.
.

Suecia se desmarca y reconoce a Palestina como Estado independiente


Captura de pantalla 2014-10-30 a la(s) 16.42.16

Eduardo García Cancela – San Diego, California 31/10/2014

Pese a las presiones de Bruselas, Washington y Tel Aviv, el nuevo gobierno sueco reconoció el jueves a Palestina como Estado independiente. Suecia se convierte así en el primer país del Occidente de la Unión Europea en tomar esta decisión. Esto, sumado al papel protagonista de Estocolmo en materia de Derechos Humanos y mediación internacional, podría causar un cambio inminente en la política exterior de otros países.

“Existe un territorio, un pueblo y un Gobierno. Los criterios exigidos por el Derecho Internacional se cumplen ya”, así anunciaba la ministra de exteriores de Suecia, Margot Wallstrom, la decisión de Estocolmo de reconocer a Palestina como Estado independiente. El nuevo gobierno socialdemócrata de Suecia, elegido el 14 de septiembre y liderado por Stefan Loefven, ha tardado poco más de un mes en tomar la medida.

Wallstrom, según declaraciones recogidas por el diario Dagens Nyheter, considera que el reconocimiento es “un paso importante que confirma el derecho de los palestinos a la autodeterminación” y espera que sirva para mostrar “el camino” a los demás países. “Queremos contribuir a crear esperanza en el futuro de los jóvenes palestinos e israelíes, que corren el riesgo de asumir que no hay alternativa para la situación actual”, añadía la ministra.

El gobierno sueco también ha anunciado que aumentará las ayudas económicas a Palestina hasta los 160 millones de euros durante los próximos cinco años.

Reconocimiento internacional a Palestina

Actualmente, 135 países reconocen la soberanía de Palestina. Suecia se ha convertido en el primer país del Occidente de la Unión Europea en sumarse a este grupo, mientras que otros países como Bulgaria, Chipre, Hungría, Malta, Polonia, República Checa y Rumanía ya habían tomado esta decisión previamente.

La Asamblea General de la ONU admitió en 2012 a Palestina como Estado observador, lo que se traduce en un reconocimiento de la soberanía de los palestinos sobre los territorios ocupados por Israel desde 1967.

La postura de la Unión Europea es la de reconocer al Estado palestino. Sin embargo, lo hará cuando “sea apropiado” y todos o casi todos los países lo hayan hecho de manera individual. Reino Unido e Irlanda ya han aprobado una petición al gobierno para el reconocimiento de Palestina. Como consecuencia, el ministro francés de asuntos exteriores, Laurent Fabius, está tratando de elaborar un calendario y mandar un mensaje conjunto de toda la UE. Por eso, la decisión de Suecia ha sido reprendida y calificada como “prematura” desde Bruselas.

Los países nórdicos tampoco seguirán, de momento, el camino marcado por su vecino. La primera ministra danesa, Helle Thorning-Schimdt, afirmó el miércoles en una cumbre de líderes escandinavos que su país se encontraba aún “en otra fase” del proceso. Erna Solberg, primera ministra de Noruega, dijo que su país no reconocerá a Palestina hasta que no se llegue a un acuerdo con Israel.

Israel llama a consultas a su embajador en Estocolmo 

La reacción del gobierno israelí al reconocimiento de Palestina por parte de Suecia ha sido la de llamar a consultas al embajador de Estocolmo. Avigdor Lieberman, ministro de exteriores de Israel, ha calificado la decisión como “deplorable” y ha recordado al gobierno sueco que las relaciones en Oriente Medio “son más complejas que los muebles de auto ensamblaje de IKEA” y que tienen que actuar con “responsabilidad y sensibilidad”.

Según publica Jerusalem Post, Lieberman cree que para llegar a un acuerdo se deben respetar las negociaciones y que este tipo de movimientos dan fuerza a las “demandas surrealistas” de los palestinos, alejando la resolución del conflicto. En este mismo medio se reflexiona sobre si la medida tomada por el gobierno sueco es una estrategia interna o externa. Estas especulaciones se deben a que los inmigrantes musulmanes en Suecia se han convertido en el 6,5% de la población total del país y el reconocimiento de Palestina podría ser una forma de satisfacer a esa minoría.

Incluso, fuentes israelíes señalan que Lieberman estaría pensando en retirar al embajador de Estocolmo de manera definitiva, acabando con las relaciones diplomáticas entre Israel y Suecia.

Fuente de imagen: AP y Tempus Fugit



Editor de contenidos de Tempus Fugit. Es estudiante 3º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Fue colaborador de la Revista 'Nuestra' de Nebrija y en el portal Actualidad Nebrija.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.