.
.

Esperanza por el pluralismo y temor por el anti-europeísmo


Miguel Ángel Rodríguez Rodríguez  – Madrid 30/05/2014

El domingo 25 se celebraron las elecciones al parlamento europeo, dejando una nueva imagen del panorama político actual muy sorprendente. Con una participación muy similar a la de las elecciones del 2009, el Partido Popular Europeo volvió a ser el ganador con 212 escaños. Sin embargo, tanto este partido como el grupo socialdemócrata sufrieron un fuerte varapalo al ver reducidos en gran medida el número de escaños obtenido. La ruptura del bipartidismo en Europa ha sido observada por muchos con gran alegría, aunque esta realidad se ha visto eclipsada por la aparición en escena de los partidos de extrema derecha en países como Francia o Reino Unido.

Las elecciones europeas, consideradas como un adelanto de lo que podría suceder en las próximas elecciones generales al gobierno de España, le han dado la victoria al Partido Popular con 16 escaños y un 26% de los votos. Tan solo dos escaños son los que les separan del Partido Socialista Obrero Español que ha obtenido 14 escaños.  La victoria del PP ha sido recibida de forma agridulce por Arias Cañete, cabeza de lista de este partido, al ver cómo han caído el número de votantes de su partido en 18,8 puntos.  Lo vivido desde el PSOE también ha sido de tristeza  y desilusión, al haber tenido 7 escaños menos que en las últimas elecciones europeas. Estos malos resultados han provocado que Alfredo Pérez Rubalcaba se retire del frente del partido socialista y  proponga la búsqueda de un nuevo candidato para liderar el partido.

resultados nacionales (diario de navarra)

Sin embargo, la tristeza de estos dos grandes partidos se ha convertido en la alegría de los grupos políticos más pequeños. La Izquierda Plural ha obtenido un total de 6 escaños, seguidos muy de cerca de la gran sorpresa de estas elecciones: Podemos. El partido liderado por Pablo Iglesias y que apenas llevaba unos meses con vida se ha colocado como cuarta fuerza política con 5 escaños. Por debajo se encuentra UPyD que, con un millón de votos, obtuvo 4 eurodiputados.

 

comparacion de resultados (europapress)

 

La aparición de estos pequeños grupos políticos ha supuesto un duro golpe para el bipartidismo instaurado en España desde el mandato de Adolfo Suarez.  Pese a esta ruptura, los representantes los partidos minoritarios aseguran que todavía queda mucho camino por recorrer para lograr una  situación en la que no quede ningún resquicio del bipartidismo. Serán en las próximas elecciones donde veremos si esta tendencia se afianza.

La mayoría de los expertos en política aseguran que la pérdida de votos del Partido Popular se debe principalmente a la abstención de sus simpatizantes, así como por la fuga de votos hacia el partido de Rosa Díez. En el caso del PSOE la cuestión está mucho más clara, la disgregación de la izquierda en diversos partidos políticos, provocado por el desencanto de las acciones del PSOE y su acercamiento al centro, ha provocado una repartición de los votos entre el Partido Socialista, la Izquierda Plural y Podemos.

La extrema irrumpe en el Europarlamento

El bipartidismo también ha sufrido un duro golpe en Europa. Mientras que entre el Partido Popular Europeo y la coalición Alianza Progresista sumaban en los últimos comicios 450 escaños, en estas elecciones no han llegado a los 400. Sin embargo, la ruptura del bipartidismo no es lo que más preocupa en Europa ahora mismo. Las miradas se centran en la llegada al poder de numerosos grupos de extrema derecha en diversos países. La victoria más significativa ha sido en Francia, donde el Frente Nacional se ha convertido en la fuerza política más votada. El partido de Marine Le Pen, que se muestra contrario a permanecer en la zona euro ha obtenido 24 escaños. La misma situación se ha repetido en Reino Unido, donde UKIP, el partido independentista, se ha hecho con el 25,4% de los votos. Este partido cuyo programa político basa sus ideas en el rechazo a la inmigración y a la Unión Europea, se encuentra en la línea de otros partidos que han surgido en Dinamarca, Grecia, Italia, Hungría o Alemania.

Mucha gente ha querido buscar una explicación a la aparición de estos partidos de extrema derecha y han alegado que su surgimiento se debe, principalmente, al desencanto de aquella parte de la población que se encuentra más sumida en la pobreza y ha resultado más afectada por el paro y los recortes sociales. Numerosos expertos creen que este auge del populismo decaerá en cuanto la situación mejore.

Ahora es momento de esperar y ver si esta ruptura del bipartidismo se asienta o si, por el contrario, se queda en un mero espejismo de lo que debería ser una sociedad democrática. Además, los partidos políticos tradicionales deberían ver el peligro del surgimiento de la extrema derecha e intentar frenarlo mediante políticas sociales que mejorasen a aquella parte de la población que se encuentra en situaciones delicadas debido a la crisis.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.