.
.

Australia detecta lo que podrían ser restos del vuelo MH370


Noemí Izquierdo – Madrid 21/03/2014

El avión desaparecido hace aproximadamente dos semanas podría haber sido encontrado. Australia ha detectado, a través de sus radares, dos objetos en la superficie del océano Índico que podrían ser los restos del aparato.

Fue el domingo cuando Australia descubrió dos objetos extraños en sus radares pero no ha sido hasta este jueves cuando lo ha revelado. El primer ministro de Australia, Tony Abbot, lo aseguraba en el parlamento: “La Autoridad de Seguridad Marítima de Australia ha recibido información basada en imágenes de objetos relacionados con la búsqueda” según informa la agencia Reuters. También ha afirmado que la localización de los objetos será muy difícil y podría resultar fallida.

Aviones y barcos australianos se dirigen al punto en el que se encuentran los objetos desconocidos, a unos 2.500 kilómetros al suroeste de la ciudad australiana de Perth, uno de ellos de 24 metros de longitud. En la búsqueda participan más de 26 países con numerosos medios de búsqueda como aviones, barcos, helicópteros o submarinos. Esta operación ha sido considerada como la mayor búsqueda de un avión civil de la historia.

La oceanógrafa Collen Keller, ayudante en otros casos de desaparición de aviones como el vuelo Air France 447 en 2009, ha dicho que sería conveniente reducir el campo de búsqueda lo máximo posible para así conseguir resultados más positivos.

El último rastro

El avión llevaba 227 pasajeros y 12 tripulantes a bordo, de los cuales 153 eran ciudadanos chinos, por lo que el gobierno de este país se ha volcado especialmente y ha comenzado una búsqueda paralela en su propio territorio, además de los nueve barcos que ha enviado al oeste de Indonesia y al sureste de la bahía de Bengala.

El último rastro del vuelo MH370 fue una hora después del despegue, dando media vuelta a la ruta prevista y fue registrado por radares malasios. Actualmente, el centro de las investigaciones se divide en dos corredores, uno pasa por el oeste de Australia y el otro por el océano Índico al oeste de Australia. En estas áreas han aparecido los posibles restos detectados por radares australianos.

Fuerzas aéreas tailandesas aseguraban esta semana que sus radares detectaron una aeronave desconocida después de la desaparición del Boeing 777-200 en el mar del Sur de China en dirección suroeste hacia Kuala Lumpur y es estrecho de Malaca. Monthon Suchookorn, mariscal de las fuerzas aéreas tailandesas, afirmaba que la información no salió antes a la luz porque acaba de ser descubierta al comprobar los registros de los radares, según informa France Press.

Un problema que está dificultando aún más la búsqueda es el restringido acceso a la información de otros países. Como prevención y para no dejar ver a los demás países el límite de sus radares, algunos estados no facilitan información que podría ser esencial para encontrar el avión desaparecido.

El Gobierno de Malasia llama a la unidad de los países para encontrar de forma más fácil el aparato, e insta a la colaboración a los países reacios a compartir información. El ministro en funciones de transportes malasio, Hishammuddin Hussein dijo: “Hay que hacer todos los esfuerzos posibles para reducir los corredores que hemos anunciado. Creo que es la mejor forma de actuar. De lo contrario, estaremos en el terreno de las especulaciones”.

Estados Unidos ha anunciado un cambio en sus planes de búsqueda. Dado el amplio espacio de búsqueda, 7,68 millones de kilómetros cuadrados, ha decidido cambiar sus barcos y helicópteros por aviones P-8ª Poseidón y P-3 Orion para mejorar así los resultados de búsqueda. Además el FBI presta sus servicios para esclarecer lo ocurrido.

Las teorías del incidente

Malasia ha investigado a cada uno de los pasajeros, además de a la pareja de pilotos. China aseguraba esta semana que ninguno de los pasajeros ni de la tripulación habían cometido un acto terrorista, pero Malasia, por el contrario, investiga a un ingeniero de vuelo que viajaba en el avión, llamado Mohd Khairul de veinte años de edad, junto con los principales sospechosos, el piloto y el copiloto del vuelo. El motivo de la investigación a este pasajero en concreto es que los investigadores creen que el vuelo fue desviado de forma deliberada por alguien con conocimientos profundos del Boeing 777-200 y posteriormente se estrelló en el océano Índico.

Otro aspecto sospechoso es el extraño silencio que los ocupantes del vuelo MH370 guardaron al ver que el avión estaba tomando una ruta completamente diferente a la programada. Sobre todo, teniendo en cuenta que la mayoría de los pasajeros eran de origen oriental, zona en la que el uso de teléfonos móviles es muy frecuente, especialmente en la gente que viaje en vuelos internacionales, por el hecho de poseer recursos. Y aunque la comunicación por móvil pueda ser complicada, los aviones comerciales siempre portan un teléfono de aire para poder comunicarse.

Según Times, muchos aviones tienen estos teléfonos de aire conectados a su sistema de entretenimiento, por lo que la persona que desconectó los equipos de comunicación “probablemente” hiciera lo mismo con este sistema.

De confirmarse que los objetos aparecidos son los restos del  vuelo MH370, la búsqueda no acabaría ahí, pero sería mucho más fácil ya que se acortaría el diámetro de investigación.

Consulte el gráfico del recorrido del avión de ELMUNDO.ES

 

Fuente de la imagen: RT.es

 

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 4º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Actualmente en periodo de prácticas en el área web del diario económico Expansión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.