.
.

La preocupante contaminación de Madrid


Santy Pérez Payá – Madrid 16/01/2015

El aire de la capital es cada día más perjudicial para la salud. Madrid lleva seis años superando los límites de contaminación establecidos por la Unión Europea y este inicio de año no ha sido diferente. La alcaldesa Ana Botella, antes de tomar ninguna decisión, ha preferido esperar a las lluvias para darle un respiro a la ciudad.

Basta con alejarse unos kilómetros de la capital para comprobar la enorme boina marrón que reside en la ciudad. Ya casi parece parte del paisaje porque ya vamos a encaminar el séptimo año consecutivo en el que Madrid supera con creces las restricciones establecidas por la Comunidad Europea. Han bastado menos de dos semanas para hacerlo y es que seis estaciones han sobrepasado el límite legal de aire contaminado para lo que queda de 2015. Los puntos de medición han sido Ramón y Cajal, Villaverde, Barrio del Pilar, Ensanche de Vallecas, Plaza Elíptica y Sanchinarro.

Aunque no parezca muy respetada, por lo menos desde el Ayuntamiento de Madrid, la normativa europea establece un valor límite horario de dióxido de nitrógeno (NO2) de 200 microgramos que no debe superarse en más de 18 ocasiones al año.

En mayo de 2013, la alcaldía de la capital solicitó a la Comisión Europea una prórroga para cumplir con los límites de contaminación generados en gran parte por los vehículos diésel. Por supuesto fue rechazada y actualmente la comunidad de Madrid tiene abierto un expediente que puede terminar en una cuantiosa multa.

A pesar de esto, Ana Botella asegura que el Plan de Calidad del Aire de Madrid ha disminuido la contaminación de dióxido de nitrógeno un 20 % desde su aprobación hace cuatro años. Y añade además que se tienen que aprobar restricciones de tráfico junto a limitaciones de velocidad para evitar tanta aglomeración de partículas contaminantes. Sin parecerle suficientes estas “medidas”, ha enviado una carta a la UE pidiendo restricciones en la fabricación de vehículos y facilitar otros modos de transporte.

Ante la inactividad de las autoridades competentes, Ecologistas en Acción presentaron a finales de diciembre una denuncia penal contra el Ayuntamiento de Madrid. El portavoz de esta asociación declaró: “Hemos presentado la denuncia porque no hay manera humana de que el Ayuntamiento de Madrid haga nada. Y ya son seis años consecutivos en que se incumple la normativa europea sobre contaminación. Los ciudadanos estamos indefensos”

Además, hay que añadir la incursión de otro peligroso contaminante, el ozono troposférico (O3). Más de la mitad de los puntos de medición de la capital registraron más de 25 superaciones del límite legal en tan sólo ocho horas (120 microgramos por metro cúbico de aire).

Y parece que la contaminación no tiene consecuencias pero los primeros afectados son los ciudadanos. Respirar aire contaminado conlleva riesgos para la salud. Afecta directamente a enfermedades bronquiales como el asma bronquial pero también puede asociarse a patologías cardiovasculares, neurálgicas, hematológicas e incluso llegar al nivel circulatorio.

O no se toman medidas contra los países que ignoran las restricciones, o los organismos que las imponen no se hacen respetar o igual se tienen que aprobar nuevas leyes pero el caso es que la contaminación sigue siendo un problema real y no parece que sea ni mucho menos una de las principales preocupaciones de los ciudadanos y de los gobiernos.

Fuente de la imagen: www.ecologistasenaccion.org



Estudiante de 3º de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.