.
.

España es el país europeo que más recorta en cultura desde 2011


Paula Úriz – Madrid 28/3/2014

España es el país europeo que más ha recortado el gasto público en cultura desde 2011. A esta conclusión ha llegado un estudio elaborado por la Fundación SGAE y la Fundación Alternativas titulado ‘El modelo español de financiación de las artes y las culturas en el contexto europeo’ y presentado el 26 de marzo en Madrid. El informe recoge “descensos significativos” en la inversión durante los últimos tres años que, en casos como la Secretaría de Estado de Cultura, ha registrado una reducción del 50% nominal en los presupuestos. El recorte llega tras una década dorada para España: entre 2000 y 2010, momento en el que fue el país europeo que más vio aumentar el gasto público en cultura.

En el año 2010 la Administración General del Estado invirtió 1.050 millones de euros, por los 1.769 millones de la Administración autonómica y los 4.042 millones de la Administración local. Al año siguiente, la propia AGE gastó 956 millones en cultura, por los 1.482 millones de la Administración autonómica y los 3.396 millones de la Administración local. Entre 2009 y 2013, la mayor parte de las partidas presupuestarias del Ministerio de Cultura se redujeron entre un 32% (teatro) y casi 80% (promoción y cooperación cultural). Según el documento, la Distribución exterior aumentó un 1% y el gasto en Dirección y Servicios Generales de Cultura se mantuvo intacto, mientras la partida de Investigación y Desarrollo de la Sociedad de la Información, con 1.100 millones en 2009, desapareció completamente.

Esto se contrapone, según el informe, a la tendencia vivida entre 2000 y 2010, cuando España era el país europeo que más invertía en cultura teniendo en cuenta el crecimiento absoluto, con un aumento del 91% en el gasto público del sector en estos 10 años. Juan Arturo Rubio, uno de los responsables del estudio y doctor en Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad de Barcelona, ha señalado que países como Polonia y Estonia presentaban crecimientos mayores en ese mismo período (del 205% y del 135% respectivamente), pero ha recordado que ambos estados partían de una base mucho menor y, por lo tanto, el crecimiento absoluto es inferior.

Sin embargo, a partir de ese momento, en comparaciones con países del centro y norte de Europa, España ya no sale bien parada. Si el Gobierno invirtió 149 euros por habitante en 2011 (un 2,6% menos que en 2009), Noruega y Holanda, que encabezan la lista, gastaron 446 y 338 euros respectivamente. El informe destaca la excepción “muy relevante” de Alemania, “con datos muy modestos incluso a escala europea”: 117 euros por habitante en 2011, la misma cantidad que Italia. A la cola en financiación cultural en 2011 está Irlanda (43 euros per cápita) y Letonia (51), con el descenso porcentual más alto con respecto al 2009: 12% y 16% respectivamente.

A nivel europeo, el documento distingue dos opciones en los países periféricos del euro: niveles de inversión “modestos” (Italia) o “muy modestos” (Grecia, Irlanda, Portugal), que se han visto más perjudicados por los recortes llegados con la crisis. España, recalca el informe, escapó a esta tendencia, pero “la magnitud de los recortes anuncia, sin ningún tipo de dudas, un cambio de ciclo que amenaza con romper también esa singularidad”. En resumen, el mundo cultural, “después de tres décadas de crecimiento casi sostenido, las gráficas y estadísticas culturales se expresan en números rojos en casi todos sus indicadores: público, ventas, facturación o empleo”.

 

Fuente de la imagen: Europapress

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 2º de Periodismo y Relaciones Internacionales de la universidad Antonio de Nebrija.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.