.
.

Polémica tras la liberación del soldado estadounidense secuestrado por talibanes


Noemí Izquierdo – Madrid 06/06/2014

La liberación del soldado retenido por los talibanes durante cinco años a cambio de cinco presos de Guantánamo no ha sentado nada bien ni a los ciudadanos, ni a las fuerzas políticas del país.

La liberación del soldado secuestrado por los talibanes durante cinco años, Bowe Bergdahl, ha pasado de ser una alegría a causar incomodidad entre los ciudadanos estadounidenses. Además, soldados talibanes difundieron un video en el que se mostraba la liberación del militar que causó mucha polémica.

El acto de celebración que estaba previsto para el 28 de junio en su pueblo natal de Idaho, Hailey, ha sido suspendido. Según las autoridades locales, la celebración no podrá tener lugar ya que no se ven capaces de garantizar la seguridad de la alta cifra de asistentes prevista.

Estas declaraciones no resultan muy creíbles, ya que desde hace cinco años se celebra en Hailey un acto llamado “Bring Bowe Back” (traed de vuelta a Bowe) con un alto número de asistentes, para reclamar la liberación del soldado. La cadena estadounidense NBC, lleva varios días alertando de la preocupación de los residentes de Hailey, que reciben llamadas indignadas de gente que opina que el coronel no debe ser recibido como héroe.

Pero, ¿cuál es el problema? La historia del coronel Bergdahl es confusa. Algunos de sus compañeros lo han acusado de deserción tras su llegada, manteniéndolo en obligado secreto durante los años que permaneció secuestrado. Además, Estados Unidos ha pagado un precio muy alto por su liberación que ha costado al país la entrega de cinco presos de Guantánamo a los talibanes.

Voces disidentes

El senador republicano John McCain afirma que la negociación fue “un error”. Marco Rubio, compañero de partido de McCain, en una columna del periódico USA Today afirma “el presidente ha elevado a un grupo terrorista a la posición de Ejército de una nación, legitimando, de facto a los talibanes”. Además, dice que el caso del canje del coronel por cinco presos talibanes “demuestra a otros actores no estatales y grupos terroristas que el gobierno estadounidense está dispuesto a reconocer como interlocutor de una negociación incluso a grupos terroristas que no respetan leyes de un conflicto armado”.

Por otro lado, los estadounidenses reclaman el coste en vidas que ha supuesto la liberación del coronel. Es decir, los militares que se han quedado por el camino en la operación de liberación. También surgen las voces que ponen en duda la heroicidad del militar capturado, pese a que la asesora de seguridad de Obama, Susan Rice, declaró en televisión que Bergdahl ha servido con honor y distinción a Estados Unidos.

Pero soldados de su misma unidad no opinan lo mismo. En un artículo del periódico The Daily Beast, el entonces soldado raso de la unidad de Bergdahl que participó en la búsqueda del sargento, Nathan Bradley Bethea, afirmó: “la verdad es ésta: Bergdahl era un desertor y soldados de su propia unidad murieron tratando de localizarlo”.

Al mismo tiempo, la Casa Blanca recibe peticiones online que piden que se castigue al sargento por “desertor”, “él no es un héroe y es directamente responsable de la muerte de varios miembros del Ejército”.

Además del descontento popular, el Congreso se llena de dudas políticas. Las elecciones parlamentarias están a la vuelta de la esquina y los congresistas reclaman no haber sido avisados con 30 días de antelación de la liberación de los cinco presos talibanes de Guantánamo.

Desde el Pentágono, han afirmado que la cuestión de si Bergdahl  desertó o no tiene nada que ver con el deber de recuperar a un militar prisionero de guerra y que si fuera necesario se iniciará una investigación sobre las circunstancias de la desaparición, declaraba el secretario de defensa, Chuck Hagel.

 

Fuente de la imagen: martinoticias.com

 

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )


Estudiante de 4º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Actualmente en periodo de prácticas en el área web del diario económico Expansión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.