.
.

9-N: Consulta simbólica y en clave plebiscitaria


Samuel Díaz – Zaragoza 17/10/2014

Artur Mas anuncia como alternativa una consulta “simbólica”. Los soberanistas lo califican de “engañoso” y el Gobierno avisa con recurrirla al Tribunal Constitucional

El pasado lunes, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se reunió con el bloque soberanista (CIU, ERC, CUP, ICV) para analizar la viabilidad de celebrar la consulta prevista para el próximo 9 de noviembre, después de que el Tribunal Constitucional anunciase su suspensión a petición del Gobierno. Sin embargo, del encuentro salieron sin acuerdos por lo que Artur Mas compareció ante los medios de comunicación para anunciar la imposibilidad de llevar a cabo el proceso como estaba previsto desde hacía más de un año. El Presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, declaró que le parecía una decisión extraordinaria la tomada por el líder de CIU.

Al día siguiente, el martes por la mañana, la expectación era máxima cuando Mas convocó a la prensa para afirmar que finalmente sí habría consulta, aunque no como se venía asegurando en los últimos meses. Aseveró que el 9 de noviembre tendría lugar una consulta simbólica que sería el precedente de unas elecciones plebiscitarias. “La consulta definitiva solo se puede hacer con unos comicios que los partidos transformen en un referéndum”, aseguró.

De momento, el presidente catalán centra todas sus fuerzas en celebrar de manera exitosa la votación de dentro de tres semanas. Para ello dijo que espera contar con la colaboración de los ayuntamientos a la hora de facilitar locales, así como urnas y distinto material que sea preciso para que el pueblo catalán pueda expresar sus sentimientos. La idea está en conseguir reunir entre 18.000 y 20.000 voluntarios, 3.000 funcionarios también voluntarios que velen por el correcto funcionamiento de la jornada, y 6.000 mesas electorales.

Podrán votar los mayores de 16 años, catalanes en el extranjero, ciudadanos extranjeros comunitarios con un año de residencia y los no comunitarios que lleven al menos tres años viviendo legalmente en Catalunya, tal y como se indicaba en el decreto anterior. Asimismo, habrá un plazo de quince días para poder votar y no habrá decreto de convocatoria. Esos son algunos de los detalles organizativos subrayados por el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno, Francesc Homs, en RAC1.

Además, ha informado de que no habrá un censo, sino que se hará una inscripción al instante, razón por la que el Gobierno considera que puede haber un fraude de ley mediante esta formula. Recordemos que aunque el ejecutivo catalán disponga del censo de su población, usarlo en este caso sería ilegal, por eso es necesario hacer un registro. Para obtener el personal suficiente que ejerza labores de voluntariado la Generalitat difundirá una campaña publicitaria para animar a la población y que, al menos, haya tres voluntarios por mesa.

El registro se realizará a través de la votación manual y de manera informática, es decir, introduciendo los datos en un ordenador para evitar que haya duplicidad de voto. El registro sólo será posible a través del DNI, ya que es el único documento que incorpora el domicilio.

Como habrá quince días para poder votar, los datos que se ofrezcan inicialmente serán orientativos, los definitivos no se conocerán hasta pasadas las dos semanas.

La Asamblea Nacional Catalana ha reclamado en Bruselas al bloque soberanista que continúe unido como el resto de la sociedad para lograr una Cataluña independiente. “Nos sentimos decepcionados de que los partidos no hayan mantenido la unidad como hemos hecho la sociedad civil”, asevera Carmen Forcadell, presidenta de la ANC. La ANC mantendrá la movilización prevista para el próximo domingo en la Plaza de Cataluña y desde luego anima a la participación.

UDC, que junto con CDC forma CIU, aboga por acabar la legislatura, rechaza una declaración de independencia y apoya el proceso participativo. El secretario general de UDC, Ramón Espadaler, lamenta la ruptura del pacto entre las fuerzas que apoyaban la consulta y apela a la unidad del bloque. No obstante, ha recalcado que ellos no volverían a apoyar la consulta en los términos acordados con anterioridad.

A su vez el portavoz de CIU en el Hemiciclo y líder de Unió, Josep Antoni Durán Lleida, se opone a un adelanto electoral porque afirma que “nadie las quiere” porque es necesaria la estabilidad en la Generalitat.

La soledad de Artur Mas tras la ruptura del pacto soberanista

El resto de grupos soberanistas se oponen con rotundidad a continuar apoyando a los de Mas porque consideran que la consulta no se va a celebrar del modo que prometieron a los ciudadanos de Cataluña. Pese a ello, el líder de ERC, Oriol Junqueras, ha tendido la mano al Presidente para poder llevar a cabo el proceso el día 9 de noviembre. Ahora bien, declaran que “se ha roto la unidad” y que “cuesta confiar en quien no cumple los acuerdos y cuesta llegar a acuerdos con quién no los cumple”. Por eso, Junqueras insiste en que si no se hace la consulta prevista inicialmente se deben convocar comicios para conseguir la independencia de Cataluña.

