.
.

La ciudadanía revoluciona el mapa político


Sergio Rupérez – Zaragoza – 02/01/2015

La revolución ciudadana acaecida durante el 15-M ha desembocado en el surgimiento de Podemos, una nueva formación que quiere cambiar los esquemas de la política. Su aparición ha reducido el espacio electoral de los partidos generalistas, que se han visto obligados a renovarse para satisfacer las nuevas demandas ciudadanas.

El 15 de mayo de 2011 miles de personas salieron a manifestarse en hasta 50 ciudades de toda España pidiendo una Democracia más participativa y criticando el modelo establecido dominado, según los asistentes, por bancos y corporaciones con el beneplácito del bipartidismo PSOE-PP.

La Puerta del Sol madrileña fue el epicentro de una gran acampada surgida de las manifestaciones que se prolongó durante 25 días, apareciendo en numerosos espacios informativos, tanto nacionales como internacionales. Allí, se pidieron cambios en el funcionamiento del Estado y se elaboraron propuestas tales como el cambio de la ley electoral, la atención a los derechos sociales básicos, el rechazo de la corrupción y una Democracia más directa, entre otras.

Las propuestas nacidas en Sol y en otras tantas concentraciones ciudadanas a lo largo y ancho del país desembocaron en plataformas como la PAH, en favor de la defensa de los afectados por la hipoteca -liderada por Ada Colau– y en movimientos políticos como Podemos, la gran novedad de este 2014, cuyo máximo líder es Pablo Iglesias.

Podemos: la ciudadanía toma la palabra

El descontento social, reflejado en las protestas del 15-M, y multiplicado con la extensión de la crisis y los duros recortes emprendidos por los distintos gobiernos, precipitó el surgimiento del movimiento ciudadano denominado Podemos.

Nacida en enero de 2014, en base al manifiesto Mover ficha: convertir la indignación en cambio político, la nueva formación encabezada por el profesor Pablo Iglesias llegó para cambiar el tablero político y terminar con la hegemonía de los partidos tradicionales, la denominada “casta”, según sus impulsores.

El crecimiento del movimiento, hoy constituido como partido político, ha sido constante desde su aparición, conociendo su mayor hito electoral en las pasadas elecciones europeas, donde se alzó como cuarta fuerza más votada por detrás de PP, PSOE e Izquierda Plural. Su programa, que abogaba en un principio por el impago de la deuda y las grandes nacionalizaciones entre otras propuestas, viró, tras constituirse como partido, hacia medidas de corte socialdemócrata de la mano de los catedráticos Juan Torres López y Vicenç Navarro.

Tras su consolidación como alternativa de gobierno el pasado año, el 2015 será el momento en el que Podemos pueda demostrar si el apoyo popular mostrado en los comicios europeos se traduce en un éxito en las próximas elecciones locales y autonómicas, verdaderos medidores de lo que depararan las votaciones para ocupar La Moncloa.

Crisis del bipartidismo

El surgimiento de Podemos ha traído consigo una profunda crisis de los partidos generalistas, en especial de los dos grandes, el PSOE y el PP. La formación conservadora, que ganó las elecciones con mayoría absoluta en 2011, ha perdido, según los sondeos, votos día a día. Las elecciones europeas, que ganó el popular Miguel Arias Cañete, ya supusieron un toque de atención a los de Génova 13, que vieron como la irrupción de Podemos reducía, tanto su margen de maniobra, como el de los socialistas.

Las últimas encuestas de voto, como la publicada por El Diario.es, revelan que el PP ganaría las elecciones si se celebrasen hoy pero perdería cerca de 20 puntos en comparación con el año 2011, pasando del 45,2% al 29,9% del voto. Los casos de corrupción, en los que se ha visto envuelto el partido en los últimos meses, principales razones del hundimiento del voto.

En el caso del PSOE, el descenso del voto también ha sido una constante durante todo el año. Las elecciones europeas supusieron la confirmación del descalabro de los de Ferraz que se colocaron como segunda fuerza con tan solo el 10,35% del voto. Los duros recortes, emprendidos por Zapatero en su segunda legislatura, venían costando caro a los socialistas y el surgimiento de Podemos ha terminado por reducir su campo de acción.

