.
.

PSOE y PP, unidos contra el yihadismo


Sergio Rupérez – Zaragoza – 06/02/2015

Rajoy y Sánchez firmaron el pasado lunes el pacto antiterrorista que busca hacer frente a la ofensiva yihadista tras los atentados de París. Los socialistas, contrarios a la cadena perpetua revisable incluida en el texto, prometen derogarla y anuncian un recurso al Tribunal Constitucional.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, el socialista Pedro Sánchez, firmaron el pasado lunes un pacto contra el terrorismo que pretende frenar el avance del yihadismo en España.

Con el acuerdo, se busca “afianzar la unidad en defensa de las libertades y en la lucha contra el terrorismo” según reconocen ambos firmantes, y expresar así mismo la “firme voluntad de mantener la unidad de los demócratas contra el terrorismo y de asumir y de cumplir los compromisos” detallados en el documento.

La firma del pacto ha llegado, eso sí, con polémica, ya que el PSOE reconoce no estar de acuerdo con la prisión permanente revisable incluida en este, máxima pena en el nuevo Código Penal aprobado por el Gobierno, y por tanto su refrendo ha levantado ampollas entre algunos seguidores socialistas. Desde Ferraz han confirmado que derogarán la pena cuando gobiernen y que presentarán un recurso al Tribunal Constitucional, desmarcándose así de esta controvertida parte del pacto.

En el resto de grupos de la oposición las opiniones son dispares. Tanto Izquierda Unidad como UPyD han anunciado que no firmaran el texto mientras que otros grupos como Coalición Canaria, Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias sí apoyarán el acuerdo firmado entre el Gobierno y el PSOE.

Las claves del pacto

El texto acordado por los dos líderes, Rajoy y Sánchez, en La Moncloa, pretende luchar contra la lacra terrorista y defender además las libertades de los ciudadanos, según apuntan en el documento.

En el mismo se incluyen medidas tales como el endurecimiento de las penas por delitos de terrorismo que, gracias a la reforma del Código Penal, abre la puerta a la cadena perpetua revisable, las reformas legislativas que mejoren la investigación criminal de estos delitos, entre las que se encuentra la futura Ley de Enjuiciamiento Criminal, la vigencia del recuerdo y honra de las víctimas, la garantía de recursos tanto materiales como humanos para perseguir el terrorismo, la puesta en marcha de políticas para erradicar cualquier tipo de comportamientos xenófobos y discriminatorios y la promoción en el marco europeo de la prevención, persecución y cooperación en materia terrorista.

Además, el texto añade la necesidad de promover en el Congreso iniciativas similares al citado pacto que puedan generar un amplio consenso parlamentario. Una llamada a la unidad que tanto Sánchez como Rajoy han compartido pese a sus roces respecto a la prisión permanente revisable.

División en el PSOE

La firma del pacto antiterrorista no ha estado exenta de polémica. Los primeros minutos posteriores al acuerdo, algunos políticos y simpatizantes socialistas cuestionaron, a través de las redes sociales, que Sánchez avalara un texto que incluía la cadena perpetua revisable. “Estoy contra esa figura penal en la reforma del Código. Y veo el pacto perjudicial para la credibilidad PSOE”, afirmaba en Twitter Odón Elorza, exalcalde de San Sebastián, uno de los más críticos con el acuerdo.

Más tarde, el portavoz de grupo parlamentario socialista, Antonio Hernando, aclaraba a los medios de comunicación que el PSOE firmaba el pacto de Estado ya que “antepone a unidad del Estado contra el terrorismo, en este caso el yihadista, incluso a los intereses partidistas o ideológicos” pero que “eliminará del Código Penal la prisión permanente revisable a la que se remite el pacto firmado por los dos principales partidos políticos del arco parlamentario” al no compartir los socialistas esta cuestión.

No obstante, y pese a las aclaraciones, los barones socialistas han reclamado al partido que explique bien el pacto a los ciudadanos, para evitar confusiones, alejando así los rumores de una futura gran coalición entre populares y socialistas.

Reacciones al pacto

El pacto ha despertado reacciones de todo tipo entre los grupos políticos, incluidos los firmantes. Desde el PP, el portavoz de campaña para las elecciones municipales y autonómicas, Pablo Casado, ha afirmado que el pacto “contribuye a mejorar la libertad y la seguridad de los ciudadanos”. Mientras, en el PSOE, dicen estar “orgullosos y satisfechos” del pacto y se han mostrado seguros de que “no tendrá coste electoral ni interno”

En IU, el portavoz de Justicia de Izquierda Plural, Gaspar Llamazares, ha afirmado que el pacto parece el abrazo de “dos boxeadores sonados en medio de la lona” y ya ha adelantado que su grupo intentará obstaculizar su tramitación parlamentaria por su cuestionable constitucionalidad. Por otro lado, UPyD ha tildado de “chanchullo” y “chapuza jurídica” el acuerdo, según ellos nacido al calor del “oscurantismo bipartidista”

Desde Podemos han lamentado por otra parte el “recorte de libertades”, ya que creen que “el terror se combate como mas Democracia”.

Luchar contra el terror, sin perder libertades

La firma del pacto antiterrorista por parte del Gobierno y el PSOE demuestra que los países europeos han tomado conciencia de los peligros que entraña este nuevo tipo de terrorismo, que sueña con atemorizar a la sociedad occidental, poniendo en marcha medidas que buscan prevenir futuros atentados y defender el Estado de derecho.

Estos acuerdos deben plantearse, eso sí, con sumo cuidado, sin coartar en ningún momento las libertad de los ciudadanos y sin dejarse llevar por el nerviosismo y la paranoia colectivos que pudieran desembocar en cualquier tipo de discriminación o intimidación.

La lucha contra el terrorismo yihadista es un gran reto al que deben enfrentarse las sociedades democráticas, más si cabe tras brutales asesinatos como el ocurrido hace apenas un mes en la redacción del semanario satírico francés, Charlie Hebdo, en París.

Nuestros líderes deben dar ejemplo y hacer frente a esta preocupante situación con decisión y altura de miras pero sin por ello sacrificar la libertad de expresión que caracteriza a las sociedades libres y civilizadas.

Fuente de la imagen: www.elpais.com 



Blogger Redactor en Madeinzaragoza, OcioUrbanoZaragoza y ScennicMagazine. También en TempusFugitNews. Periodista en construcción...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.