.
.

Podemos, o cómo conseguir 5 diputados en 4 meses


Jaime Llinares Taboada – Madrid 30/05/2014

El partido que lidera el televisivo Pablo Iglesias se ha convertio en la cuarta fuerza política del país en las elecciones europeas. 1,2 millones de personas y 5 escaños en Bruselas les contemplan. Lejos de conformarse, avisan que su único objetivo es “vencer a los partidos de la casta”, es decir, PP y PSOE.

El CIS les otorgaba 1, las encuestas más favorables llegaban a 2, pero Podemos ha superado todas las previsiones con sus 5 escaños y 1.245.948 votos, convirtiéndose en el cuarto partido con mayor representación. De esta manera, Podemos supera a UPyD, y se coloca a uno de IU. Han sido la tercera fuerza más votada en Madrid, Aragón, Asturias, Cantabria e Islas Baleares.

Pero lejos de autocomplacerse, el partido morado no se pone límites y su líder, Pablo Iglesias, avisa: “No estamos satisfechos con el resultado. No nacimos para ser una fuerza testimonial sino para superar electoralmente a los partidos de la casta. Hemos tenido un avance considerable, los partidos de la casta han sufrido el correctivo más serio desde que se puso en marcha el régimen del 78, pero estamos lejos de haberles superado. Mañana seguirá habiendo desahucios y 6 millones de parados”.

Y todo esto lo han conseguido en tiempo récord. El 16 de enero se presentó el partido en Lavapiés, el 11 de marzo fueron inscritos en el Registro de Partidos y el 14 de abril ya habían conseguido las 15.000 firmas necesarias para presentarse, una semana antes de que concluyese el plazo. A finales de marzo tuvieron lugar unas  primarias para confeccionar la lista electoral en las que participaron 33.000 personas, y en las que se eligió a Pablo Iglesias como cabeza de lista.

Un líder televisivo 

El líder e imagen de Podemos (su foto aparece en el mismo logo) es un profesor de Ciencias Políticas de la UCM llamado Pablo Iglesias Turrión. De familia republicana e izquierdista (su madre le puso para Pablo en honor al fundador del PSOE), este madrileño es licenciado en Derecho y Ciencias Políticas, además de tener dos másteres. 

Tras participar activamente en los actos del 15M, Iglesias lanzó dos programas de TV, la Tuerka (actualmente en Público TV) y Fort Apache (Hispan TV). Ahí empieza una carrera de comunicador político que desemboca  en una llamada de Intereconomía TV para que participe en una tertulia el 25 de abril de 2013. 

Y allí, entre personajes de derechas, Pablo Iglesias destacó. Destacó porque es un experto en el arte de convencer mediante las palabras; porque, sin ser un tipo simpático, es capaz de ganarse a la audiencia o al público; porque es fácil entender lo que dice; porque se prepara cada debate en el que participa para tener todos los datos de todos los temas y así tener siempre un argumento con el que rebatir.

De Intereconomía y 13TV pasó a La Sexta, Cuatro y Telecinco, siempre al extremo izquierdo de la mesa de tertulia, denunciando que los que nos gobiernan son títeres de los poderes financieros, que se rescaten bancos y se recorte en sanidad, y pidiendo una regeneración democrática en España

Sus intervenciones en debates de tanta audiencia le proporcionaron una popularidad creciente que ha aprovechado muy bien. Recientemente, ha declarado que “desde que empezamos a hacer La Tuerka entendimos que la comunicación audiovisual y el formato de tertulia es un instrumento clave en la batalla de las ideas en nuestra sociedad. Decidimos poner a operar políticamente un tipo de discurso. Creo que ha servido para abrir muchos espacios de participación por abajo y estamos muy satisfechos”. Mientras otros políticos rechazan entrevistas y tertulias, Pablo Iglesias se mueve como pez en el agua delante de la cámara. 

Y no hay que olvidarse de las redes sociales e Internet, base de las movilizaciones del 15M, y parte fundamental de la campaña de este partido, ya que ésta fue financiada mediante crowdfunding (financiación mediante Internet). El líder de Podemos es un usuario muy activo de Twitter, y cuenta con casi 258.000 seguidores, muy por encima de los 19.000 de Cañete y Valenciano. Este éxito en las redes sociales también se traslada a la cuenta del partido. Mientras que PP y PSOE rondan los 140.000 followers, Podemos ya suma 188.000 en 5 meses de existencia. Ambas cuentas son muy activas e interactivas con el público, lo que explica su popularidad.

Junto a Pablo Iglesias, los otros cuatro eurodiputados que irán a Bruselas son la profesora de secundaria Teresa Rodríguez, el fiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, la politóloga Lola Sánchez y el investigador del CSIC Pablo Echenique.

Cambiar mayordomos por carteros

En una entrevista al diario El Mundo, dos días después de las elecciones, a Pablo Iglesias le preguntaron “¿qué Podemos?. La respuesta define perfectamente el objetivo principal de su partido: “Podemos llevar el sentido común a la política. Lo que pasa es que estamos gobernados por los mayordomos de los ricos. Y lo que hace falta es un gobierno de carteros de los ciudadanos. El 15-M cambió la agenda política de nuestro país, se vio que la soberanía no podía estar en manos de poderes que no había elegido nadie: bancos y poderes financieros que nos han llevado al desastre”.

