.
.

Ángel Sastre: “Es necesario que volvamos a pagar por la información de calidad”


Ángel Sastre

Con una mochila a la espalda, la cámara, el trípode y el micrófono, Ángel Sastre se recorre el mundo de noticia en noticia. No necesita a nadie, él se lo guisa y él se lo come. Graba, locuta, monta y edita sus propios reportajes.

Como él mismo se denomina, es uno de los nuevos periodistas multimedios. Aunque es freelance, trabaja de corresponsal para medios españoles como Onda Cero, Cuatro o el diario La Razón. Actualmente se encuentra en Buenos Aires, pero no pone ninguna pega en atendernos por Skype.

Actualmente, con la globalización de la información, generamos más información que nunca. Pero los medios tienden a fusionarse en grandes grupos editoriales, por lo que, ¿cree que pese a que la información es mayor, la pluralidad se reduce día a día?

Es cierto que hay más información gracias a los medios, pero estos cada día están más controlados por el poder. La publicidad en internet, todavía no es lo suficientemente fuerte y no genera beneficios. Entonces, lo que antes se ganaba vendiendo periódicos o con la publicidad, quien está manteniendo a esos diarios son los grupos de poder. Por este motivo, los medios tratan de complacer a distintos grupos, reduciendo de esta manera la pluralidad en la información. Precisamente por esto, es necesario que volvamos a pagar por la información.

Ángel Sastre 3

Según lo que acaba de contarnos, ha habido una unión entre el poder mediático y el poder económico. ¿Cree que la función de contrapoder de los medios se ha perdido?

Sí, se está perdiendo porque es costoso y lleva dinero hacerlo. Además, tampoco interesa porque los medios buscan complacer a estos grupos de poder, que son los accionistas de sus medios. Por lo que la información se va a mover en el orden que a estos grupos les interese.

La inmediatez de la información puede ser otro enemigo para el periodismo, según su experiencia personal, ¿cree que por intentar ser el primero y elaborar rápidamente una noticia, muchas veces queda en segundo lugar el verificar, contrastar y ser crítico con la información?

No es tanto por la inmediatez, sino por la falta de presupuesto e inversión en la investigación periodística. Ya nos hemos vuelto locos con la revolución de internet, de ser los primeros en contarlo. Ahora debemos buscar la forma de competir con otros miembros, haciendo información de calidad, y no bebiendo todos de la misma fuente, las agencias de comunicación. Y para eso, necesitamos dinero.

Al hablar de Internet, no podemos mirar para otro lado respecto al llamado ‘periodismo ciudadano’. Con la revolución de las redes sociales, hoy todo el mundo informa. ¿Qué opina de este tema?

Prefiero no llamarlo periodismo, si no denuncia u opinión. Si ya empezamos a decir que eso es periodismo, dejemos de estudiar la carrera y cualquier persona que se ponga a tuitear o sacar fotos en una manifestación es un periodista. Para mi, es una forma de expresión, de manifestarse y de denuncia, pero no es periodismo.

Ángel Sastre 4

¿Cree que Internet también puede ser beneficioso para el periodismo, dando espacio a la información que no tiene cabida en la Agenda Setting, ni por lo tanto en los medios de comunicación convencionales?

Internet es una doble arma, puede ser muy útil o puede acabar con nosotros. Es como todo, hay que saber utilizarlo. Una de las cosas buenas que nos pueden servir los periodistas es la capacidad ilimitada de la web. De esta forma se pueden cubrir todos los conflictos del mundo, para un público interesado en la información internacional. Pero para esto, hace falta inversión. Es necesario pagar por la información, sobre todo en Internet. Si seguimos por este camino, ser periodista va a ser una profesión de élite y sólo se podrá dedicar al periodismo el que tenga dinero para costearse el buscar la información.

Iraq, Siria, Colombia, Ucrania o Río de Janeiro son algunos de los destinos en los que ha trabajado en busca de la noticia, ¿qué lugar le ha impactado más?

Sin duda, el que más me ha marcado ha sido Siria, precisamente en Alepo. Lo más fuerte que he vivido en mi vida. No creo que haya un lugar más peligroso para un periodista que Siria. Tuvimos secuestros, nos dispararon, me explotó una granada… es un conflicto que sigue medio olvidado, pero mueren personas todos los días.

En los reportajes que ha realizado, saca a la luz el lado más humano del conflicto, haciendo visible los daños colaterales de las guerras y los enfrentamientos armados. Después de ver los rostros de sufrimiento de las víctimas de diferentes lugares del mundo, ¿cómo es tratar con gente que lo está pasando tan mal y luego seguir con tu vida?

Muchas veces uno se siente culpable, un poco mercenario, porque luego te vas al hotel y te llevas tu dinero por la historia. Es muy difícil no implicarse, pero hay que intentar pensar que estás haciendo todo lo que puedes denunciando esta situación y haciéndola visible al mundo.

Finalmente, ¿cree en el periodismo preventivo como una solución para evitar conflictos armados?

No tanto para evitar el conflicto, sino para avisar de que está ahí, que puede estallar en cualquier momento y que hay que prestarle atención. Es una herramienta poco usada, precisamente por la falta de capital, que es uno de los mayores lastres del periodismo.



Estudiante de 4º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Actualmente en periodo de prácticas en el área web del diario económico Expansión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.