.
.

La transparencia se abre paso tímidamente en España


Sergio Rupérez – Zaragoza – 19/12/14

El Gobierno pone en marcha un portal de transparencia con más de 500.000 datos abiertos al público, entre los que se incluyen sueldos y contratos. La nueva herramienta representa un avance en trasparencia pero entraña dificultades de uso y aún no muestra toda la actividad institucional.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy ha puesto en marcha un portal de transparencia que pretende informar a los ciudadanos sobre los sueldos y contratos de la Administración Pública al igual que ya se hace en otros países de nuestro entorno.

La medida, anunciada por el Gobierno desde su llegada a La Moncloa, se une así al anuncio de una ley de transparencia que también entra en vigor durante estos días. La medida supone un avance en un país cuya oscuridad institucional es marcada pero que aún está lejos asomarse a las puestas en marcha en países como Reino Unido con años de ventaja en la materia.

Se han invertido unos 300.000 euros para poner en marcha el portal, una opción más austera que la presupuestada con anterioridad, que rondaba los 1,4 millones de euros y que ha sido posible gracias a la utilización de los medios de la propia Administración General del Estado. Para gestionar su funcionamiento, el portal contará con 36 personas dedicadas íntegramente a los distintos procesos del proyecto.

Datos disponibles

Los datos que ofrece el portal hacen referencia en especial a los sueldos de los altos cargos de la Administración pero también a información sobre la estructura institucional, curriculums y las leyes, tanto aprobadas como en anteproyecto.

Además, existe un apartado económico donde se pueden consultar subvenciones a partidos políticos, datos relativos a presupuestos, cuentas y un inventario de bienes inmuebles de la Administración General del Estado.

Los ciudadanos podrán solicitar a partir de ahora información al portal que deberán recibir en un plazo de unos 30 días, con la justificación del trámite correspondiente, y que podrán recurrir de al Consejo de la Transparencia en caso de no ser satisfecha la necesidad informativa planteada.

Reacciones a la iniciativa

Tras la presentación del portal de transparencia, las reacciones de los distintos partidos en la oposición no se han hecho esperar. Desde el PSOE, consideran un “fraude” el nuevo portal por “excluir los bienes de 257 altos cargos” y afirman que “el PP está incapacitado para hablar de transparencia”.

En Izquierda Unida, por otro lado, denuncian que el portal es “propaganda de cara a las elecciones” mientras que en UPyD se interesaron por el origen de la empresa que lleva el portal con el fin de saber si “ha incumplido la ley de contratos”.

Desde el propio Partido Popular, el Secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón ha afirmado que el Portal de Transparencia “es un antídoto contra la corrupción” y que permite “que los ciudadanos conozcan de primera mano lo que pasa en la Administración y, sobre todo, que la persona que toma decisiones en la Administracion sepa que éstas no quedan guardadas en un cajón“.

Ausencias y primeras deficiencias

Si bien el portal ha supuesto un avance en España en la búsqueda de la trasparencia institucional, las primeras complicaciones no han tardado en aparecer. Los datos alojados son en ocasiones difíciles de encontrar y las solicitudes de información pueden no verse satisfechas.

La terminología excesivamente técnica tampoco ayuda a que cualquier ciudadano pueda comprender los datos allí expuestos como sí ocurre en los portales de Reino Unido o Estados Unidos.

A estos problemas se suma la ausencia de diferentes datos como las visitas que se realicen a los ministerios e información sobre algunos altos cargos. Además, buena parte de la información reflejada ya se podía encontrar en la red, lo que elimina la novedad anunciada por el Gobierno.

Pero no solo de problemas de uso ha sufrido y sufre el portal. Desde su inauguración, ha presentado un grave problema de seguridad, que según el Ministerio de Hacienda ya ha sido resuelto, que supuso la visualización pública de datos personales de ciudadanos que consultaban el portal.

Alegría a medias

La apertura de un portal de estas características en España representa sin duda una buena noticia que abre la puerta a nuevas medidas similares en el futuro. Su aparición presenta eso sí importantes deficiencias, entre ellas la propia tardanza en ser puesto en marcha.

El Gobierno ha realizado un esfuerzo importante que, si bien ha de ser recibido con interés, no ha de hacernos caer en el conformismo. Otros países de nuestro entorno nos llevan una ventaja de años que debemos alcanzar si de verdad queremos ser una Democracia adulta que vele por la relación sin ataduras entre los representantes públicos y el conjunto de la sociedad.

Es un paso, pero aún nos queda mucho por hacer. Hemos de ser implacables pidiendo a nuestros políticos que pongan cuanto antes la transparencia entre los objetivos principales de sus agendas.

Fuente de la imagen: La Vanguardia



Blogger Redactor en Madeinzaragoza, OcioUrbanoZaragoza y ScennicMagazine. También en TempusFugitNews. Periodista en construcción...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.