.
.

Desmontan el plan de ‘Mars One’ para colonizar Marte


Jaime Llinares Taboada – Madrid 17/10/2014

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha concluido que la estancia continuada en el Planeta rojo es inviable con la tecnología actual. ‘Mars One’ se defiende diciendo que el informe está basado en datos incompletos.

Poner rumbo a Marte en un viaje de entre 6 y 10 meses para participar en un reality show, para no volver nunca más a la Tierra. ‘Mars One’ es el nombre del proyecto, y 200.000 son los voluntarios de todo el mundo que han solicitado entrar en el plan. Parece ciencia ficción, pero el proyecto aún no había sido debatido ni criticado por la comunidad científica. Ahora, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha publicado un informe en el que declara imposible la viabilidad continuada.

Ambición y dinero

¿Y quién está detrás de todo esto? La fundación que lo financia e impulsa comparte nombre con el proyecto (Mars One), y está dirigida por el holandés Bas Lansdorp. También está amparado por el Premio Nobel de Física Gerardus ‘t Hooft.

El proyecto ya ha conseguido importantes patrocinadores que financiarían el proyecto, cuyo objetivo final es ser un reality show. El coste estimado del plan es de 6.000 millones de dólares, sin los materiales necesarios para el viaje de vuelta. Ese es uno de los puntos más cuestionables desde el punto de vista ético: la, a priori, imposibilidad de no retorno. El combustible y suministros necesarios para un viaje posterior a la Tierra dispararían el coste tecnológico y económico.

Los participantes finales son elegidos en 4 rondas de selección. Después de 200.000 rondas quedan 705 candidatos, de los cuales 27 son españoles (18 hombres y 9 mujeres).

El objetivo de la fundación ‘Mars One’ es que en 2018 se envíe una misión con robots, para elegir la localización de la colonia y transportar 2’5 toneladas de comida. A partir de 2022, grupos de 4 personas irían llegando hasta alcanzar los 20 participantes.

‘Mars One’ defiende su utopía

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha analizado el proyecto, y los resultados del informe no son nada halagüeños.

La primera conclusión es que el plan de ‘Mars One’ es inviable con la tecnología actual. Los actuales conocimientos tendrían que evolucionar a un ritmo extraordinario, o utilizarse una cantidad de dinero muy superior.

Además, el principal problema para la supervivencia es que los cultivos necesarios producirían demasiado oxígeno. La máquina para separar el oxígeno y mantener el nivel de nitrógeno nunca ha sido probada fuera de la tierra. Sin embargo, ‘Mars One’ defiende su utilización más allá de la atmósfera.

Los otros problemas afectarían a la pérdida humana de masa ósea y a la falta de piezas de repuesto por el alto coste del transporte a Marte. En ese aspecto, la fundación está de acuerdo: “Están en lo correcto. El gran reto de ‘Mars One’ es mantener todo en marcha y funcionando y los equipos y trajes de reparación en Marte es un problema que aún tenemos que resolver”, ha admitido Lansdorp.

Fuente de la imagen: http://www.rocketstem.org




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.