.
.

Homo Cañetus


Sergio Rupérez – Zaragoza 23/05/2014

El pasado 15 de mayo los candidatos del PP y el PSOE, Miguel Arias Cañete y Elena Valenciano, se enfrentaron en un debate cara a cara en TVE para hablar, se supone, de sus propuestas para las elecciones europeas. No sabemos aún muy bien de qué hablaron exactamente, lo que tenemos claro es que de Europa que era el objetivo, no.

Valenciano, cabizbaja y sin su garra habitual, se enfrentó a un Cañete falto de orientación, lector empedernido y ausente. El debate, si así se le puede llamar, se caracterizó por el estilo demasiado inquisitorio de la presentadora María Casado que, se supone obligada por la dirección, no dejó ni respirar a los candidatos. Además, la falta absoluta de interés de los protagonistas por las elecciones europeas, a las que se supone se presentan, convirtió el debate en una mera batalla ideológica sobre los problemas de cada partido en territorio nacional.

Si ya de por si fue un debate aburrido, que pese a todo lideró Valenciano, Cañete se ocupó de hacerlo aún más soporífero. El candidato popular, que más parecía un visitante que un integrante del debate, se dedicó única y exclusivamente a criticar la, según él, herencia recibida de Zapatero y a hablar de agricultura, campo en el que Cañete es experto reconocido dejando a un lado Europa y su situación. Al día siguiente varios medios conservadores e incluso el propio PP reconocieron que Cañete había perdido contra Valenciano y que la campaña hacía aguas, pero no acabó ahí.

En una entrevista al día siguiente en el programa Espejo Público con Susanna Griso, Cañete reconoció que no había estado “de 10” y, para defenderse, espetó: “El debate con una mujer es difícil. Si demuestras superioridad intelectual, es machista” quedando atónitos tanto la periodista como los tertulianos. En unos minutos Twitter se convirtió en un hervidero con grandes críticas al comentario machista de Cañete poniendo la campaña al borde del precipicio.

Durante los sucesivos días, y en un intento desesperado por arreglar el desaguisado, Cañete habló de las mujeres que habían sido su referente e incluso se fotografió con unas jóvenes que celebraban una despedida de soltera en el AVE, enterándonos después para más ridículo de que le habían tomado el pelo. Tuvimos que esperar al miércoles siguiente para que en la Cadena COPE, y habiéndose negado a hablar para medios como El País, ESRadio o Cadena Ser, se disculpara de forma sibilina seguramente sin sentirlo obligado por los de su partido.

Que Cañete no puede ser candidato está muy claro. Sus formas le delatan. Pero debemos hacer hincapié en un hecho preocupante y es el machismo imperante. El personaje no nos debe nublar ocultando la gravedad de sus palabras. No podemos tolerar a estas alturas que se expresen tales comentarios pero aún menos de cargos públicos que se supone nos representan como sociedad y por tanto los ciudadanos debemos pedir explicaciones y condenar ese comportamiento repugnante. Cañete se ha retratado.

 

Fuente de la imagen: 20minutos.com

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Blogger Redactor en Madeinzaragoza, OcioUrbanoZaragoza y ScennicMagazine. También en TempusFugitNews. Periodista en construcción...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.