.
.

España, a la cabeza del crecimiento económico en 2015


Jaime Llinares Taboada – Madrid 10/10/2014

Según los últimos informes del FMI, el PIB en España crecerá un 1,7% en 2015, superando así la media europea. Sin embargo, también rebaja las expectativas sobre la creación de puestos de trabajo y alerta del riesgo de deflación.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), en su asamblea anual del pasado martes, ha previsto que el crecimiento económico español en 2015 será uno de los mejores de toda la Unión Europea. Todo esto en una fase de crecimiento mundial “mediocre”, según Christine Lagarde. Una situación que, de hecho, podría empeorar aún más por el brote de ébola en África y por los conflictos en Ucrania y Oriente Medio.

España llegará al 1,7% de crecimiento en 2015

Ha sido la sorpresa del informe. Mientras que se pronostica que la UE se quede en el 1,3% de variación del PIB, España crecerá un 1,7% en 2015 mientras que para el 2014 la previsión es del 1,3%. La cifra para 2015 se queda corta comparada con la del gobierno: 2% de crecimiento.

Estos datos han puesto a España como modelo ante países como Italia o Francia, ejemplo del bajo repunte europeo. El informe del Fondo afirma: “El crecimiento ha vuelto a España, apoyado por la demanda externa así como por una mayor demanda doméstica, reflejando unas condiciones financieras mejoradas y una confianza en ascenso”.

El crecimiento económico mundial se quedaría en el 3,3% para 2014 y en un 3,8% para el año próximo. La recuperación es menor de lo que se preveía en julio, un 3,4%. Los países emergentes siguen siendo los que tiran de la economía mundial, pero a un ritmo más bajo que antes.

Sin embargo, este repunte económico destaca por su irregularidad: “Es fuerte en Estados Unidos y Reino Unido, modesto en Japón y débil en la zona euro”, advertía Lagarde.

Por su parte, la Ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, interpretaba así los datos del FMI: “El Fondo Monetario Internacional vuelve a resaltar que España va en la buena dirección, es el país que más va a crecer en los próximos años de la zona euro y también de los que más empleo va a crear”

Báñez ha añadido que estos datos indican que el gobierno de Mariano Rajoy “va en la buena dirección”, aunque los resultados sean aún “modestos” y quede “camino por recorrer” para dar oportunidades de empleo a los más de 4 millones de españoles en situación de desempleo.

Así, ha apelado al esfuerzo de “toda la sociedad”, de las Comunidades Autónomas y de los interlocutores sociales para que “mes a mes el empleo crezca y las tasas de desempleo bajen” en España.

Rebaja de las previsiones de creación de empleo a la tercera parte

El Fondo Monetario Internacional, al igual que el gobierno, cree que la tasa de paro descenderá del 24% en 2015, hasta un 23,5%. Las previsiones del ejecutivo español son aún más optimistas: un 22,2%. Según el informe de la institución internacional, la tasa de parados bajará del 20% en 2018.

Sin embargo, el pronóstico del FMI para la creación de puestos de trabajo, 130.000 aproximadamente, es muy inferior a la del gobierno, de 348.200.

En declaraciones de Jesús Fernández-Villaverde a El País, la medición de los datos referidos al empleo es muy difícil porque la reforma laboral ha roto la relación entre el PIB y el trabajo. Según el Gobierno, ahora no hace falta tanto crecimiento para crear empleo.

Riesgo de deflación

Uno de los principales problemas españoles que ha señalado el FMI es el alto riesgo de deflación, es decir, de la bajada prolongada del Índice de Precios al Consumo. Este fenómeno es muy peligroso por la dificultad que conlleva solucionarlo.

El IPC lleva 3 meses decreciendo, y el Fondo calcula que la inflación media sea del 0% en 2014 y del 0,6% en 2015. Pese a los mensajes tranquilizadores, y según cálculos de la Institución, la vulnerabilidad española a la deflación es de 0’6 sobre 1 en la escala, lo que supone un “alto riesgo”. El total mundial en este índice no llega a las dos décimas.

Fátima Báñez se congratula de los buenos datos que ha obtenido España en el informe del FMI. El Producto Interior Bruto subirá a un ritmo superior al de nuestros vecinos europeos, según la previsión. Pero el país está en riesgo de deflación; la tasa de paro no bajará del 20% hasta 2018; el empleo sólo aumentará en 130.000 personas el año que viene y la deuda pública ya supone el 100% del PIB, y no volverá a bajar de esa cifra hasta 2019.

 

Fuente de la imagen: abc.es

 

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.