publicados en un artículo de esta semana de la revista Nature Geoscience. En unas declaraciones, el Doctor Johannes Laube, jefe del equipo de investigación afirma: “La identificación de estos cases preocupa a la comunidad científica, ya que contribuirán a la destrucción de la capa de ozono”.

Se sabe que estos nuevos cuatro gases son producidos por los humanos, ya que las muestras de aire tomadas por el equipo dirigido por el Dr. Laube detectan que estos gases no se encontraron en la atmósfera hasta después de 1960. Esto se conoce, en parte, por las muestras recogidas por aquél entonces, como por las muestras de aire atrapadas en el hielo de los glaciares en épocas anteriores.

De estos cuatro nuevos gases, tres son del tipo CFC y uno del tipo HCFC. Los investigadores estiman una cantidad alrededor de 74.000 toneladas, y se desconoce su procedencia. “No sabemos desde donde proceden estos gases y debe ser investigado. Las posibles fuentes son productos químicos para la producción de insecticidas y disolventes para limpiar componentes eléctricos”.

Por si fuera poco, a pesar de que la concentración en el aire todavía es pequeña, dos de los CFCs están creciendo a una velocidad alta. Según el estudio, el que más preocupa de las muestras identificadas es la CFC-113a, ya que su fuente, a pesar de ser pequeña, está creciendo en algún lado desconocido. “Además, los tres CFCs se destruyen muy lentamente en la atmósfera, por lo que si se frenaran las emisiones inmediatamente, seguirían ahí por muchas decadas”, añade Laube.

Otros científicos se han pronunciado respecto al problema. Uno de ellos, Piers Forster, de la Universidad  de Leeds, nos recuerda que el agujero en la capa de ozono no forma parte de los libros de historia, sino que es un problema presente que nos concierne a todos. “Las concentraciones halladas en este estudio son muy pequeñas. No obstante, el artículo nos recuerda que necesitamos permanecer atentos y vigilar continuamente la atmósfera”, afirmó.

 

Fuente de la imagen: NASA

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.