.
.

CRÍTICA ‘El Hobbit: la Batalla de los Cinco Ejércitos’: el broche final a la obra de Tolkien


Eduardo García CancelaSan Diego, California 12/12/2014

‘El Hobbit: la Batalla de los Cinco Ejércitos’ es el último capítulo de la trilogía sobre el ‘Viaje inesperado’ (primera parte) del hobbit Bilbo Bolsón y los enanos de la Compañía de Thorin para liberar la Montaña Solitaria de la ‘Desolación de Smaug’ (segunda parte) y reconstruir el Reino de Erebor. En la gran pantalla, este tercer episodio deleitará a los fans de J.R.R. Tolkien pero aburrirá, en algunos momentos, al espectador de cine habitual.

Las tres películas de ‘El Hobbit’ han sido dirigidas por Peter Jackson, quién ya se encargó de la dirección de ‘El Señor de los Anillos’, también escrita por Tolkien. En esta entrega, Jackson tiene la responsabilidad de recrear una de las batallas más cruentas ocurridas en la Tierra Media, la Batalla de los Cinco Ejércitos. El tablero del juego es especialmente complejo en esta parte de la historia, en la que cada pueblo (enanos, elfos, humanos y magos) persigue su propio interés hasta que tienen que enfrentarse al mismo enemigo: Sauron y su ejército de orcos.

Fuera de la pantalla, después del estreno de ‘El Hobbit: la Desolación de Smaug’, se abrió otra guerra. En este caso, el hijo de J.R.R. Tolkien acusó a Jackson de centrarse en los efectos especiales durante el rodaje en vez de en la narrativa de la historia y las emociones de los personajes. La verdad es que, después de ver el final de la trilogía, los reproches del hijo de Tolkien parecen bien fundados.

Desde ‘El Señor de los Anillos: la Comunidad del Anillo’, los efectos especiales han sido el principal reclamo en los filmes de Jackson. Sin embargo, en el caso de ‘El Hobbit’, hay un excesivo uso de éstos. Especialmente en la última película.

Un ejemplo de ello es cuando Légolas (Orlando Bloom) hace acrobacias para salir de una torre que está sucumbiendo al vacío mientras, atención, lucha contra un orco. Estos efectos quedan demasiado falsos e innecesarios. Sin embargo, la recreación de escenarios como la Ciudad del Lago mientras está siendo abrasada por Smaug, la Montaña Solitaria o la mayoría de los estadios donde sucede la batalla, son impresionantes.

Otro punto débil es la estructura narrativa. La película comienza con la llegada de Smaug a la Ciudad del Lago, lo que podría haber sido el final perfecto para la segunda parte de ‘El Hobbit’, donde el dragón es el personaje principal. En la tercera entrega, este suceso se convierte en una introducción fuera de contexto. Esto, sumado a las interminables batallas que duran más de 45 minutos, hace que la producción resulte caótica y aburrida en algunos momentos.

Como novedad, el papel de la mujer se ve reforzado con la espectacular actuación de Evangeline Lilly en la piel de la elfa Tauriel. Sin embargo, el triángulo amoroso formado por ésta, el enano Kili (Aidan Turner) y Légolas se ve un poco forzado. Los dos primeros personajes se enamoran, literalmente, en treinta segundos de conversación. Jackson, a pesar de haber hecho tres películas sobre una misma novela, no ha conseguido plasmar este romance con la intensidad que Tolkien lo hace en el libro.

El reparto es excelente, empezando con el personaje principal, Bilbo Bolsón (Martin Freeman). Las marcadas expresiones faciales del actor consiguen elevar a la perfección los puntos cómicos de la historia. También, los ya mencionados Bloom, Lilly y Turner, hacen un buen trabajo con sus personajes.

Una vez más, Ian McKellen consigue una de las mejores actuaciones con su papel de Gandalf el Gris. También merecen una mención especial Richard Armitage, como un delirante Thorin, Cate Blanchett, en el papel de Galadriel, Luke Evans, como Bardo, y el actor de efectos especiales Benedict Cumberbatch, como Smaug y Sauron.

La fotografía y la banda sonora son sublimes, ayudando a trasladar al espectador cada detalle y cada sensación de la historia. El 3D funciona correctamente y hace más espectaculares los efectos visuales.

La película, que se estrenará en España el 17 de diciembre, dura dos horas y veinte minutos. Aunque sigue siendo bastante larga, queda muy lejos de los 235 minutos de ‘El Señor de los Anillos: las Dos Torres’.

En definitiva, ‘El Hobbit: la Batalla de los Cinco Ejércitos’, destaca por su calidad visual y artística, pese al uso excesivo de efectos especiales. Sin embargo, le hace falta trasladar la trama de una forma más humana, centrada en la historia de los personajes.

Valoración: 


Fuente de imagen principal: Warner Bros Pictures



Editor de contenidos de Tempus Fugit. Es estudiante 3º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Fue colaborador de la Revista 'Nuestra' de Nebrija y en el portal Actualidad Nebrija.


3 thoughts on “CRÍTICA ‘El Hobbit: la Batalla de los Cinco Ejércitos’: el broche final a la obra de Tolkien

  1. Mikel Marlasca

    Morí cuando el troll que lleva un triangulo derriba con la cabeza el muro!!! xD

    Pero muy buen artículo Edu, es verdad que en muchos casos las animaciones sobraban, mas inversion en buen maquillaje para los personajes y menos fantochadas imposibles, como que un orco se impulse (ya me diras en que) para salir del hielo como si fuera un delfin… En fin…

    Reply
  2. César de Echagüe

    Haces mención a la relación entre Légolas y Tauriel y de la incapacidad de Jackson para reflejar la pasión con la que Tolkien describe dicha relación. Sin embargo, he de decir que no recuero que Tolkien hablé en ningún momento de Légolas enamorandose de otra elfa, es más en El Hobbit ni siquiera aparece Légolas. Si esto equivocado pido perdón de antemano.

    Reply
    1. Eduardo García Cancela

      Lo primero perdona si esa parte del texto no me ha quedado muy clara y da lugar a confusiones.

      El romance sucede entre Tauriel y Kili que, según digo, son los que se enamoran en 30 segundos de conversación, y es esta relación la que Jackson, bajo mi criterio, no ha sabido explotar.

      Si bien, es cierto que en la película, no se si es solo una decisión cinematográfica, Légolas también está enamorado de Tauriel, con los problemas que eso conlleva para la relación con su padre.

      La película ni si quiera se ha estrenado en EEUU, por eso no quería ahondar mucho en detalles para no hacer spoiler, disculpas por eso y espero que haya podido responderte.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.