Democratizar las instituciones políticas, expulsar a los poderes económicos de los centros de toma de decisiones… En definitiva, devolver la política al pueblo y recuperar el significado etimológico de la palabra democracia.

Los cinco diputados elegidos han firmado un contrato por el cual no cobrarán más de tres salarios mínimos (1900 euros), el resto de lo que les corresponde lo donarán al partido. Además, tampoco podrán desplazarse en clase preferente.

El programa de Podemos, que se elaboró contando con un grupo de expertos en todos los ámbitos, ya ha sido comparado con el de partidos extremistas. Algunas de las ideas más llamativas que proponen son las siguientes:

1) Empleo y pensiones

Una jornada laboral de 35 horas, y el adelanto de la jubilación a los 60 años. Derecho a una renta básica. Prohibición de los despidos en empresas con beneficios. Eliminación de las ETTs. Incremento del salario mínimo y establecimiento de un salario máximo. Derogación de las últimas reformas laborales y derogación de la última reforma de las pensiones.

2) Deuda y banca

Derogación del artículo 135 de la Constitución. Supeditación del BCE a las instituciones democráticas. Creación de una agencia pública europea de rating. Regulación pública de los tipos de interés básicos de la economía.

3) Empresas y fiscalidad

Recuperación del control público de los sectores básicos: telecomunicaciones, energía, alimentación, transporte, sanitario, farmacéutico y educativo. Tipificación del delito fiscal a partir de los 50.000 euros. Recuperación del Impuesto de Patrimonio. Introducción de un IVA del 35% en artículos de lujo. Reducción de la partida presupuestaria destinada al gasto militar y aumento de la destinada a investigación.

4) Vivienda

Moratoria de la deuda hipotecaria a primeras viviendas de familias con dificultades. Paralización inmediata de todos los desahucios de primeras viviendas y locales de pequeños empresarios. Dación en pago con carácter retroactivo. Garantización del suministro de luz, agua y calefacción a todos los ciudadanos.

5) Participación ciudadana

Ampliación y extensión de la figura del referéndum vinculante. Creación de presupuestos públicos participativos. Establecimiento de un plazo de 5 años para acceder desde un alto cargo público a una empresa privada. Derecho de autodeterminación de los pueblos.

6) Comunicaciones

Defensa de la libertad de expresión frente al monopolio de la información. Fomento del “crowfunding”, el software libre y el “copyleft”. Creación de medios públicos pero democráticos e independientes del gobierno. Ningún grupo empresarial podrá ostentar más del 15% de la audiencia de ningún sector de la comunicación.

7) Derechos sociales, Educación y Sanidad

Mediadas para la igualdad salarial entre sexos. Devolución al sector público de todos los hospitales y centros de salud privatizados. Prohibición del copago sanitario. Aborto libre y gratuito. Eliminación de ayudas a centros de educación privados y concertados. Derogación del Plan Bolonia. 

8) Corrupción

Limitación salarial y temporal (dos legislaturas) a los cargos públicos. Eliminación de instituciones innecesarias, como las diputaciones. Aplicación estricta del criterio de incompatibilidad. Reforma de los marcos normativos destinados a designar al Fiscal General del Estado, miembros del Consejo Superior del Poder Judicial, miembros del Tribunal de Cuentas y miembros del Tribunal Constitucional. Prohibición de acumular cargos públicos.

Populistas, chavistas, frikis…

Lo cierto es que las reacciones a la victoria de Podemos no se han hecho esperar. Pedro Arriola, asesor del PP, ha afirmado que “todos los frikis acaban planeando sobre Madrid”

Esteban González Pons, número 2 de la lista popular, ha considerado que Podemos es el partido que “hace poco estaba pidiendo tomar el Congreso de los Diputados y hacer escraches”. También ha declarado que “la extrema izquierda está ganando el terreno de la izquierda moderada, lo que es preocupante para todos”, y que son un partido que ha hecho campaña desde el antisistema, con referentes como la Cuba de Fidel Castro y la Venezuela de Maduro.

Para Carlos Floriano, director de campaña del PP, Podemos son “los que un día asaltan el Congreso y rodearon mi casa”.

Rosa Díez avisa del surgimiento en los países del sur de “populistas de izquierdas, para no hablar de antisistemas o de extrema izquierda”. También ha comparado su programa con el del Frente Nacional francés: “Hay un grado de coincidencia enorme en relación con el euro, no pagar la deuda, nacionalizar sectores estratégicos y un montón de propuestas con Marine Le Pen”.

Ante las acusaciones de populistas, Pablo Iglesias ha contestado que si hay algo de lo que no se nos puede acusar es de no ser rigurosos en nuestras propuestas, y que populista es Cañete subido en un tractor en Andalucía diciendo que somos la Alemania del sur”. También ha afirmado que “las acusaciones de demagogia revelan claramente el miedo de los que no se atreven a hablar de la pobreza, del paro y del desastre de las políticas económicas que se están haciendo”. 

CIU y PNV se han limitado a darles la bienvenida y a dudar de su continuidad.

Por su parte, Izquierda Unida ya ha dicho que no competirá con Podemos, si no que les proponen “levantar un gran bloque de izquierdas juntos”. Gaspar Llamazares ha admitido que Podemos ha sabido conectar mejor con los jóvenes.

Fuente de la imagen: Público.es

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.