.
.

La independencia de TVE, en entredicho


Sergio Rupérez – Zaragoza 17/10/2014

Unos 1.500 profesionales de Televisión Española reclaman la vuelta de la independencia informativa y muestran su temor a la implantación del modelo de Telemadrid. En el manifiesto ‘Ante una situación límite’, los trabajadores denuncian “la utilización partidista y progubernamental de los Servicios Informativos”

Cerca de 1.500 trabajadores de Televisión Española firman un manifiesto en el que piden que vuelva la independencia al ente público y denuncian el “uso partidista y progubernamental” de los Servicios Informativos.

El texto, presentado el pasado miércoles por representantes del Consejo de Informativos, entre los que se encuentran su presidente Alejandro Caballero y su expresidente y exdirector del programa La noche en 24 horas, Xabier Fortes, supone la conclusión de un proceso que comenzó tras una reunión de la redacción de Torrespaña a raíz de dos años de “malas prácticas profesionales”.

Falta de independencia

El pasado 16 de septiembre, los Consejos de Informativos de TVE e IRTVE (interactivos de RTVE) decidieron poner en marcha una iniciativa que buscaba recoger firmas para apoyar el manifiesto ‘Ante una situación límite’. El documento surge tras dos años de denuncia reiterada de los altos niveles manipulación y censura que, según los firmantes, “han hundido la credibilidad de TVE”.

En el manifiesto se hace hincapié en la situación de los últimos meses, cuando la tendencia “se ha visto acentuada” con coberturas informativas como las de la designación de Miguel Arias Cañete como Comisario de Energía y Cambio Climático en la UE o la de la Diada de Cataluña, donde se echaba en falta un equilibrio en las informaciones. Además, la selección de tertulianos, sin fomentar la pluralidad y la ausencia del líder de Podemos, Pablo Iglesias, en programas informativos de La 1, también ha levantado ampollas en TVE.

Los profesionales adscritos al manifiesto recalcan también en su denuncia el “agravio” que supone la contratación de personal externo y su nombramiento para cuestiones editoriales, más si cabe con la existencia de personal interno “altamente cualificado”, representando un “gasto injustificado” en tiempos de crisis.

Rechazo a la vuelta de José Antonio Sánchez

Tras la dimisión del anterior presidente de la corporación, Leopoldo González-Echenique, ante la negativa del Gobierno de inyectar 130 millones al ente público, el PP propuso sin consenso a José Antonio Sánchez. El que fuera exdirector de RTVE entre 2002 y 2004, ha entrado este jueves al Consejo de Informativos con los votos de los diputados populares.

A falta de ser elegido presidente el día 22 de octubre, las reacciones en el seno de los Consejos de Informativos de TVE, RNE y RTVE.es no se han hecho esperar. En un comunicado los profesionales de los dos medios públicos y de la web lamentan la designación sin escuchar a los distintos grupos de la oposición.

“En un momento en que la Corporación RTVE atraviesa serias dificultades económicas, con niveles de audiencia y credibilidad de sus informativos en algunas de sus cotas más bajas, una propuesta como la presentada no augura apuesta alguna por enderezar el rumbo para recuperar las audiencias y el prestigio perdidos”, reza la nota presentada por los consejos. Además, estos señalan las polémicas que afectaron a Torrespaña durante su paso al frente de la corporación entre las que se encuentran la “información sobre el Prestige, la cobertura de la guerra de Irak y el tratamiento de los atentados del 11-M” que, en palabras de los emisores de la nota, contribuyeron a que “la credibilidad de los informativos se viera seriamente comprometida”.

El hasta ahora director general de Telemadrid tampoco levanta gran aceptación entre los profesionales de TVE vistas las recientes denuncias de manipulación en la televisión pública madrileña y el ERE que dejó en la calle a 861 trabajadores. “Sus recientes responsabilidades como director general de Telemadrid no avalan tampoco la defensa del modelo de radiotelevisión pública independiente y al servicio de todos los ciudadanos“, añade el comunicado.

El modelo a seguir

Temerosos de que el “fracaso” de Telemadrid y Canal Nou se instale en TVE, los profesionales de la televisión pública han presentado también en el manifiesto su propuesta de futuro para el ente público. “Es necesario acabar con la deriva en la que una combinación de financiación insuficiente y utilización partidista da como resultado el cierre o la reducción a la casi intrascendencia de televisiones públicas”, afirman en el documento.

Los trabajadores proponen, además, nivelar la calidad del medio con la de sus homólogos internacionales fomentando la independencia informativa y la pluralidad, generando una opinión pública informada y siendo los profesionales “de intachable trayectoria” los que ocupen los puestos de responsabilidad

Vista la situación, lo que está claro es que España, como país democrático, debe plantearse seriamente contar con un medio de comunicación público sólido alejado de intereses partidistas y económicos y centrado únicamente en garantizar los mejores contenidos que contribuyan a formar ciudadanos cultos e informados. Un derecho, el de la información, intrínseco en toda Democracia.

Fuente de la imagen: clasesdeperidismo.com



Blogger Redactor en Madeinzaragoza, OcioUrbanoZaragoza y ScennicMagazine. También en TempusFugitNews. Periodista en construcción...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.