.
.

El primer Secretario General de la era Rajoy: Imputado


Acebes con Rajoy y Cospedal, en el congreso del PP en Valencia en el 2008. Kai Försterling | EFE

Samuel Díaz – Zaragoza 24/10/2014

Acebes, ministro en la era Aznar y secretario general en la primera legislatura liderada por Rajoy, ha sido imputado por presuntamente autorizar la compra de acciones de Libertad Digital con dinero negro

El pasado martes el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, decidió imputar a Ángel Acebes, ex ministro de Interior, Justicia y de Administraciones Públicas durante la etapa gobernada por José María Aznar. El magistrado ha visto indicios suficientes para que el señor Acebes deba declarar en sede judicial el próximo día 28. A raíz de la declaración del ex tesorero, Luis Bárcenas, han sido numerosas las imputaciones en torno a la presunta caja B del Partido Popular, una supuesta financiación ilegal que se llevó a cabo entre 1990 y 2009 a través de donativos en dinero B pagados por constructores.

El juez Ruz sospecha que en el periodo en el que Acebes ejercía el cargo de secretario general del PP (2004-2008), autorizó la compra de acciones de Libertad Digital con dinero negro, concretamente 446.300 euros. Recordemos que dicho medio de comunicación fue uno de los defensores de la teoría de la conspiración en torno a los atentados del 11-M, el altavoz del ala más dura de la derecha, cuya estrella radiofónica es Federico Jiménez Losantos.

Se trata del primer cargo imputado en la cúpula del Partido Popular, pues los antecesores de Acebes, Alvárez Cascos y Javier Arenas, e incluso la actual Secretaria General, María Dolores de Cospedal, solo han declarado en sede judicial en calidad de testigos.

A pesar de que en un momento inicial Ruz rechazó imputarle, ahora ha cambiado de parecer fruto de las declaraciones de Bárcenas ya que éste aseveró que Alberto Recarte, entonces presidente de Libertad Digital, pidió a Acebes que le ayudase a encontrar personas que suscribiesen la ampliación de capital del diario digital. En octubre de 2004 Álvaro Lapuerta, también ex tesorero del PP, sugirió a Acebes la posibilidad de obtener los títulos con dinero de la caja B y éste recibió el beneplácito en todo momento, razones que han servido para que el juez le impute por omisión y apropiación indebida.

Según la declaración de Bárcenas, Lapuerta era el encargado de buscar empresarios que estuviesen dispuestos a comprar acciones de Libertad Digital, pero dado que no eran las suficientes y la ampliación de capitales estaba a punto de cerrar se vieron obligados a hacer uso de los fondos ilegales de la formación para luego poner las acciones a nombre de importantes empresarios. Hasta en nueve páginas de la contabilidad de Bárcenas aparece la presunta compra de acciones de Libertad Digital con dinero negro. La trama consistía en lo siguiente: Personas cercanas a Bárcenas, como su testaferro, Francisco Yáñez, su esposa, Rosalía Iglesias o el propio Álvaro Lapuerta recibían el dinero, suscribían las acciones y después las volvían a vender en el mercado reintegrando el dinero adelantado por el partido.

Ruz se acoge a los antiguos estatutos del Partido Popular, que en aquella época otorgaban al secretario general la dirección de todos los servicios, y a su vez se basa en la jurisprudencia reciente del Tribunal Supremo en la que se reconoce que el delito de apropiación indebida puede cometerse por omisión, al no vigilar la conducta de sus subordinados.

Ángel Acebes, consejero de Iberdrola desde hace dos años, donde gana 253.000 euros anuales, tal vez deba abandonar el Consejo de Administración si la empresa cumple de manera estricta su reglamento para el Consejo de Administración. Ordena que los consejeros tendrán que poner su cargo a disposición y dimitir si pierden la honorabilidad, solvencia, competencia, disponibilidad o el compromiso con sus funciones necesarias para ser consejeros de la sociedad.

Además, el Código Ético para sus trabajadores obliga a notificar la apertura de cualquier procedimiento penal que pueda perjudicar la imagen o los intereses del Grupo.

Balones fuera desde el Gobierno

Desde el Partido Popular se apela al respeto y a la justicia y desde el Gobierno se da la callada por respuesta. Cuando miembros del Ejecutivo, entre ellos el propio Presidente, son preguntados por la prensa sobre este asunto, eluden responsabilidades, como viene siendo frecuente en torno a otras cuestiones peliagudas.

Los dirigentes de Génova 13 confían en que Bárcenas ya no tenga nada más que decir, creen que está amortizado, aunque reconocen estar sorprendidos por la imputación del ex titular de Interior. Califican de ensañamiento las actuaciones llevadas a cabo por Ruz y dicen no entender que se dé credibilidad a las palabras de un delincuente. Sin duda, están muy preocupados por las consecuencias que pueda provocar el descubrimiento de la que la trama Gürtel de cara a las próximas elecciones.

La oposición exige explicaciones a Rajoy

Por su parte, el PSOE ha sido muy duro en sus declaraciones acerca de este escándalo. El secretario de organización, Cesar Luena, afirma que Rajoy ha de dar explicaciones: “Rajoy tiene que salir ante la opinión pública y que diga todo lo que sabe. Estaban todos en la financiación irregular, y Rajoy de jefe. Todos lo sabían, y Rajoy también”. El líder de los socialistas, Pedro Sánchez, aprovechó su confrontación dialéctica en la Cámara baja con el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, para calificar de obsceno el legado de Acebes y Rato. “Sigue reivindicando el legado de Rato y Acebes, donde no sólo estuvo usted, también estuvo Rajoy”, replicó a Montoro.

El coordinador general de IU, Cayo Lara, también se ha caracterizado por su dureza asegurando que la imputación de Acebes demuestra que en el PP existe una trama de corrupción y ha recordado que su partido ya exigió la dimisión del señor Rajoy y el resto del Gobierno. “Se tiene que averiguar todo y todos tienen que pagar con responsabilidades políticas y penales”, subrayó.

En la misma línea que el resto de principales partidos de la oposición, Rosa Díez, la líder de UPyD, ha instado a Rajoy a que dé la cara y explique la presunta financiación ilegal porque con su oscurantismo no solo daña al partido que encabeza, sino a la democracia, ha dicho. “Quiere escaquearse” de todas las acusaciones de financiación irregular y está esperando “a ver si escampa”.

En resumen, la noticia de la imputación de Ángel Acebes, uno de los pesos pesados del gobierno de Aznar y de la primera etapa de Rajoy como presidente del PP, ha sentado como un jarro de agua fría en las filas conservadoras y ha pillado con el pie cambiado. El temor a perder credibilidad y los apoyos de sus votantes más fieles está ahí y por eso observamos como Rajoy intenta lanzar balones fuera y hacer creer que la corrupción es cosa de un pasado remoto. Claro que no puede olvidar que él estuvo en la primera línea durante el mandato de Aznar y para colmo Acebes fue uno de sus hombres fuertes durante una legislatura. Veremos en qué queda el escándalo, pero lejos de diluirse parece que seguirá inflándose conforme pasen los días.

Fuente de la imagen: www.elperiodico.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.