.
.

La corrupción también viaja en AVE


Isabel Lallemand Ribes – Madrid 09/05/2014

Tanto el Tribunal de Cuentas como la Fiscalía Anticorrupción han abierto una investigación judicial por la presunta malversación de fondos públicos en las obras del AVE Madrid-Barcelona entre 2008 y 2011. Algunos funcionarios de Adif –Administrador de Infraestructuras Ferroviarias– certificaron un presupuesto para  a construcción superior al que realmente tuvo lugar, beneficiándose de más de 6 millones de euros.

En marzo de 2008, se realizó un concurso público donde concurrieron ocho empresas para la construcción de la plataforma del AVE entre la estación de La Sagrera –se prevé que estará terminada en 2016– y el Nudo de la Trinidad. El presupuesto base según el BOE para dichas obras era de 98,6 millones de euros. Sin embargo, la constructora Corsan-Corviam salió vencedora del concurso frente a empresas como Acciona, Dragados, Copisa, entre otras, presentando un presupuesto de 67,9 millones de euros para la construcción de ese tramo.

Dos años más tarde, el Ministerio de Fomento establece la construcción final de la estructura y los accesos de la estación del AVE La Sagrera por un valor de 589,2 millones de euros.

Según los investigadores, la oferta propuesta por Corsan en 2008 justifica las irregularidades cometidas posteriormente: la empresa gana el concurso por proponer un bajo presupuesto, que recupera más tarde justificándolo con trabajos ficticios.

Por una parte, la empresa empleó 247 millones de euros más –de los 589,2 millones– para la construcción de la Plataforma en el tramo Hospitalet-La Torrassa, incrementando de este modo un 230% el precio que inicialmente había expuesto en el contrato.

Por la otra, con el pretexto de que se localizasen deficiencias en la construcción de los tramos CastellBisval-Papiol, Hospitalet-Can Tunis y La Torrasa-Sants, los contratos iniciales se modificaron, conllevando unos gastos adicionales de 18,2 millones, 23,7 millones y 126 millones respectivamente. En total casi 170 millones de euros se sumaron al presupuesto inicial del Ministerio de Fomento.

Sin embargo, a pesar de haber ganado el concurso superando el coste propuesto en 2008, lo que la investigación insiste en averiguar es si dichas cifras expuestas corresponden realmente a lo que se gastó en las obras. La Fiscalía Anticorrupción sospecha que la empresa Corsan se concertó con altos funcionarios de Adif para asegurar legalmente obras con un importe superior al de los trabajos que realmente se ejecutaron. La principal hipótesis de la Fiscalía es que los trabajadores repitieron las mediciones técnicas de los trabajos realizados, falsearon las certificaciones oficiales y justificaron más trabajo y más obras de lo que realmente se había efectuado. Tal y como afirma la Fiscalía, gracias a este “ilícito sobreprecio”, la empresa Corsan se benefició de unos 6 millones de euros públicos, y los funcionarios de Adif, a condición de avalar este fraude, recibieron dinero y dádivas por parte de la constructora.

Nueve personas detenidas por presunta malversación

Hace un año aproximadamente, la Fiscalía Anticorrupción inició este caso debido a las revelaciones de un empresario de Corsan, que conllevó a que la juez de instrucción número 9 de Barcelona, Silvia López Mejía, investigase las posibles irregularidades en la gestión del AVE de Barcelona.

Gracias a una orden judicial, la Guardia Civil, ha podido realizar a lo largo de esta semana once registros domiciliarios, seis de ellos en las sedes de Adif y de Corsan en Madrid y en Barcelona.

Los nueve detenidos están acusados por “malversación de caudales públicos, cohecho y falsedad documental”.

Entre ellos, figuran un gerente de infraestructuras y jefe de obras de Adif, Jaime G.G, y el director de proyectos y construcción de Adif, Rafael R.G.

Por otra parte, el portavoz de Adif, Iñaki Garay, afirmó este miércoles que el sobrecoste existente en las obras del AVE a Barcelona podría deberse a las prisas del gobierno por finalizar las obras en plazo correcto: “En 2008, cuando se estaba llevando el AVE a Barcelona, el gobierno de entonces tenía prisa por acabar y quería cumplir los plazos, hubo muchos problemas, se tiró mucho de la obra complementaria y de la obra de emergencia”, ha argumentado el responsable de Adif.

Por el momento, la ministra de fomento Ana Pastor, anunció una auditoría que consistirá en revisar las obras sospechosas tanto en el aspecto técnico como económico. Garay ha señalado asimismo que este tipo de controles “son bastante férreos” puesto que hay “muchos ojos mirando”. Esta investigación se mantiene independiente de la iniciada por el Juzgado de Instrucción de Barcelona.

De igual manera, el Tribunal de Cuentas ha indicado que, “en la actualidad, se encuentran en fase de investigación para determinar las circunstancias en las que se produjeron los proyectos, la identidad de sus presuntos responsables y el importe de los perjuicios que pudieran haber sufrido los caudales públicos”.

 

 

Fuente de la imagen: La Vanguardia

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Junto a un compañero creó y colaboró en un proyecto llamado TTnoticias que reunía la explicación de los Trending Topic nacionales diarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.