.
.

Donetsk y Lugansk votan a favor de su independencia y solicitan su anexión a Rusia


Eduardo García Cancela – Madrid 16/05/2014

Los referéndums de autodeterminación en Doentsk y Lugansk, celebrados el domingo 11 de mayo, resultaron favorables a la independencia de ambas regiones del Este de Ucrania. Horas después de la victoria, los líderes de la República Popular de Donetsk (RPD) solicitaron a la Federación Rusa la anexión de su territorio. El Kremlin actúa con cautela y aún no se ha manifestado al respecto. Mientras, el Gobierno de Kiev y Occidente condenan y no reconocen el referéndum.

“Partiendo de la expresión de la voluntad popular de la República Popular de Donetsk, y con el objetivo de restablecer la justicia histórica, pedimos a la Federación Rusa examinar el tema de la incorporación de la República Popular de Donetsk a la Federación Rusa“, así, Denis Pushilin, uno de los líderes de la RPD, solicitaba a Rusia la incorporación de la región ucraniana de Donetsk a su territorio. Estas declaraciones tuvieron lugar el lunes, hora y media después de concluir la rueda de prensa en la que se presentaron los resultados del referéndum de autodeterminación. Además, Pushilin aseguró que las elecciones presidenciales de Ucrania, convocadas para el 25 de mayo, no se celebrarán en Donetsk.

Los dirigentes de la RPD justificaron esta petición a Rusia con los 2.252.867 votos a favor de la independencia que salieron del referéndum del domingo 11 de mayo. Según los resultados definitivos, anunciados por el jefe de la Comisión Electoral de la RPD, se obtuvo un 89,70% a favor frente a un 10,12% (256.040 votos) en contra. Los resultados fueron similares en la vecina región de Lugansk donde votó el 75% del censo y el 96,2% se mostró a favor de la ruptura con Kiev.

Al contrario que en Crimea, la consulta en la RPD y Lugansk no se refirió a la anexión directa a Rusia sino que preguntaba sobre la “autodeterminación” o “independencia” de Ucrania. Después de las elecciones se especuló con un segundo referéndum en ambas regiones para determinar su incorporación a la Federación Rusa. Sin embargo, los líderes de la RPD, en una rueda de prensa, lo negaron y aseguraron que el rumbo político de Donetsk “se dará a conocer después de consultas directas con expertos, porque ya se han elaborado algunos modelos”. Pero “si la situación [con las autoridades de Ucrania] empeora”, Pushilin asegura que pedirán ayuda a Rusia para que envíen un “contingente de pacificadores”.

Y es que, la tensión con las fuerzas de Kiev se cobró nuevas víctimas mortales el domingo, día del referéndum. Según recoge Russia Today, vehículos militares armados bloquearon el paso a los colegios electorales en cuatro localidades de la provincia de Lugansk. Además, en la ciudad de Krasnoarmeysk, en Donetsk, agentes de la Guardia Nacional de Ucrania dispararon a una multitud que protestaba para entrar a un colegio electoral, resultando dos civiles muertos.

ucrania 1

Fuente de imagen: noticiasmontreal.com

Rusia no mueve ficha

Ante la petición de los secesionistas, el Kremlin ha llamado al diálogo entre representantes de Kiev, Donetsk y Lugansk, además de subrayar la alta participación y las dificultades para celebrar la consulta. Sin embargo, Rusia aun no se ha pronunciado sobre si incorporará estas dos regiones, un territorio mayor y más problemático que Crimea, a la Federación.

El servicio de prensa del Kremlin emitió un comunicado en el que se podía leer: “Moscú respeta la voluntad del pueblo de Donetsk y Lugansk y espera que la puesta en práctica de los resultados del referéndum se desarrolle de la manera más civilizada posible”. Además, el Gobierno ruso agradeció todos los esfuerzos de mediación, incluidos los de la OSCE.

Rechazo de Kiev y Occidente

Desde Kiev, Aleksandr Turchinov, presidente en funciones de Ucrania, ha calificado el referéndum como una “farsa propagandística que no tendrá consecuencias legales excepto por los cargos criminales sobre los organizadores”, según recoge la agencia de noticias rusa Interfax. Además, Turchinov acusó a Rusia de inspirar la consulta para “desestabilizar totalmente la situación en Ucrania”.

Mientras, en la misma línea que Kiev, tanto la Unión Europea como Estados Unidos consideraban los votos de la consulta como ilegales. La UE recordó que los referéndums iban en contra de los acuerdos de Ginebra, firmados por Rusia, Ucrania, Estados Unidos y la Unión Europea, en abril, para detener la escalada de la violencia en la zona.

Didier Burkhalter, presidente en cargo de la OSCE y de Suiza, se suma a esta línea dialéctica y asegura que los referéndums en el Este de Ucrania son “incompatibles con la Consitución Ucraniana y, por tanto, ilegales”.

 

Fuente de la imagen principal: Reuters



Editor de contenidos de Tempus Fugit. Es estudiante 3º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Fue colaborador de la Revista 'Nuestra' de Nebrija y en el portal Actualidad Nebrija.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.