.
.

¡El Madrid vuelve a tirar la Liga!


Santy Pérez Payá – Madrid 09/05/2014

El Real Madrid se dejó dos puntos imprescindibles en el José Zorrilla a falta de dos jornadas de liga. Así, el conjunto blanco se queda casi sin opciones de hacerse con el título liguero. Este empate, en cambio, les sabe a gloria a los pucelanos para mantenerse vivos en primera división y revive a un Barça que, ahora, depende de sí mismo. A falta de una “carambola”, este año parece que los merengues vuelven a decir adiós a ese soñado triplete.

Un Real Madrid que está dando su mejor versión en la Liga de Campeones, decepcionó, y mucho, en su visita a Valladolid. En los desenlaces de temporada, los partidos se tienen que disputar como si fuesen finales y los de Ancelotti, el miércoles, entraron al terreno de juego muy relajados para lo que se jugaban.

Los tres puntos hubieran dejado al Barcelona sin ninguna opción de llevarse el título y serían los encargados de “dárselo” o a los merengues, o a los colchoneros, en el último partido en el Camp Nou. Se hablaba, a lo largo de la semana, de si el Barça se dejaría ganar frente al Atlético para evitar otra Liga madridista pero, ahora, ambos dependen de sí mismos y todo puede pasar.

No es comprensible la falta de actitud, pero sí la falta de fútbol, ya que el Madrid carecía de sus dos flancos y casi también de su delantero. Bale no apareció en el once titular por problemas musculares y Ronaldo tuvo que abandonar a los ocho minutos de juego por molestias en el bíceps femoral. Y, a dos semanas de una final de Champions, no conviene forzar. De Benzema lo único que se puede decir es que estuvo muy desaparecido, como viene a ser costumbre en la Liga. El máximo referente en ataque fue Sergio Ramos, autor del gol y el único capaz de tirar del equipo porque entre  Xabi Alonso que no logra desatascar al equipo, el cambio de Morata por el Balón de Oro e Illarra que cedió el gol del empate, vimos al mismo Madrid que tiró la Liga en Sevilla: un equipo desmotivado y pasivo que no creaba ocasiones.

Conformándose con el resultado, a Ancelotti se le ocurrió el brillante cambio de Marcelo por Benzema para aguantar atrás, y con esta actitud, te arriesgas a encajar gol y a no poder reaccionar. Y así fue, en el 85 Osorio remató un córner al fondo de la portería de Iker y conseguían un punto que les daba mucha vida para la permanencia.

Máxima preocupación

Hay máxima preocupación por dos motivos. El primero son las numerosas bajas de los peces gordos a apenas dos semanas de Lisboa. Bale, Cristiano, Di María, Varane y Carvajal  tienen molestías y necesitan precaución en las recuperaciones para llegar al cien por cien a la final. Claro que, sin disputarse la Liga, tienen bastante tiempo por delante y harán lo necesario para la Champions. La baja más grave es la de Pepe, puede sufrir una pequeña rotura fibrilar en el gemelo que le dejaría en espera hasta el último minuto.

La segunda preocupación, y la más importante, es la actitud del equipo. Está claro que la motivación para una final de Champions es máxima pero como se les ocurra repetir el mismo juego que en Zorrilla, o que en el Sánchez Pizjuán, no conseguirán vencer a un Atlético de Madrid que llega con mucha ilusión.

A la espera de la final, el Madrid ha abandonado el sueño del triplete y como el Atleti venza en Lisboa y por cualquier milagro futbolístico el Barça se haga con la Liga, se podría hablar de otro fracaso. Esta vez del equipo en general, de Ancelotti y de Florentino.

 

Fuente de la imagen: marca.com

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 3º de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.