.
.

¿Vida en Saturno? La sonda Cassini encuentra evidencias de agua en la luna Encélado


Guillermo Carlos Vilanova Arroyo – Madrid 03/04/2014

Científicos descubren un lago subterráneo en la luna Encélado de Saturno gracias a los datos recogidos por la sonda Cassini. El hallazgo se suma a la lista de cuerpos celestes donde buscar vida extraterrestre.

La astronomía no para de evolucionar y de ofrecer datos nuevos. Las formas de investigación son cada vez más sofísticadas y nos ayudan a conocer cada día un poco más el universo en el que nos encontramos. Esta semana, un estudio de cooperación internacional publicado en la revista Science, en el que han participado la Universidad Sapienza de Roma, el Instituto de Tecnología de California (Caltech), y el Jet Propulsion Laboratory, de la NASA, ha encontrado evidencias de que hay agua bajo el hielo de Encélado.

La creencia de que Encélado podía albergar lagos subterráneos viene desde 2005, cuando la sonda Cassini de la NASA encontró geíseres de vapor de agua y hielo en el polo sur de la luna de Saturno, similires a los encontrados en Europa. Ahora, esta hipótesis ha sido ratificada, y se sabe que bajo la inmensa capa de hielo que cubre Encélado, a una profundidad de entre 30 y 40 kilómetros en el hemisferio sur, se encuentra una capa líquida de 10 kilómetros.

“Lo que vemos es consistente con una bolsa de agua de alrededor de 8 y 10 kilómetros de profundidad, y esta bolsa puede extenderse hasta latitudes del sur de 50 grados alrededor del polo”, explica el Profesor Luciano Less de la Universidad La Sapienza de Roma, y autor principal de la investigación.

¿De dónde sale el agua?

Se cree que el origen de esta agua se debe a la potente fuerza gravitacional que Saturno ejerce sobre su satélite. La órbita de Encélado es muy excéntrica, como una gran elipse, y según orbita Saturno, la fuerza de la gravevada la comprime y exprime, calentando el hielo y fundiéndolo.

En unas declaraciones a la BBC, el Profesor Less asegura: “las medidas que hemos realizado son consistentes con la existencia de una gran reserva del tamaño de Lago Superior en Norteamérica”

¿Cómo se sabe la existencia de agua subterránea?

La característica esencia es lo conocido por anomalía negativa de masa al polo sur de Encelado. Esta anomalía se produce cuando hay diferencias de masa en zonas particulares que no se esperarían en objetos esféricos perfectos. Al haber menos masa, se espera que haya una fuerza gravitacional menor. Este fenómeno también se produce en la Tierra, al no haber mayor fuerza de la gravedad encima del monte Everest debido a que debajo hay menos densidad.

Sin embargo, la sonda Cassini no ha experimentado la fuerza gravitacional que sería esperada al sobrevolar la depresión del polo sur. La razón que lo explica es que tiene que haber un material de mayor densidad bajo esa depresión. “El agua  es el único candidato a ser ese material”, explica el Profesor David Stevenson de Caltech.

El profesor Luciano Less añade: “se sabe que la composición de la corteza exterior es agua congelada, por lo que es obvio pensar que algo de ese hielo está fundido, y debido a esa fundición, el volumen se reduce y se crea la depresión”. De esta manera, la densidad se mantiene a pesar de haber menos volumen, y la sonda Cassini no experimentó las anomalías que en caso opuesto serían esperadas. Por lo tanto, en este caso, la anomalía negativa de masa sería el agua.

 

Fuente de la imagen: NASA

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.