Voto ELDIARIO

Fuente: Eldiario.es

En el citado sondeo de El Diario.es se observa, eso sí, una recuperación leve con la llegada de Pedro Sánchez a la secretaría general, pero los socialistas siguen cediendo pese a todo el 15, 1% de los votos a Podemos y el 12,6% a la abstención. Si hoy se celebrasen elecciones serían segunda fuerza con el 24, 1% de los votos, cada vez más cerca de la formación de Iglesias, que irrumpiría con el 21,7% de los votos.

Otros sondeos, como el realizado por Metroscopia para el diario El País, afirman, por otro lado, que sería la formación de Sánchez la ganadora de los comicios generales con un 27,7 % de los votos y que Podemos quedaría como segunda fuerza por delante del Partido Popular.

Encuestas a parte, es evidente que el bipartidismo cede terreno ante la nueva formación morada, un cambio de tornas cuyo mayor damnificado es también Izquierda Unida, que se coloca como cuarta fuerza y que tantea ya pactos con Podemos de cara a las elecciones para evitar su posible irrelevancia política.

Regeneración obligada

Los partidos generalistas han visto como el desencanto ciudadano, materializado en formaciones como Podemos, les ha restado votos y por ello ha comenzado a presentar medidas de regeneración para intentar satisfacer las nuevas demandas ciudadanas.

El Partido Popular, que se ha visto inmerso en numerosos casos de corrupción como la Operación Púnica y el Caso Bárcenas, ha propuesto una ley de transparencia, aprobada por el ejecutivo de Mariano Rajoy, y otras medidas como la eliminación de las puertas giratorias, la dedicación exclusiva de los altos cargos y la declaración de honorabilidad para desempeñar sus funciones.

En el PSOE, también envuelto en escándalos de corrupción como el caso ERE de Andalucía, han aprobado un código ético de cargos que regulará a partir de ahora la actividad de los mismos y han propuesto, entre otras medidas, un endurecimiento del código penal para delitos de corrupción, la limitación de cargos, la extensión de la transparencia y la revisión de la ley de indultos y aforamiento.

Desde Izquierda Unida, han lanzado un plan integral de regeneración democrática que aboga, entre otras medidas, por la no prescripción de los delitos de corrupción y la ampliación a 30 años de inhabilitación política a los condenados por este delito.

Otras formaciones como UPyD proponen leyes eficaces contra la corrupción, una verdadera separación de poderes y una ley de transparencia exigente mientras que Ciudadanos apuesta también por perseguir la corrupción y dificultar su aparición.

Lección ciudadana

La profunda crisis que ha sufrido y sufre nuestro país, en el contexto europeo en el que nos encontramos, ha afectado a la calidad de vida de los ciudadanos. Los recortes a los que la sociedad se ha visto sometida han disminuido el Estado de bienestar y han eliminado, en algunos casos, derechos imprescindibles, creando pobreza y malestar social.

Los partidos políticos generalistas no han sabido responder a las demandas ciudadanas y por ello ésta se ha refugiado en masa en movimientos, que si bien han de ser recibidos con interés, sostienen en ocasiones discursos populistas que no contribuyen a encontrar soluciones reales a los problemas sociales.

Nuestros políticos han de aprender la lección que le han dado los ciudadanos y tienen la obligación de actuar con honorabilidad buscando respuestas a las demandas de la sociedad. El mundo ha cambiado, hoy la ciudadanía no se conforma, han de ser implacables con la corrupción y en su agenda ha de aparecer siempre el bienestar del país.

El año 2014 que despedimos nos deja un panorama de profundos cambios que seguro van a deparar un 2015 plagado de acontecimientos relevantes que terminaran por confirmar que un nuevo tiempo político ha comenzado en España.

Fuente de la imagen: Uly Martin (El País)



Blogger Redactor en Madeinzaragoza, OcioUrbanoZaragoza y ScennicMagazine. También en TempusFugitNews. Periodista en construcción...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.