.
.

“Durante la guerra, mucha gente perdió todo. Hoy, de nuevo, no tienen nada”


Mario Toledo Ros – Madrid 23/05/2014

“Durante la guerra, mucha gente perdió todo. Hoy, de nuevo, no tienen nada”. Así se lamentaba Zlatko Lagumdzija, ministro de Exteriores de Bosnia, tras las inundaciones que han arrasado en los últimas días Serbia, Croacia y Bosnia en particular. La catástrofe ha dejado al menos 40 muertos y cerca de 1.000 millones de euros en daños. Rusia y la Unión Europea ya han tomado medidas para ayudar a los países afectados.

Serbia, Croacia y Bosnia han sufrido durante estos últimos días las peores inundaciones en más de 100 años que han dejado, al menos, 40 muertos 

Bosnia, uno de los países más pobres de Europa, se ha visto arrasada. De hecho, cerca del 40% de sus ha habitantes ha sufrido las consecuencias de la catástrofe.

El ministro de exteriores, Zlatko Lagumdzija, comentaba en rueda de prensa que más de un millón de ciudadanos no disponía de agua potable. “Las consecuencias son aterradoras”, lamentaba.

En Maglaj, uno de los pueblos inundados, cayeron las precipitaciones que suelen haber en dos meses, en tan sólo dos días.

Al daño que han sufrido los habitantes y las infraestructuras, se suma el problema de las minas terrestres. Y es que las inundaciones han podido desenterrar miles de minas que se utilizaron durante la Guerra de Bosnia (1992-1995).

Mientras tanto, una de las grandes preocupaciones en Serbia era la protección de la central eléctrica Kostolac, la más importante del país, que se encuentra a 30 kilómetros de Belgrado. El río Mlava, cercano a la central, podría no contener todo el agua que había caído y Dragan Jovanovic, director de la planta, advertía: “habrá que desconectar el suministro si el agua se acerca demasiado”.

Además, la ciudad serbia de Obrenovac ha sido de las más afectadas debido al desbordamiento de las aguas del río Kolubara, y es que se estima que un 90% del pueblo está inundado. El jefe del ‘cuartel de emergencias’ de Serbia describió la situación como “una catástrofe jamás vista”.

Policías, servicios de bomberos de Serbia y Bosnia e incluso el ejército se han puesto en marcha para rescatar con lanchas y helicópteros a todos los ciudadanos posibles. “La primera etapa en una situación así es salvar a la gente y evacuar aquellos que podrían morir durante las inundaciones”, dijo Radovanovic, presidente de la delegación serbia de la Cruz Roja.

Aleksander Vucic, primer ministro serbio, decretaba el luto del miércoles 21 hasta el siguiente viernes. “Se declara luto a causa de las muertes y los sufrimientos de un gran número de ciudadanos por las inundaciones en el territorio de la República de Serbia”, comentó.

Serbia ha estimado en más de 1.000 millones de euros los daños sufridos y ya ha pedido ayuda. Rusia, la Unión Europea y Estados Unidos ya han intervenido.

Ayuda internacional

Estados Unidos se ha movilizado y anunciaba el lunes el envío generadores, unidades de purificación de agua, bolsas para dormir, colchones… un total de 26 toneladas para todos los afectados.

Por su parte, la Unión Europea envió el viernes 16 comida, agua y helicópteros y lanchas para ayudar con la evacuación de personas.

Kristalina Georgieva comisaria europea de Cooperación y Ayuda Humanitaria, comentó que la situación de los países es “extremadamente dramática”.

Sin embargo, Bosnia volvía a pedir a la UE más ayuda, y el envío de generadores, carpas, bombas de agua o calentadores de gas para tiendas de campañas.

Finalmente, Rusia fue la primera en actuar. “Es necesario aumentar la ayuda humanitaria, en primer lugar el envío de medicamentos y víveres para las poblaciones serbias inundadas”, dijo el ministro de Situaciones de Emergencia, Vladimir Puchkov. Entre las ayudas enviadas a Belgrado se encuentran dos helicópteros, un avión con 38 toneladas de ayuda humanitaria donde incluía 30 lanchas, 10 bombas hidráulicas, 2.500 mantas y alimentos, entre otras cosas. Además, otro cargamentos fue enviado a Nis, la tercera ciudad más importantes de Serbia.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 3º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Fue co-director del cortometraje 'Enarmonía', finalista en el XV Festival de Cortometrajes ADN y Community Manager del Proyecto de Cuentos infantiles CrocoOuch (www.crocoouch.com). Además, fue redactor en la revista 'Nuestra' y en el portal Actualidad Nebrija y locutor en el programa 'ñGamers' de Ágora Radio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.