.
.

Futuro hogar a 490 años luz


Guillermo Carlos Vilanova Arroyo – Madrid 18/04/2014

El telecospio de la NASA Kepler, ha encontrado un exoplaneta dentro de la zona habitable cuyas dimensiones son prácticamente las mismas que las de nuestro planeta.

Dos décadas y 1.800 planetas después, por fin se ha encontrado un objeto celeste con las características de nuestra Tierra. Usando el Telescopio Espacial Kepler de la NASA, los astrónomos han descubierto un planeta con las medidas de nuestro hogar que orbita su estrella dentro de la “zona habitable”, y ha sido bautizado con el nombre de Kepler-186f. Este hallazgo supone un punto de inflexión en la astronomía, ya que nunca antes se había demostrado la existencia de un planeta como la Tierra dentro de esta zona habitable.

La “zona habitable” es el término que caracteriza a esa zona lejos de una estrella donde agua líquida puede acumularse en la superficie de un planeta. Mientras los anteriores planetas encontrados en esta zona son más grandes que la Tierra, lo que dificulta hipotetizar su composición y características, Kepler-186f es bastante parecido.

El director de la División de Astrofísica de la NASA, Paul Hertz, asegura que “el descubrimiento de Kepler-186f es un paso significante en la búsqueda de planetas como el nuestro”, y añade que “las misiones venideras de la NASA descubrirán los exoplanetas rocosos más cercanos y determinarán su composición y condiciones atmosféricas, continuando la búsqueda de la humanidad en mundos como la Tierra”.

El nuevo planeta

Kepler-186f habita a 490 años luz de la Tierra, en el sistema Kepler-186f en la constelación Cygnus. El sistema alberga otros cuatro planetas que juntos orbitan una estrella la mitad de grande que el Sol. Se trata de una “estrella enana M”, tipo de estrella comunmente conocida como “enana roja”, que forman el 70% de las estrellas de la Vía Lactea.

Kepler-186f hace un año cada 130 días y recibe un tercio de la energía que recibe la Tierra del Sol, dejándolo al extremo de la zona habitale. En la superficie de Kepler-186f, el brillo de su estrella en pleno mediodía es tan brillante como nuestro Sol una hora antes de atardecer.

Habitabilidad

“Estar en la zona habitable no significa que el planeta sea habitable. La temperatura del planeta depende enormemente en el tipo de atmósfera que tiene”, dice Thomas Barclay, investigador  en el Instituto de Investigación Medioambiental de Bay Area en Ames, co-autor del estudio. “Kepler-186 podría considerarse como un ‘primo’de la Tierra más que como un ‘gemelo’.

El resto de planetas del sistema giran muy rápido alrededor de la enana roja, lo que los convierten en candidatos descartados por sus altas temperaturas.

 

Fuente de la imagen: NASA/SETI INSTITUTE/JPL-CALTECH

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.