.
.

Ricardo García-Vilanova y Javier Espinosa vuelven a casa tras su secuestro en Siria


Noemí Izquierdo – Madrid 04/04/2014

Los dos periodistas secuestrados en Siria, Ricardo García Vilanova y Javier Espinosa, han vuelto a España tras 194 días de secuestro.  El domingo 31 llegaron a la base aérea de Torrejón de Ardoz  y fueron recibidos entre ovaciones por sus familiares y amigos.

Seis meses después, Vilanova y Espinosa regresan a casa. Tras innumerables días de incertidumbre, familiares, amigos y compañeros de trabajo han recibido a esta pareja de periodistas que no paraba de repetir “estamos bien, muchas gracias”.

A pie de pista les esperaban sus familiares, el jefe del CNI, Sanz Roldán, y la vicepresidenta del gobierno, Sáenz de Santamaría, a la que agradecieron la efectividad demostrada en el proceso de liberación por parte del ejecutivo español. “Este asunto tenía una gran carga humana. Me gustaría dedicarle este momento emocionante a  todos los funcionarios españoles del CNI que se han esforzado en que esto suceda. Y este éxito demuestra que España tiene gente de muchísima experiencia en estos asuntos”, reconoció Soraya Sáenz de Santamaría.

El actual director de El Mundo, Casimiro García Abadillo, jefe de Javier Espinosa, afirmó que el Gobierno “se ha portado estupendamente y ha puesto todo de su parte. Hay que aplaudir a estos servicios, que tienen una profesionalidad extraordinaria”.

Después de aterrizar se dirigieron a la sede de El Mundo, donde les recibieron entre lágrimas y aplausos sus compañeros de profesión. Poco después dieron una breve rueda de prensa en la que Javier Espinosa dijo entre sonrisas: “Gracias a todos los que se han preocupado por nosotros y han hecho posible que volvamos a casa. Estamos perfectamente”. El ‘freelance’, Ricardo García Vilanova, declaró estar emocionado por el grandísimo apoyo que han recibido por parte de su país.

La llamada más esperada

El sábado 29 de marzo la redacción de El Mundo recibió una llamada que ya llevaba esperando seis meses. El propio Espinosa llamó para avisar a España de su liberación y la de su compañero García Vilanova.

“Oye, soy Javier Espinosa. Apunta este número de teléfono y llámame ya mismo. Estamos bien. Los dos. Ricardo y yo. Avisad a Mónica y a nuestros padres” decía de forma sosegada Javier Espinosa.

Los dos reporteros habían sido entregados por sus secuestradores a militares turcos que inmediatamente se pusieron en contacto con las autoridades españolas.

El secuestro

El 10 de diciembre de 2013 conocimos la noticia del secuestro en Siria, tras dos meses de silencio por petición expresa de las familias.

El 16 de septiembre los dos reporteros fueron secuestrados al tratar de abandonar Siria, en el ‘checkpoint’ de la ciudad de Tal Abday, en la provincia de Raqqa y cerca de la frontera con Turquía. Además de los dos periodistas, fueron capturados cuatro combatientes de Ahfad al Moustapha, una de las brigadas de la Free Sirian Army, que fueron liberados 12 días después.

Los captores eran miembros del ISIS, Estado Islámico de Irak y Siria, una organización radical árabe procedente de Irak. Las primeras intenciones era investigar a los periodistas para descartar que fueran espías, pero con el tiempo se convirtieron en secuestrados.

Su trabajo, en el cual denunciaban numerosas veces los abusos del Gobierno y las consecuencias que estaban sufriendo los civiles, les posicionó del lado de las líneas rebeldes. Esto provocó que sus nombres se incluyeran en las listas negras del Gobierno sirio, presentadas a Naciones Unidas para dejar claro que periodistas no son bien recibidos en el país.

Ambos periodistas han cubierto conflictos muy críticos y poseen el espíritu de sacrificio y la valentía para realizar este tipo de periodismo.

 

Fuente de la imagen: clasesdeperiodismo.com

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 4º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Actualmente en periodo de prácticas en el área web del diario económico Expansión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.