.
.

Gobierno de “combate” para Francia


Mikel Marlasca Marín – Madrid 04/04/2014

Esta semana, tras los desastrosos datos para el socialismo arrojados por las elecciones municipales celebradas en Francia, el Presidente Françoise Hollande ha destituido al primer ministro Jean-Marc Ayrault y ha nombrado al hasta ahora ministro de interior, Manuel Valls.

Un presidente cuya popularidad va en picado, un ministro que es un auténtico valor al alza y unas elecciones municipales desastrosas para el socialismo, son los ingredientes del cóctel exacto de lo que ha sucedido esta semana en Francia.

Ser superado en las elecciones municipales por el Frente Nacional de Marine Le Pen ha sido un duro mazazo para los socialistas franceses. Ante esta situación, el Presidente de la República, Françoise Hollande, se ha visto en la necesidad de dar imagen de reforma y ha elegido a uno de los políticos mejor valorados de toda Francia, Manuel Valls.

Valls, en una aparición en televisión, afirmaba que iba a formar un “gobierno de combate”, para poder mejorar cuanto antes la situación para todos los franceses. Al día siguiente, se hizo pública la lista de los que, a partir de ahora, serán sus ministros y ministras.

Una de las ministras es la anterior candidata a la presidencia por los socialistas franceses, Ségolène Royal, que finalmente ocupará la cartera de Ecología, cargo que ya tuvo en gobiernos anteriores. No obstante, a nadie le es ajeno el hecho de que Ségolène Royal es la antigua compañera sentimental de Françoise Hollande, contra quien compitió en las primarias de su partido para disputar la presidencia de Francia.

Pero el nuevo ejecutivo francés también tiene otras sorpresas, entre ellas el nuevo ministro de economía, Arnaud Montebourg, un proteccionista convencido, lo que supone, sin duda, un gesto de Hollande y de Valls hacia el ala izquierda de los socialistas franceses.

Debido a sus actuaciones recientes como ministro de interior, Valls ha sido fuertemente criticado por la izquierda francesa, en parte por su actitud ante las deportaciones de inmigrantes. Es por ello que su nombramiento como primer ministro despertó todas las alarmas en los socialistas.

Este viraje a la derecha en determinados planteamientos no hace sino desatar dudas acerca del efecto que la ultraderecha esta ejerciendo sobre los demás partidos, que se ven forzados a radicalizar su discurso para no sucumbir en las urnas ante una Marine Le Pen cada vez mas poderosa.

Sin embargo, otros compañeros de partido de Valls han salido a su defensa pidiendo cien días de margen para poder constatar que tipo de políticas va a desarrollar como primer ministro. Entre sus defensores se encuentra por ejemplo, Elena Valenciano, candidata española en las listas del Partido Socialista Europeo para las próximas elecciones del 25 de Mayo.

Manuel Valls, nacido en Barcelona, ha recogido el testigo de una Francia que se va a ver obligada a realizar reducciones para poder cumplir los objetivos de déficit, por no mencionar el hecho de que tiene 3,3 millones de parados, una cifra histórica que no mejora la gobernabilidad del país.

 

Fuente de la imagen: Estrella Digital

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 2º de Derecho y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. También es miembro y colaborador del Club de Debate Nebrija, ha ganado el premio al mejor orador en la VII Liga de Debate San Francisco Javier (UNIJES) en la Universidad Pontificia de Comillas. Fue finalista del II Torneo de Debate Nebrija y Juez de Competencia de Discursos en la tercera edición del Campeonato Mundial de Debate en Español (CMUDE). Fue director de Fotografía del cortometraje 'Enarmonía', Finalista del XV festival de Cortometrajes ADN.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.