Las desavenencias entre CIU y ERC ya son sonadas desde hace tiempo, recordemos que los de Junqueras apostaban por la desobediencia civil,tras la suspensión de la consulta por parte del TC y, por si fuera poco. dieron el visto bueno a la comisión de investigación sobre el presunto fraude fiscal cometido por Jordi Pujol durante más de tres décadas, pese a que finalmente su partido decidió apoyar la investigación contra el ex presidente catalán.

Difícilmente se recuperaría el consenso entre los dos principales partidos, pues Junqueras pone como condición regresar a lo planteado hasta hace unos días, algo que los de Mas ha negado con severidad.

Por su parte, el líder de ICV, Joan Herrera, dice que lo propuesto actualmente “no es una consulta alternativa” sino un “sucedáneo y un sustituto” con la que pretende “salvarse”, y ve en esta iniciativa un primer “acto de precampaña” previo a unas plebiscitarias. Por lo tanto, critica con dureza las nuevas andanzas de Artur Mas que cree que solo pretende lavar su figura política y hacer lo posible para no sufrir un batacazo en las autonómicas.

Quienes han reaccionado con mayor dureza son los de CUP, encabezado por Quim Arrufat. De hecho, fueron los primeros en desmarcarse del pacto soberanista porque estiman que el referéndum es “innegociable”, motivo por el cual insisten sentirse “engañados” ante un Mas que pretende convocar una consulta “partidista”. De hecho, dudan que llegue a celebrarse la consulta alternativa.

A los anti soberanistas en absoluto les convence la alternativa anunciada por Artur Mas, como tampoco lo ideado hasta la pasada semana. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, tilda de “engaño” y “error” la nueva vía de Mas por ser una “gigaencuenta presencial o una huida hacia adelante que no merecen los catalanes”. “Venimos de una legislatura que acabó antes de hora y parece que ahora se va a repetir la misma historia”, señalaba Iceta. El dirigente socialista también ha reprochado que “no haya cumplido ninguno de los objetivos: ni el pacto fiscal, ni la reducción del paro a la mitad”.

Para la presidenta del PP en Cataluña, Alicia Sánchez- Camacho, el proceso soberanista “se ha acabado”, afirma que bien lo saben tanto el señor Mas como el resto de ciudadanos. Dice además, que lo que ahora aspira a celebrar no es “nada”, tan solo “un simulacro de votación” para “engañar a la ciudadanía y contentar a ERC”, puesto que no se puede hacer un referéndum ilegal.

Albert Rivera, quien lidera Ciudadanos de Cataluña, ha calificado de “ridículo” lo que quiere hacer Mas y ha calificado la alternativa anunciada, como consulta “de fin de semana”, para mayor inri sin el apoyo de los soberanistas por lo que considera que Mas ha de convocar elecciones anticipadas.

Reacciones desde Madrid

Desde el Estado, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, afirma que el Gobierno recurrirá la consulta si mantiene las mismas preguntas que antes de que la anulase el TC. La vicepresidenta, Soraya Saenz de Santamaría, anuncia que estudiarán con “tranquilidad” cómo se podría recurrir la nueva consulta y ha recordado que el propio Consejo de Estado ya dejó claro en su dictamen que la Generalitat no puede utilizar los artículos de la Ley de Consultas relativos a encuestas y procesos de participación ciudadana para “otro tipo de cosas”. Saenz de Santamaría ha invitado a Artur Mas a que reflexione mientras que el Jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy apela al dialogo.

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, exige al presidente Mas respetar la legalidad y no seguir engañando a la ciudadanía, y a Rajoy le ha dicho que “con la legalidad no basta” y que “este conflicto político ha de solventarse con política”. “Nosotros queremos que los catalanes voten junto al resto de españoles en una reforma constitucional que albergue un nuevo modelo de convivencia territorial para España”, esgrimió el líder de los socialistas. Insiste en que al presidente de la Generalitat le pide acatar la ley y a Rajoy voluntad de reformar la Constitución.

El portavoz de IU en el Congreso de los Diputados, José Luis Centella, declara que tanto Mas como Rajoy se están dedicando a jugar a los “trileros” con la consulta del 9-N. Centella asegura que IU seguirá defendiendo la celebración de la consulta soberanista bajo el paraguas de la legalidad y ha indicado que ni Mas ni Rajoy, con sus respectivas posiciones, están contribuyendo a la convivencia porque sólo les preocupa “salvar su propio pellejo” y cree que un anticipo electoral no resolvería el problema.

La lideresa de UPyD, Rosa Díez, en declaraciones al programa de La Sexta Al rojo vivo, ha dicho que “Mas es un conductor suicida que quiere chocarte y solo te queda apartarte para que no se choque contigo”. “No se puede organizar de una manera seria algo que no es serio”, sentenciaba.

Fuente de la imagen: elcomercio.pe




One thought on “9-N: Consulta simbólica y en clave plebiscitaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.