.
.

Malala, icono de la igualdad de la mujer


Yasmina Herrero Señalada – Zaragoza 02/01/2015

El pasado mes de octubre se premió a Malala como Premio Nobel de la Paz 2014 por defender la educación y escolarización de las mujeres. Se trata de la primera menor edad en recibir dicho galardón.

Malala, con tan solo 17 años, sorprende al mundo por su capacidad de lucha y sus ganas de vivir. Esas ganas de vivir han hecho que esté viva hoy, tras un disparo que recibió en la cabeza por parte de los talibanes el 6 de octubre de 2012. Tras ello, logró salir del coma inducido sólo unas semanas después en el hospital de Birminham, Inglaterra, donde se estuvo recuperando de las heridas.

Tras su recuperación volvió con un gran ímpetu de lucha y poder, donde el miedo, la desesperanza y la debilidad desaparecieron de ella. Esa gran lucha le ha llevado al sitio donde se merece estar, es decir, ser el Premio Nobel de la Paz de 2014.

Malala y su actividad por el mundo

Malala, con su intervención, se ha convertido en un símbolo mundial de la libertad, de la igualdad de la mujer y sobre todo, de la educación. Aparte de ser galardonada como Premio Nobel de la Paz, también ha recibido el Premio Saharov donde el Parlamento europeo destaca la lucha de la libertad de prensa.

La historia de Malala empezó cuando tenía doce años, en el 2009. En esas fechas ya era toda una defensora de la educación y se dedicó a escribir en un blog de la BBC donde manifestaba bajo el seudónmio Gul Makay:

Tengo derecho a la educación, a jugar, a cantar, a ir al mercado, a que se escuche mi voz (…) En el mundo las chicas van a la escuela libremente y no hay miedo, pero en Swat cuando vas a la escuela tienes mucho miedo de los talibanes. Ellos nos matarán. Nos lanzarán ácido a la cara. Pueden hacer cualquier cosa”.

Una lucha que nunca acabó

Esas líneas que escribe Malala tuvieron un eco importantísimo ya que los talibanes controlaban el valle de Swat, al noroeste pakistaní, e impusieron una versión muy rigurosa del Islam, en la que se destacaba la prohibición de que las niñas fueran a la escuela. En el año 2010, el ejército pakistaní logró expulsar a los talibanes y el Gobierno le concedió a Malala el premio nacional por su defensa de la educación. 

El lado negativo es que los talibanes intentaron acabar con la vida de Malala con ese disparo en el año 2012, pero resultó ser un fracaso, ya que logró sobrevivir y así consiguió difundir su mensaje de protesta.

En la actualidad, la hemos visto apoyando a las familias de las secuestradas en Nigeria por Boko Haram e hizo un viaje allí para mostrarles su apoyo incondicional. También se entrevistó con el presidente de EE.UU, Barack Obama, quien le mostró su afecto. Además, la  periodista británica, Cristina Lamp, publicó en 2013 una autobiografía  titulada ‘Yo soy Malala’.

Nada de todo lo acontecido ha cambiado a la joven, que a día de hoy quiere volver a su país y se muestra a favor del diálogo con los talibanes.

Algunas frases de Malala que han tenido eco:

“Un niño, un profesor, un libro y una pluma pueden cambiar al mundo. La educación es la única solución”. Discurso ante la Asamblea General de la ONU

“Que las mujeres sean independientes y peleen por ellas. Es tiempo de pelear. Llamamos a los líderes mundiales a cambiar sus estrategias”. Declaración en la sede de las Naciones Unidas

“Algunos niños no quieren consolas, quieren un libro y un bolígrafo para ir al colegio”. Discurso ante el Parlamento Europeo

“Vivimos como una familia de naciones, es necesario que cada miembro de esta familia reciba oportunidades iguales de crecimiento económico, social y especialmente educacional (…) Si un miembro se rezaga, el resto nunca podrá continuar hacia delante”. Discurso ante los miembros de la Commonwealth

“Mi meta no es obtener el Premio Nobel de la Paz. Mi meta es conseguir la paz y mi objetivo es ver la educación de todos los niños”. Entrevista a la BBC

“Teníamos dos opciones, estar calladas y morir o hablar y morir, y decidimos hablar”. Premios Convivencia de Valencia, España

“La educación es un poder para las mujeres, y eso es por lo que los terroristas le tienen miedo a la educación. Ellos no quieren que una mujer se eduque porque entonces esa mujer será más poderosa”. Entrevista en The Daily Show

“La educación no es oriental y occidental, la educación es educación y es el derecho de cada ser humano”. Discurso en la Biblioteca de Birmingham

“Hubo un momento en que las mujeres activistas pidieron a los hombres que lucharan por sus derechos. Pero esta vez vamos a hacerlo por nuestra cuenta”. Discurso ante la Asamblea General de ONU

“Si se quiere acabar la guerra con otra guerra nunca se alcanzará la paz. El dinero gastado en tanques, en armas y soldados se debe gastar en libros, lápices, escuelas y profesores”. Discruso ante el Banco Mundial

“Sabía que me iban a disparar, pero no quise parar mi campaña (contra la influencia talibán y a favor de la educación). Estaba preparada para que me dispararan”. Mensaje en la presentación de su libro, Yo soy Malala

“La mejor forma de luchar contra el terrorismo y por la educación es a través de la política. Por eso lo elegí, porque un médico solo puede ayudar a una comunidad, pero un político puede ayudar a todo un país”. Entrevista con la agencia EFE

“La voz tiene poder, la gente escucha cuando hablamos; no se trata de combatir el terrorismo con la violencia sino con las palabras”. Recibimiento del Premio Convivencia

“No queremos políticos que tomen todas sus decisiones con el único objetivo de imponer sus ideologías, lo que queremos es que escuchen a la gente”. Palabras ante el director del Banco Mundial

“Muchas veces me pregunto: ¿hago los deberes o me concentro en el libro? ¿Hago los deberes o trabajo en la fundación Malala? Ambas cosas son importantes, pero entonces pienso, Malala, si pierdes 10 minutos viendo la tele o jugando al criquet está bien”, entrevista con EFE

“Los terroristas pensaban que podrían cambiar mis objetivos y frenar mis ambiciones, pero nada cambiará mi vida excepto esto: la debilidad, el miedo y la desesperanza. La fuerza, el poder y el valor nacieron”. Declaración tras recuperarse del atentado de 2012

17. “Parte de la naturaleza humana es que no aprende la importancia de nada hasta que se nos arrebata algo de nuestras manos”. Entrevista en The Daily Show

En este año 2014, Malala ha sido un gran ejemplo para muchas mujeres pakistaníes que están a favor de esa causa, pero también ha conseguido llevar su mensaje a todos los rincones del mundo.

Fuente de la imagen: www.lakesideconnect.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.