.
.

El gran drama del CD Aviación, un modesto equipo que se queda sin campo


Santy Pérez Payá – Madrid 21/11/2014

El Club Deportivo Aviación sufre por la continuidad de su escudo al ver cómo el pasado martes las maquinas destruían el Pedro Vives, su terreno de juego desde hace más de 40 años. Muy a pesar de las reiteraciones en contra de su demolición, más de 300 jugadores y jugadoras tendrán que buscar otro césped para entrenar y jugar.

Muy lejos de los medios de comunicación, de la publicidad, del “glamour”, de los contratos millonarios y en general de la élite, un modesto club de fútbol está al borde de la desaparición al presenciar como desaparecía su templo futbolístico, su casa.

Mediante sentadas, aficionados y jugadores intentaron cortar el paso de las excavadoras que finalmente dejaron al “Avi” (como es conocido por sus aficionados) en ruinas para la supuesta futura construcción de viviendas. Según el Ayuntamiento de Madrid, esto son falsos rumores que tapan la verdadera intención de seguir con unos terrenos deportivos.

Desde el Ayuntamiento señalan que el campo de fútbol ocupaba de forma ilegal un terreno que es de propiedad municipal desde 1999. Dicha demolición deshace el proyecto de más de 300 futbolistas de todas las edades y acabando así con sus sueños. Se trata de un desahucio futbolístico.

Aquella fatídica jornada terminó con los chicos entrenándose ya casi sin luz en un parque cercano al campo que perdieron. Varios jugadores, entrenadores y directivos se habían encerrado a pasar la noche en las instalaciones pero pronto llegó la policía para desalojarlos entre lágrimas y aplausos de sus compañeros. Los trofeos conseguidos en 50 años de historia deportiva se veían en la calle.

Nos referimos a un club que posee a su primer equipo en primera regional, además de equipo femenino, juvenil, cadete, infantil, alevín, benjamín y prebenjamín.

Las generosas alternativas de los clubes “compañeros”

Este dramático suceso ha tenido repercusión en la Comunidad de Madrid y el Rayo Vallecano, a través de su presidente Martín Presas, ha cedido varias instalaciones de su ciudad deportiva para el Aviación dándoles así un soplo de esperanza a todos sus contribuyentes.

Representando el espíritu combativo de sus categorías inferiores, la directiva del Aviación ha declarado que “el club Aviador seguirá jugando y entrenando donde sea. Nadie va a matar al Aviación, nadie ni nada”. No piensan dejar atrás más de 50 años de historia.

Obviamente la enorme ayuda del Rayo Vallecano no puede ser infinita por lo que el Ayuntamiento de Madrid ha ofrecido al Club Deportivo Aviación el Campo de las Cruces, situado a 500 metros del antiguo e histórico “Avi”.

A la espera de próximas decisiones, tanto directiva como jugadores y sobretodo aficionados dan por seguro que este club no desaparecerá y que conseguirán otra ciudad deportiva donde podrán seguir haciendo lo que todos ellos desean: jugar al fútbol.

Fuente de la imagen: Club Deportivo Aviación



Estudiante de 3º de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.