.
.

Día del trabajo: Festividad y reivindicación


Isabel Lallemand – Madrid 02/05/2014

Este jueves 1 de mayo se ha celebrado un año más el día del trabajador, una de las fiestas más internacionales del mundo, donde se suele realizar reivindicaciones sociales y laborales. Las manifestaciones y denuncias contra la falta de derechos de los trabajadores han marcado el día.

Muchos de nosotros saben que el día 1 de mayo no se trabaja, tampoco se va a clase, y los comercios están cerrados. Pero ¿cuál es el motivo?, ¿qué se celebra exactamente?

En el siglo XIX, durante la revolución industrial, los trabajadores estadounidenses empezaron a luchar y a reivindicar para lograr jornadas laborales más justas en relación con su trabajo. Hasta entonces, la única norma era no sobrepasar más de 18 horas seguidas “salvo causa justificada”.

Bajo la filosofía “8 horas para trabajar, 8 horas para dormir y 8 horas para la casa” algunos obreros lograron su objetivo: a partir del 1 de mayo de 1886 se establecería una duración de la jornada de trabajo de ocho horas diarias. Dicha resolución resultó ser la solución también para disminuir el paro.

Sin embargo, numerosos trabajadores no consiguieron resolver el problema y por ello, iniciaron una serie de huelgas y protestas a partir de ese mismo día. En Chicago, los enfrentamientos entre obreros y policía fueron violentos y sangrientos, y tras la muerte de un policía en una concentración en la plaza de Haymarket, más de 30 personas fueron detenidas, y cinco de ellas, ahorcadas.

A finales de mayo de 1886, se accedió a otorgar la jornada de 8 horas a miles de obreros. “Jamás en la historia de este país ha habido un levantamiento tan general entre las masas industriales” expresó la Federación de Gremios y Uniones Organizadas en el siglo XIX.

Tres años más tarde, en 1889, el Congreso Obrero Socialista declaró el 1 de mayo como el Día del Trabajador en honor a la lucha por la jornada de ocho horas, y en recuerdo de las cinco personas, conocidos como los mártires de Chicago, por combatir por sus derechos.

Este día marcó un punto de inflexión en la historia de los Derechos Humanos, y en la actualidad, numerosos países recuerdan el 1 de mayo como el origen del Movimiento Obrero Moderno. En esta ocasión, algunos países como Venezuela, Ucrania, o Turquía han resaltado por reivindicar hechos anti-democráticos que han tenido lugar durante los últimos meses.

139 detenidos y 58 heridos en Estambul

A pesar de que el  gobierno conservador de Recep Tayyip Erdogan prohibiese todo tipo de huelga o manifestación en la plaza Tatskim (Estambul) para evitar protestas como las de otros años, miles de policías turcos tuvieron que enfrentarse contra los manifestantes por dirigirse a ella.

Sindicatos, grupos de izquierda y opositores al Gobierno comenzaron una protesta, produciendo un despliegue de 40.000 policías, donde la mayoría se encontraba alrededor de la plaza Tatskim. 

Los actos derivaron en barricadas, lanzamiento de cócteles molotov y ataques con adoquines a la policía.  Asimismo, esta tuvo que hacer uso de los cañones de agua y de los gases lacrimógenos. Dicho enfrentamiento ha conllevado a producir más de 58 heridos, y casi 140 detenidos, y por otro lado, a reducir todo tipo de transporte que comunicase la parte asiática de la ciudad con la europea.

El Gobierno Regional ha acusado a “grupos terroristas ilegales” de intentar bloquear como en 2013 la plaza Tatskim, y de estar detrás de todos los enfrentamientos producidos el 1 de mayo.

Los venezolanos realizan la marcha de forma separada

“Mañana vamos a la gran marcha de la clase obrera venezolana, la gran marcha de los revolucionarios, de los socialistas, de los patriotas y con esa gran marcha, bueno, recibiremos el calor de un pueblo que va apoyar en la calle su revolución”, dijo Maduro hace unos días en Caracas.

Tal y como era de esperar, el día del trabajador estuvo dividido en chavistas y en opositores de Nicolás Maduro. Por una parte, los opositores del Gobierno, se concentraron en el Este de Caracas, denunciando la inflación que existe en Venezuela –en la actualidad roza el 60%, la más alta de Latinoamérica– , la escasez de alimentos, y la inseguridad que reina en las calles.

Queremos el país que conocimos hace 15 años (…) estamos deprimidos con la carestía, la falta de comida y de trabajo y la inseguridad” confesó una habitante de Caracas. Por otro lado, las pancartas expresaban “No es normal que se duerma en los supermercados para hacer una cola por alimentos o “No queremos un aumento de mentira, cuando los precios son de verdad”.

A pesar de que Maduro anunciase el pasado martes un aumento de 30% en el salario mínimo, los opositores exigieron durante el día del trabajo un aumento general de sueldos.

Por otro lado, al Oeste de Caracas, miles de habitantes vestidos de rojo realizaron su propio recorrido al centro de la capital. “El pueblo venezolano hoy tiene suficientes razones para celebrar el Día del Trabajador. En febrero, el desempleo fue el nivel más bajo en al menos 20 años con el 7,2%”, afirmó durante la marcha Jorge Arreaza, vicepresidente y yerno de Hugo Chávez.

En España, Día del trabajo con 25% de paro

En Europa, numerosas manifestaciones han marcado también este 1 de mayo de 2014. En España, miles de personas han salido a la calle a reivindicar la falta de empleo y para reclamar una alternativa para parados de larga duración y jóvenes. “Se sigue destruyendo empleo con mucha intensidad, especialmente en el sector público” ha indicado Ramón Górriz, secretario de acción sindical de CCOO.

Asimismo, se ha exigido un aumento de la calidad del trabajo, sin embargo, los sindicatos indican exactamente lo contrario: “El contrato a tiempo parcial se está usando como imposición y se sustituye un contrato que ya había por dos o tres contratos”, ha señalado Górriz.

Durante el día internacional del trabajo, cuya marcha principal tuvo lugar en Bilbao, criticaron los bajos salarios que perciben los españoles en la actualidad. Explicaron que es necesario aumentarlos para activar de nuevo las inversiones y crear así más empleo. En cambio, el Gobierno realiza hoy lo opuesto: “El Salario Mínimo Interprofesional es ridículo y lleva dos años congelado”, denuncia Ferrer

Otra de las demandas que pudieron escucharse el jueves fue una más protección contra los despidos, una ampliación de las prestaciones por desempleo, y un aumento de las pensiones. No obstante, no todas las peticiones se realizaron de forma pacífica sino que en muchas ciudades españolas, acabaron con disturbios. Barcelona ha sido testigo de las agresiones al mobiliario y de numerosos actos vandálicos.

De igual manera, en las demás comunidades han aprovechado para denunciar casos de corrupción –como es el caso de Canal 9 en Valencia– o para denunciar aspectos sociales y la necesidad de un “cambio de rumbo”, tal y como se ha señalado en Granada.

De este modo, el día del trabajador ha tocado todos los aspectos de la crisis política, económica, social y democrática que estamos viviendo hoy en día en numerosos países, convirtiéndose prácticamente en una jornada internacional de lucha reivindicativa por parte de los trabajadores de todos los rincones del mundo.

 

Fuente de la imagen: www.culturacolectiva.com 

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Junto a un compañero creó y colaboró en un proyecto llamado TTnoticias que reunía la explicación de los Trending Topic nacionales diarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.