.
.

Valparaíso, un incendio anunciado


Silvia Álamo – Madrid 18/04/2014

Valparaíso, ciudad Chilena declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se incendió el sábado 12 de abril, entre otros motivos, por la mala planificación de las autoridades. El desastre deja quince muertos y multitud de daños materiales.

Un incendio que se desató el pasado sábado en la ciudad chilena de Valparaíso se ha cobrado 15 vidas, ha dejado 15.000 damnificados y ha tardado varios días en ser controlado. 2.500 viviendas han quedado destruidas y ahora todos se preguntan qué se podría haber hecho para evitar el que ha sido definido por la presidente Michelle Bachelet como “el peor incendio” de la ciudad. Pese a que el fuego no ha amenazado directamente las construcciones declaradas patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el siniestro ha dejado en evidencia la fragilidad de uno de los puertos más antiguos y pintorescos de América Latina.

El profesor de urbanismo de la Universidad Católica de Chile, Iván Poduje, explicó que las familias que residen en Valparaíso -conocida como “la Joya del Pacífico” con su centro declarado Patrimonio de la Humanidad- decidieron tomar terrenos en zonas de riesgo, como quebradas con zonas boscosas donde suelen producirse incendios debido a la falta de vivienda y el retraso en los planes del Estado para su construcción.

“En la quebrada el viento se acelera y la propagación del fuego es muy rápido, y más si las viviendas son de material ligero. Es muy difícil llegar a esas quebradas, tienen pendientes muy abruptas. Los accesos son malos y es muy difícil controlar el fuego“, expresó el académico.

Mientras se intentaba controlar el fuego, arquitectos y urbanistas denunciaban el permanente riesgo de incendio de la ciudad formada por 42 cerros y un sector plano, el llamado “plan”, que evoca un anfiteatro natural de tres terrazas.

Sólo los dos primeros niveles, el plan y las colinas que la rodean hasta la cota 100, responden en Valparaíso a una cuidada planificación previa. Allí se despliega el casco histórico, que da cuenta de la vibrante vida del puerto de finales del siglo XIX, cuando era un punto clave en la ruta comercial entre el Atlántico y el Pacífico.

Un incendio que pudo haberse evitado

Hoy, cuando lo peor del incendio parece haber pasado, se cuestiona la falta de centros de acopio de agua en las alturas, o la construcción en lugares donde hay baja presión de agua para los carros bomba.

También se discute la tolerancia de la autoridad a las construcciones no reguladas alrededor de sitios de riesgo, como las quebradas, sitios privados que quedan en el abandono y donde se lanza basura que puede acabar alimentando las llamas en los incendios.

Aunque fue una inusual mezcla de factores la que causó el denominado “incendio perfecto” de Valparaíso –un día otoñal de altas temperaturas y la dirección que tomó el viento en el punto crítico del incendio, entre otros- el riesgo estaba presente y se había anunciado.

Hace más de un año, en marzo del 2013, el profesor universitario Miguel Castillo advertía en el diario El Mercurio de Valparaíso que, tras un largo estudio, había identificado 23 focos vulnerables de incendio en la ciudad.

En tres semanas, dos catástrofes

El incendio no ha sido el único que ha puesto en alerta a Chile. Un terremoto de magnitud 8,2 en la escala de Richter sacudió el norte de Chile hace apenas unas semanas. Además, el terremoto trajo consigo una alerta de tsunami en este país y la costa de Perú. Al menos seis personas murieron y tres resultaron gravemente heridas.

Peor suerte se corrió hace cuatro años, cuando un terremoto de magnitud 8,8 sacudió el centro-sur del país dejando alrededor de 300 víctimas mortales. Según los expertos, el terremoto fue cincuenta veces más potente que el que se produjo en Haití en enero de ese mismo año. Apenas duró seis minutos pero las consecuencias fueron catastróficas. Se alertó también por un posible tsunami en todos los países del Pacífico.

 

 

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.