.
.

Estado Islámico: el auge de la milicia yihadista más radical


Imagen de la ejecución en masa realizada por el Estado Islámico en Tikrit

Noemí Izquierdo – Madrid 02/01/2015

La organización terrorista más rica del planeta según Forbes, Estado Islámico, ha irrumpido en el panorama internacional pisando fuerte. Solamente en Siria, esta milicia yihadista ha sido responsable de la ejecución de casi 1.900 personas desde que proclamó el califato. Pero, aunque se haya comenzado a oír hablar de Estado Islámico este 2014, esta organización lleva activa varios años.

¿Cuándo se comenzó a gestar esta organización terrorista? EI, Estado Islámico, tiene su origen en el yihad que se establece en el año 1989 contra las tropas soviéticas que invadieron Afganistán. Tras la guerra civil iraquí y la correspondiente invasión estadounidense, la milicia adquiere un carácter más radical, ya que esa guerra civil supuso para Iraq una guerra contra el invasor y enfrentó a kurdos contra árabes y a sunitas contra chiitas.

Pero en 2013, fue cuando una facción de la milicia yihadista fue formando lo que actualmente conocemos como Estado Islámico, mediante la fusión de grupos yihadistas ya existentes.

Los conflictos que surgieron ese año entre Ramadhi y Faluya fueron tratados de modo incorrecto por el Gobierno de Bagdad y junto con la intervención de Estados Unidos en Iraq que eliminó la fuerza militar iraquí, creó un vacío de fuerzas que fue sustituido por milicias terroristas islamistas. Es decir, este vacío de fuerza militar, permitió la gestación de fuerzas islámicas como una fuerza muy capaz, con buenas fuentes de financiación, una organización magnífica y una gran fuerza militar.

Esta milicia siempre ha tenido un afán territorial, por ese motivo han convocado un “califato”, en Iraq y Siria, con la intención de persistir, ocupar el terreno y organizar la vida de la población.

Por otro lado, pretenden llevar a cabo una política de terror, con la decapitación de ciudadanos o con la captación de rehenes internacionales. De esta forma, proyectan esa imagen de terror que ellos desean hacia la sociedad internacional.

El auge

En junio de 2014, fue cuando esta milicia yihadista comenzó a hacer más ruido, al irrumpir en una de las ciudades más importantes de Iraq, Mosul, mientras el ejército iraquí huía ante el avance de tropas yihadistas. Esto permitió a Estado Islamico hacerse cargo de Mosul y proclamar su “califato islámico”.

Tras la huida del ejército iraquí, la única fuerza militar armada que plantó cara a EI, fue la de los kurdos, más conocidos como Peshmergas que significa “los hombres que se enfrentan a la muerte”.

Este incidente fue el que dio a conocer a Estado Islámico en el escenario internacional y apareció en las portadas de los medios de comunicación de todo el mundo, creando una alarma social. Por este motivo y con el objetivo de acabar con Estado Islámico, nace la coalición internacional, formada por más de 40 países como Araba Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Francia, Inglaterra, España, Alemania, Australia, Estados Unidos o Reino Unido.

La coalición internacional ha llevado a cabo ataques aéreos contra el territorio ocupado por Estado Islámico, los cuales no han sido efectivos, pero han provocado muchos daños colaterales en la población y en el territorio. Por este motivo, el papel de la coalición ha sido puesto en duda y se ha reclamado que tome más partido en el conflicto, enviando tropas sobre el terreno, para ayudar a las milicias peshmergas, que han sido las únicas eficaces en la lucha contra EI.

Sus recursos

Estado Islámico cuenta con un ejército de combatientes que vienen de todas las partes del mundo para luchar en nombre del Islam y que responden a la llamada de la organización terrorista de luchar “en nombre de Alá”.

Este es uno de los motivos que más preocupa a la coalición internacional que ha visto como ciudadanos musulmanes de casi todos los países del mundo han cruzado hasta Siria e Iraq para luchar en nombre de su Dios, lo que nos hace toparnos con una peligrosa radicalización de la religión musulmana.

La web especializada en terrorismo ‘Soufan Group’ ha elebarodo un documento en el que analiza la participación de combatientes extranjeros en Siria y cifra en 12.000 el número de personas extranjeras que se alinearon en las filas de Estado Islámico en el conflicto sirio, entre los que se encuentran ciudadanos de 81 países, muchos de ellos de Europa y Oriente Próximo. A la cabeza de Europa se encuentran Reino Unido y Francia. ‘Soufan Group’ señala que los motivos que llevan a militantes extranjeros a unirse a la “guerra santa” son diversos pero hacer la yihad sigue siendo la principal.

Por otro lado, EI cuenta con un arsenal de sofisticadas armas que junto a la financiación millonaria que consiguen a través de la venta de petróleo a precios tentativos, forma un peligroso combo.

Además, cuentan con una productora audiovisual que se encarga de la distribución de contenido sobre la organización en inglés, alemán y francés. Esta productora es un arma muy valiosa, sobre todo en cuanto a la hora de llamar la atención de posibles futuros combatientes para que se unan a su causa, o para llevar a cabo la política de terror en el mundo.

Al Hayat Media Center es el atavoz de los yihadistas, los cuales difunden mensajes en cualquier soporte y los responsables de los videos de ejecuciones de rehenes extranjeros que hemos podido ver en todo el mundo, como la decapitación del periodista estadounidense James Foley.

Fuente de la imagen: teinteresa.com



Estudiante de 4º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Actualmente en periodo de prácticas en el área web del diario económico Expansión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.