.
.

Djokovic impide que Nadal se estrene en Miami


Santy Pérez Payá – Madrid 04/04/2014

Novak Djokovic logra su segundo título de la temporada derrotando a Nadal en la final del Masters 1000 de Miami. Con un juego muy directo, el serbio se llevó el partido con un contundente 6-3 6-3. Es su cuarto trofeo conseguido en Florida y la distancia de puntos que le separan de Rafa en el ranking de la ATP se reduce. 

Rafael Nadal y Novak Djokovic forman el duelo más repetido de la historia del tenis. Se han enfrentado ya 40 veces en numerosas competiciones y casi siempre disputándose el número uno del ranking de la ATP. El azar no ha querido que se viesen las caras ni en Australia ni en el Indian Wells pero ha sido en Miami, territorio gafe para los españoles, donde por fin han vuelto a disputar una final.

Ningún tenista español ha levantado ningún trofeo en Miami y Nadal, que es experto en alcanzar nuevos records, estaba dispuesto a intentarlo en este 2014. Son ya cuatro las finales que ha perdido en estas pistas y las dos últimas frente al de Belgrado.

Los aficionados al tenis ya echaban de menos el mejor duelo que se puede ver hoy en día, el número uno contra el número dos y en una final. Se notaba la tensión en la previa del partido y el público esperaba un encuentro muy igualado.

Ambos tenistas llegaban muy frescos a la final, más de lo esperado puesto que sus rivales no pudieron disputar las semifinales del torneo. Nole no tuvo casi problemas para llegar al último partido, en cuartos Florian Mayer tuvo que retirarse por molestias y en semis Kei Nishikori ni siquiera pudo disputarlas por lesión. Lo mismo le pasó al español en semifinales, mientras calentaba pudo ver que el médico de Berdych le comunicaba al juez que desgraciadamente no podía competir.

Rafa empezó fuerte, derechazos y saques duros hacían correr a Djokovic de lado a lado de la pista. Tuvo una bola de break que no pudo ejecutar y fue cuando el serbio despertó. Con una intensidad superior, restaba con comodidad los tiros del español. Muy confiado con su revés se llevó el break en el sexto juego del encuentro y esto supuso la primera ruptura de partido.

Novak sumaba más con golpes desacertados de Rafa que con sus propios golpes ganadores y así consiguió la primera manga. Nadal quería empezar el nuevo capítulo desde cero y con el saque a favor perdió el primer juego. Segunda ruptura de partido que Djokovic celebraba con entusiasmo. Con uno muy  sólido y concentrado y el otro que no proponía alternativas adecuadas para darle la vuelta a la situación, la final concluyó con un rápido 6-3 6-3. Rafa sigue encabezando el ranking de la ATP con 13.730 puntos y al acecho, como no, el serbio con 11.810.

Rafa está diferente

Tras el partido, en la rueda de prensa vimos a un Rafa que parecía conformarse con el resultado. Cierto que admitió que fue inferior pero, en vez de preocuparle, parecía feliz. En sus últimas declaraciones ha admitido que lo que lleva de temporada ha sido buena pero no fantástica. Y Rafael Nadal, con un palmarés escandaloso a sus espaldas parece haber perdido la ambición que tenía años atrás. Es comprensible, lo ha ganado todo y parece que se centra en los torneos más importantes, los Grand Slams. Es el mejor deportista de nuestros tiempos y queremos verle en todas las finales, ambicioso, y si pierde un partido, que reflexione e intente mejorar esos fallos para el próximo. Es nuestro número uno y sabemos que le queda cuerda para rato. ¡Vamos Rafa!

 

Fuente de la imagen: Matthew Stockman

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 3º de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.