.
.

Aguirre vuelve a la palestra


Sergio Rupérez – Zaragoza 11/04/2014

La presidenta del PP madrileño, y expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre volvió a estar de actualidad el pasado jueves 3 de abril. Si bien es cierto que Aguirre es famosa por su vehemencia, sus polémicas salidas de tono, recordemos ese “el hijo de puta” en referencia a Gallardón, y sus lesivas políticas neoliberales, esta vez el cuento iba por otro lado.

Aguirre, que había aparcado su vehículo en el carril bus de la Gran Via de Madrid, se dirigía a sacar dinero de un cajero en dicha avenida. Cuando se dispuso a emprender la marcha unos agentes de movilidad le dieron el alto ya que requerían su documentación para ponerle la correspondiente multa por estacionar de forma indebida. La expresidenta, lejos de facilitar el trámite, arrancó el vehículo tras unos minutos golpeando una moto de los agentes y dándose, literalmente, a la fuga.

Si bien es verdad que se podría seguir relatando tan disparatada experiencia, que acabó en persecución hasta su casa del cercano barrio de Malasaña, quizá es mejor centrarse en lo que representa tan desafortunado comportamiento de un cargo político. La actitud de Aguirre con los agentes, ya de por si intolerable, solo fue el comienzo de una cadena de caciquiles reacciones.

La noche del surrealista incidente, Aguirre comenzó ya su periplo por los diversos medios de comunicación para contar su versión, un viaje mediático que se prolongó al día siguiente. La expresidenta, en su convencido discurso en defensa de sí misma, se presentó como verdadera damnificada. “Parece que no hay cosas más importantes que multen a una sexagenaria” fue una de sus últimas frases, un comportamiento casi pueril que dejó mucho que desear.

Ya antes, en el programa Hora 25 de la Cadena Ser, Aguirre mostró de nuevo su prepotente carácter impidiendo casi a la periodista Angels Barceló preguntar por el incidente y erigiéndose como autentica víctima. Después, escenas similares se repitieron en Cuatro, colgando al presentador Jesús Cintora en plena llamada en directo, o en COPE donde Aguirré aseveró: “Hay mucho machismo” haciendo referencia a los agentes.

El incidente confirma un hecho, y es que el sector más duro del PP, comandado, entre otros, por Aguirre, sigue haciendo de su capa un sayo, creyendo que España es su cortijo personal, y demostrando que conservamos aún por desgracia restos de aquella vieja época, la de Los Santos Inocentes. ¡Qué diría Delibes si levantara la cabeza!

 

Fuente de la imagen: abc.es

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Blogger Redactor en Madeinzaragoza, OcioUrbanoZaragoza y ScennicMagazine. También en TempusFugitNews. Periodista en construcción...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.