.
.

Mujeres iraníes luchan por sus derechos en Facebook


Paula Úriz – Madrid 23/05/2014

¿Qué tienen de rebelde las imágenes de una joven en un campo de amapolas en el valle de Haraz, otra en una carretera de Guilán, una tercera en las laderas del Damavand, y otra más en una playa del Caspio? Que todas ellas aparecen sin el pañuelo que es obligatorio en Irán. Hartas de que les digan cómo tienen que vestirse, o más bien, cuánto tienen que taparse, decenas de mujeres iraníes están colgado fotos con el cabello al aire en una página de facebook que defiende su libertad para no cubrirse. Los guardianes de las esencias y las tradiciones no han tardado en responder con otra página con la obligatoriedad del hiyab. Esto es una guerra de velos contra pelos.

 1

La chica de arriba, publica una fotografía en la que pone “Having the freedom to choose my clothing is my most natural and initial right” (Tener la libertad para elegir mi ropa es el derecho más natural y el inicial). “Tengo derecho a la libertad en mi país. ¿A dónde se supone que debería ir para ser libre? Mi hogar está aquí”, defiende en ‘Mi libertad oculta’ una mujer que ha dejado caer su pañuelo y sonríe a la cámara desde detrás de sus gafas de sol.

2

Por el contrario, la página titulada ‘La verdadera libertad de la mujer iraní’ofrece como alternativa unas estereotipadas fotos de moda islámica aceptables y niñas pequeñas con “chador”, la capa negra con la que las piadosas chiíes se cubren de la cabeza a los pies.

 

3

El “hiyab”,habitualmente traducido como pañuelo islámico o velo, se refiere al imperativo religioso en el islam de que las musulmanas oculten el cabello y las formas del cuerpo. Adquiere diferentes formas, según los países. En Irán, sin embargo, tiene un alto contenido político, ya que se ha convertido en el símbolo de la República Islámica. Desde poco después de la revolución de 1979, se hizo obligatorio que todas las mujeres, sea cual sea su religión e incluso las visitantes extranjeras se cubran la cabeza y lleven un sobretodo hasta las rodillas, cuando están en lugares públicos

Las mujeres que han colgado sus fotos con el pelo al aire corren el riesgo de ser detenidas por ello. Algunas aparecen de espaldas o en poses que hacen difícil reconocerlas, pero a muchas parece no preocuparles. Miran a la cámara, sonrientes o desafiantes, mientras disfrutan de la momentánea libertad. Incluso las hay que posan junto a sus parejas.

4 5

En apenas tres semanas, la página ‘Mi libertad oculta’ ha recibido 318.000 “me gusta”, generado un hashtag en Twitter (#mystealthyfreedom) y alentado miles de comentarios de apoyo. No sólo de mujeres sino también de hombres. Uno de estos que osa apuntar que quitarse el velo no significa libertad, recibe una lluvia de críticas; las aludidas le piden que se ponga en su lugar y aguante con la cabeza tapada el sol o la lluvia, incluso para hacer deporte o darse un baño en la playa.

Todo empezó casi por casualidad. Alinejad colgó una foto suya corriendo por las calles de Londres en su facebook “Recibí un montón de comentarios de mujeres iraníes que decían envidiar mi libertad para llevar el pelo al aire”, relata por teléfono desde la capital británica, donde reside. Convencida de que sus compatriotas saben cómo burlar a las autoridades, subió otra imagen conduciendo sin pañuelo por una carretera del norte de Irán, un atrevimiento que esta corresponsal ha presenciado incluso en Teherán. Entonces preguntó a sus seguidoras si estarían dispuestas a compartir “sus momentos secretos de libertad”.

Pero el éxito también ha traído consigo la atención de los sectores más conservadores del régimen para quienes resulta intolerable que se cuestione el hiyab.Más allá la ominosa página que bajo el título ‘La verdadera libertad de la mujer iraní’ defiende que “no respetar el hiyab es peor que no llevar nada encima”, su iniciativa ha suscitado que el líder de la plegaria del viernes haya pedido que se prohíba Internet y un ataque personal en Fars (una provincia de Irán). Esta agencia, próxima a los Pasdarán (los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica) , la acusa de estar “vendida a los gobiernos occidentales” y de incitar a las iraníes a que “se quiten el pañuelo”.

De momento, en Facebook van ganando la batalla del velo. Sus contrincantes apenas han conseguido 5.000 “me gusta”. Otra cosa es el mundo real.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 2º de Periodismo y Relaciones Internacionales de la universidad Antonio de Nebrija.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.